Lunes 26 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Merkel: “pactos violados”, “criterios falseados” y “reformas estructurales”

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

Los discursos de Merkel en campaña interesan poco. En España lo que no interesa al poder se relega, no existe, o así lo creen o simulan creer

Barcelona. A la prensa y tele les interesa más la campaña en USA (donde se ha aludido a España sin profundizar) que las directas afirmaciones de Merkel, que no se ha ido por las ramas afirmando que Europa necesita cinco años o más para superar la crisis, y los necesita porque se han falseado datos y violado pactos.

Merkel no se ha ido por las ramas afirmando que Europa necesita cinco años o más para superar la crisis, y los necesita porque se han falseado datos y violado pactos

Más alto imposible en cuanto a España. Y si un Estado falsea los criterios, por lo tanto los datos, es un Estado corrupto y corrompido. “Necesitamos rigor”, dice.

¡Pobre ingenua! En un País donde la ciudadanía vota a los partidos que han saqueado hasta la quiebra las cajas de ahorros, PP, PSOE, PSC y CIU, o sea, la gran corrupción se acepta, que se falsifiquen datos o se burlen pactos para que Bruselas o Berlín creen fondos de rescate o concedan créditos, se considera normal, hasta de inteligentes.

Si inventar datos y documentos para la concesión de un crédito o hipoteca, o engañar a viejos ahorradores, y falsificar balances bancarios, no mueve a la Fiscalía, obediente al Gobierno de turno ¡y no se detiene a nadie! indicando la laxitud y hasta impunidad con que se trata en España los evidentes delitos cometidos por político-financieros, engañar a Europa, repito, es una virtud. Es obvio deducir por sus discursos que Merkel se siente estafada por Zapatero y Rajoy, por España.

Lo de las “reformas estructurales” puede repetirlo tantas veces como le apetezca, ¡ni caso! Aquí no se suprime ni un solo concejal, ni menos consejos comarcales, diputaciones, comunidades, senado, consorcios, empresas públicas, y demás mamandurrias para políticos. Con recortes e impuestos a cargo del populacho ¡ya se reestructura!

Y en la seráfica Cataluña, que de nuevo se convertiría con la independencia en el oasis catalán predicado por el charlatán Jordi Pujol, Artur Mas dale que dale con su independencia dentro de Europa y la Eurozona.

En un país donde la ciudadanía vota a los partidos que han saqueado hasta la quiebra las cajas de ahorros, la gran corrupción se acepta, que se falsifiquen datos se considera hasta de inteligentes

Otra muestra del poco respeto de nuestros políticos no ya a sus votantes, en este caso los independentistas catalanes, sino a todos los catalanes. Artur Mas sabe, como cualquiera, que el dilema en Alemania y Europa se centra en arrastrar a España, una Grecia multiplicada por varios y desconocidos dígitos, y con falsedades que arrancan desde los pactos para la adhesión al euro, y que el chirrido de uno o dos millones de catalanes (un barrio de Berlín o París) no es que no se oiga, ni siquiera se pasa olímpicamente, preocupa y mucho en negativo para la independencia por cuanto afecta a una deuda que perciben como incobrable.

Hoy la prensa y tele se llena del viaje a Moscú y las ‘investigaciones’ por las muertes en el estadio Madrid Arena. En este caso la fantasía sobre ese inútil viaje se solapa ante una cruel realidad: ni aforo, ni entradas, ni controles, ¡ni gaitas! interesaban, y cuanto más descontrol y vigilancia mejor, y lo ¡sabe todo el mundo, o los interesados!… porque cuanta más anarquía más droga se vende.


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario