Sábado 01 de octubre de 2016,
Bottup.com

“Mi objetivo a largo plazo es ser Presidenta de la República de Bolivia”

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Entre las enconadas posturas del oficialismo y la oposición regional al Gobierno, la generación más joven de Bolivia se prepara para cuando llegue su verdadero momento

Image
Adriana Gil en los estudios de Radio Santa Cruz (P. Ll)

SANTA CRUZ DE LA SIERRA (Bolivia) // El equilibrio de poder en Bolivia es actualmente bien frágil
y heterodoxo en cuanto a estructuras. Frágil porque está en el aire, un aire
viciado por procesos que andan con afán funambulista por la cuerda floja, como
el proceso constituyente o las declaraciones unilaterales de autonomía de
algunos departamentos previstas para el próximo sábado día 15.

Heterodoxo, porque aunque existe la oposición en la
tradicional forma de partidos políticos, ésta no es ya relevante. No ocupa un
lugar. Su papel lo desempeñan los poderes regionales contrarios al Gobierno.
Poderes que exceden lo administrativamente político, como es el caso de los
comités cívicos, con el de Santa Cruz a la cabeza.

“La política son cuatro puntos: vocación, riesgo, formación e
información”
“Los constituyentes se
dormían, no sabían lo que votaban. [Esta Constitución] Está muerta. Puede servir para 165
constituyentes de partido, pero no para 9 millones de bolivianos”
“Yo no creo
en el conflicto camba-colla. Es artificial y, además, tiene peligrosos tintes
hitlerianos”

Son dos fuerzas, el oficialismo del MAS de Evo y el
regionalismo autonomista, que por desgracia no parecen estar dispuestas a
entenderse. Se habla de posible violencia. Se radicalizan medidas –sólo en la
ciudad de Santa Cruz de la Sierra hay más de 1.000 huelguistas de hambre contra
el Ejecutivo-; y comienzan a verse casos de violencia sectaria: en la misma
ciudad hace tres días miembros de las Juventudes Cruceñistas apalearon
brutalmente a un hombre, al grito de ‘indio de mierda’, por considerarlo un
vecino del pobre barrio del Plan 3000, pequeño oasis ‘masista’ en este desierto
autonomista.

¿No hay sitio para términos medios, para otros caminos? Por
suerte, aunque de manera muy incipiente, parece que sí. Y provienen de la
juventud. Chavales de no más de 25 o 26 años que se informan constantemente a
diario, que hablan de política con sus padres –quienes jugaron algún tipo de
papel político años atrás- y que critican duramente al gobierno de Evo, pero
que abominan al mismo tiempo de ciertos métodos de la oposición de facto y
rechazan absolutamente la oposición de ‘los de siempre’.


Joven pero con experiencia

Un buen ejemplo de todo esto podría ser Adriana Gil, a quien
conocí en los estudios de Radio Santa Cruz el pasado lunes. Cruceña de 25 años,
esta joven de aspecto delicado y a la moda fue ni más ni menos que la líder de
las juventudes del MAS a nivel nacional, además de concejal suplente por este
partido en el ayuntamiento de su ciudad, feudo antimasista donde los haya en
toda Bolivia. “Me interesé por la política a los 20 años. Mi padre tenía muchos
amigos de diferentes partidos, me presentó a algunos de ellos y me interesé por
el MAS, porque en ese momento significaba el cambio de verdad que yo quería
”,
explica Adriana.

Ella procede de una familia acomodada pero con tradición
política y de izquierdas: “Mi padre fue líder de la Central Obrera”, explica.
Pese a su juventud, uno la oye hablar e, independientemente del contenido de su
discurso, las formas denotan en sí mismas que estamos ante una política de
profesión: “La política son cuatro puntos: vocación, riesgo, formación e
información
”, dice. “Vocación, de nacimiento; riesgo para tomar las medidas
necesarias para llevar a cabo un proyecto y mantenerlas; información porque hay
que estar permanentemente informada y formación, que es indeludible. Mi hermana
y yo nos pasamos horas cada día haciéndonos test de economía, de historia, de
derecho. ¡Hay que entrenarse para ser buena política!
”.

Adriana Gil abandonó el MAS hace ya más de un año, y no
ahorra críticas hacia su antigua formación respecto a temas tan candentes como
la nueva Constitución, nacida de una Asamblea “en la que los constituyentes se
dormían, no sabían lo que votaban. Está muerta. Puede servir para 165
constituyentes de partido, pero no para 9 millones de bolivianos
”.

Pese a su salida del MAS, reconoce que su etapa allí fue muy
valiosa en su formación política, “aprendí mucho. Al principio era todo
corazón, demasiado impulsiva. El ejercicio de la política te va enseñando a no
serlo tanto. Ahora sé que cuando trabajas por un proyecto, cuando te esfuerzas
y arriesgas por un proyecto, éste debe estar trabajando para ti también
”.

La edad, pese a que para los parámetros españoles es ínfima,
y la experiencia le han enseñado el camino del pragmatismo. Eso no es óbice
para escudarle decir cosas como que “el camino de los que queremos cambios está
lleno de espinas
” o que “la política es amarga pero sus frutos son muy dulces”.
Aunque no he tenido la ocasión de escucharla hablando en público, mis contactos
aquí aseguran que posee una gran oratoria que encandila por igual a jóvenes,
mujeres –tiene un valiente discurso feminista- e intelectuales.

Esta joven política está fuera del oficialismo, pero también
frente a las dos formas de oposición existentes ahora en el país: “Yo no creo
en el conflicto camba-colla. Es artificial y, además, tiene peligrosos tintes
hitlerianos
”.

Su afán, entre estas dos tierras, es trabajar mientras pasa
el tiempo de definición social y política en que está inmerso el país “y que
puede durar incluso diez años más” para estar preparada cuando llegue “el
momento
”. ¿Qué momento? “Mi objetivo a largo plazo es ser Presidenta de la
República de Bolivia
”.

{mos_sb_discuss:2}

Relacionadas:


“En Bolivia existen fuerzas que van a tratar de profundizar en un clima de terror”



¿Qué pasa con Evo? Bolivia aprueba su constitución con una gran oposición política y regional


¿Qué pasa con Evo? El caballo de batalla de la Constitución cabalga por la tierra

¿Qué pasa con Evo? Santa Cruz inicia su huelga de hambre en un ambiente cada vez más radicalizado

¿Qué pasa con Evo? Las siete medidas del Presidente para poner fin al neoliberalismo en 2008


¿Qué pasa con Evo? La guerra en el taxi



¿Qué pasa con Evo? Hambre por hambre


¿Qué pasa con Evo? La Bolivia de las autonomías

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Periodista y emprendedor social. Co-fundador de Bottup.

5 Comentarios

  1. Anónimo 21/12/2007 en 7:06

    Que verguenza, esta casquivana, que no ha tenido el más minimo asco de acostarse con un indio mugriento, resulta que ahora quiere ser presidenta de bolivia, al estilo del nepostismo de la argentina? es muy repugnante y que verguenza para sus padres y para su pais.

  2. Anónimo 20/12/2007 en 17:48

    Para ser coherentes, Ernesto, tu discurso tendria que replicar citando aquello con lo no que no estas de acuerdo. Y NO LO HACES. Con lo cual especulas sin fundamento, tu respuesta es errática. Es que tampoco tu escribes bien y lo peor, es que das la imagen de provinciano inculto, pues te crees que en santa cruz todos somos iguales. PUES NO, ¡QUE TE ENTERES QUE LOS HABEMOS MUY LETRAOS!. Una cruceña, Ernesto, NUNCA SE MEZCLARIA CON UN INDIO O UN CHOLO, como el caso de la pobre victima cruceña, que iba de lider del MAS, detras de Evo Morales. (REALMENTE PENOSO).
    Por lo demás, el hecho de denunciar la masacre de terebinto, no supone “pintar a los cruceños como racistas, ni retrogrados, ni violentos, SINO QUE ES UN RECLAMO DE JUSTICIA FRENTE A LA BARBARIE DE LOS INDIOS Y CHOLOS QUE ASOLARON SANTA CRUZ. Y QUE AHORA PRETENDEN REEDITAR LA MATANZA.
    Mirate estos ejemplo de los realmente violentos y por favor deja de usar la vieja estratégia de los totalitarios de recurrir a la represión psiquiatrica para ejercer control social sobre los opositores, QUE NO ES EFICAZ. Pues antes se coge a un mentiroso que a un cojo.

    1) LLAMADO A LA VIOLENCIA DE LOS POCHOS ROJOS DE EVO MORALES http://youtube.com/watch?v=eUwvEH8tNB8&feature=related
    2) ASESINADOS por el gobierno de evo morales
    http://youtube.com/watch?v=FT_bdIzttAg

  3. Anónimo 13/12/2007 en 15:45

    Al leer lo que escribe “Leonor” tengo la seguridad de estar frente a alguien que escribe como “colla” (y además mal). Un cruceño no se expresaría así…

    Si fuera paranoico, diría que es alguien empeñado en pintar a los cruceños como racistas retrógrados y violentos…los amigos del Ministerio del Interior o de algún grupúsculo de extrema izquierda…claro que también puede ser simplemente alguien profundamente perturbado.

    Aplaudo tu paciencia con este tipo de comentarios Pau.

  4. Anónimo 13/12/2007 en 14:59

    Has dicho que no crees en el conflicto camba-colla, por ser artificial y, porque tiene peligrosos tintes hitlerianos y pienso que te equivocas, ya que antes de que hitler existiera, había conflictos de poder que fueron derivando en rechazo a las etnias. Y si no hay conflicto ¿que significaron “Los horrendos crímenes de Terebinto, y las continuas grescas y ninguneos de parte de los cholos y de los indios hacia los cruceños? aunque no te des por enterada EXISTE ODIO de parte de los indígenas ponchos rojos, o sea los del Mas hacia los que son blancos. Y considero muy peligroso, que hayas perdido el instinto de supervivencia que te preserve del peligro inminente. De haberlo conservado, JAMAS HABRÍAS CAÍDO EN LA REDES DE LOS DISCURSOS ERRÁTICOS DEL MAS.

  5. Anónimo 13/12/2007 en 11:46

    Es esperanzador saber que hay gente dispuesta a asumir el desafío de la política boliviana.

    No olvides que durante años se dijo a los jóvenes de este país que participar en los asuntos colectivos no tenía impacto real o que la política estaba emparentada con el robo y el engaño.

    Sólo una recomendación…es urgente que personas como Adriana participen ahora, aunque las condiciones no siempre lo permitan, ante la urgencia de plantear alternativas al discurso autoritario que campea en el gobierno y en la oposición.

Participa con tu comentario