Martes 24 de enero de 2017,
Bottup.com

Microcréditos virtuales

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Image
El dinero es utilizando para comprar semillas o animales, iniciar un negocio…

Internet abre nuevas posibilidades para el microcrédito, al poner directamente en contacto a donantes de los países ricos y emprendedores del Tercer Mundo

Una campesina tomó prestado menos de
un dólar, a cambio de que el prestamista pudiera comprar todo lo que ella produjera al precio que él
decidiera

En 1974, Bangladesh padeció una terrible hambruna. Muhammad Yunus, profesor universitario de Economía, vio morir de hambre por las calles a miles de sus conciudadanos. Para poder subsistir, muchos de los que no perdieron la vida se vieron obligados a pedir dinero a prestamistas que les exigían intereses abusivos. Yunus se escandalizó al ver cómo una campesina tomaba prestado menos de un dólar a condición de que el prestamista se quedase con el derecho en exclusiva a comprar todo lo que ella produjera al precio que él decidiera. De la indignación ante semejante forma de esclavitud nació en 1983 el Grameen Bank.

El Grameen Bank presta hoy pequeñas sumas de dinero a personas pobres que necesitan comprar semillas o animales de granja, iniciar un negocio, construir una casa… A pesar de que no se les exigen avales, estas personas pagan y resarcen los préstamos puntualmente en el 99% de los casos. La idea del microcrédito ha sido exportada a otros muchos países en vías de desarrollo y también al mundo rico, incluidos los Estados Unidos, en un caso poco frecuente de transferencia de sabiduría financiera de ‘pobres’ a ‘ricos’.

Hoy, el auge de las tecnologías de la comunicación abre nuevas posibilidades al microcrédito. Proyectos como www.kiva.org tienden puentes virtuales entre ciudadanos occidentales que poseen capital y emprendedores del Tercer Mundo que lo necesitan. El prestamista, cualquiera de nosotros, no da caridad, sino que otorga un micropréstamo destinado a hacer viable un pequeño negocio y que le será devuelto al final del plazo estipulado. En tiempos de crisis, soluciones imaginativas.

Ilustración (CC): U2005.com

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

3 Comentarios

  1. Anónimo 04/08/2009 en 12:27

    Otro link interesante
    http://www.babyloan.org, parecido al portal Kiva.

    Ánimos

  2. Anónimo 07/05/2009 en 18:43

    Justamente estos días
    … se celebra en Barcelona y Madrid la fiesta del comercio justo y la banca ética:

    http://blog.masalladelaciencia.es/gran-fiesta-del-comercio-justo-en-madrid/

    http://www.economiasolidaria.org/event/2009/05/9/fiesta_del_comercio_justo_y_la_banca_etica_2009_barcelona

    A disfrutar

  3. Anónimo 01/05/2009 en 21:47

    Ole
    Esto sí que es dar la caña en vez de regalar el pescado…

Participa con tu comentario