Jueves 24 de agosto de 2017,
Bottup.com

Micro-multinacional

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

En la revista Wired, un lector explicaba cómo había “externalizado” su trabajo en un indio. La idea era sencilla: tú
consigues un trabajo de free-lance en Estados Unidos, y encuentras un
indio que te haga el trabajo. Tú cobras un salario USA pero pagas un
sueldo indio.


Con el ejemplo anterior, te conviertes en realidad en empresario de
profesionales, gracias a estar “en el lugar correcto en el momento
oportuno” (unos Estados Unidos con ganas de free-lancers, y una India
con ganas de trabajo).

El negocio está, pues, en vender tu portafolio
de habilidades, y en saber localizar y seleccionar otras economías “más
baratas” que hagan exactamente igual que tú (o mejor) el mismo trabajo.
El lector iba aún más lejos: ya estaba pensando en “venderse” una
segunda vez, y en encontrar un segundo “trabajador” en la India
. Y,
puestos ya, ¿por qué no un tercero?

De hecho, el estado actual de las telecomunicaciones permite esto
y mucho más.

No somos muy conscientes de que hoy puedes estar montando
una división de tu empresa en Boston y mantenerte permanentemente en
contacto con tu sede aquí a través de una BlackBerry (siempre online), o
a través de la telefonía IP de Skype (a coste prácticamente cero si la
comunicación es entre ordenadores). Y que miles de profesionales pueden
estar trabajando en un lugar en el que no están físicamente. Conozco
dos ejemplos en Barcelona que lo ilustran muy bien.

Uno es un norteamericano que hace de coach (“entrenador”) a
distancia. Vive en una preciosa ciudad de la costa, y atiende por
mail, messenger o teléfono, a un número pequeño de clientes a los que
ayuda a desarrollar un vida profesional y personal más “sana”. Se trata
de una profesión en auge, que no sabe de fronteras entre trabajo y ocio
(te pueden llamar en cualquier momento, y tienes que estar disponible),
pero que tiene la ventaja de que puedes llevarla a cabo desde cualquier
punto del planeta en el que, eso sí, haya la infraestructura
tecnológica necesaria (que, al final, se traduce en calidad de ancho de
banda a bajos precios).

Otro ejemplo es el de un grupo de radiólogos canadienses que
trabaja para hospitales de allí desde su “consulta” en Barcelona. Estos
médicos, ya algo maduros, tienen como especialidad el análisis y
diagnóstico de radiografías para unidades de urgencia nocturna en los
hospitales
(las profesionales se nichifican hasta el extremo). El
problema era que ya empiezan a tener demasiados años para seguir
trabajando cada noche
y durmiendo durante el día. Demasiados años de ir
al revés del mundo. Se hicieron la pregunta de a qué ciudad del mundo
podían acudir a instalarse en la que fuera de día mientras en Canadá
fuera de noche
, de tal forma que pudieran seguir haciendo su trabajo
(lo difícil de toda empresa nicho como esta es tener clientes: una vez
los tienes no debes perderlos de ninguna de las maneras), pero teniendo
al mismo tiempo una vida “decente” (trabajar de día, dormir, o lo que
sea, de noche).

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

1 comentario

  1. Anónimo 21/07/2007 en 4:09

    No es tan dificil como nos hacen ver
    En mi caso he tenido bastantes experiencias relacionadas con outsourcing. No es tan dificil. Mucho menos si tenemos en cuenta que los españoles tenemos acceso al mercado Latino Americano como una gran fuente de mano de obra barata.

    En cualquier caso la pérdida de hacer una prueba tampoco sería mucho dado que estas personas cobran salarios más bajos. En especial el outsourcing para el sector TIC. Este blog tiene buena información relacionada http://www.outsourcing-informatico.org/blog/

    Aunque el outsourcing informático puede resultar facil, en mi opinión no haría outsourcign de ciertas áreas críticas para la empresa.

    Un saludo

Participa con tu comentario