Miércoles 07 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Miénteme, dime que me quieres

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Pronóstico sobre lo que puede acontecer en la próxima legislatura tras la contundente victoria de José Luis Rodríguez Zapatero

Opinión

” Aunque gracias a las actuaciones socialistas en la primera
entrega de lo que pretenden que sea una saga, se puede deducir
fácilmente lo que podremos ver próximamente en nuestras pantallas”

Una de las películas del oeste más famosas de la historia, Johnny
Guitar, incluye un memorable diálogo entre sus dos protagonistas, en el
que Sterling Hayden suplica a Joan Crafword que le mienta, con tal de
oír de sus labios que le sigue queriendo. Aunque la película tiene más
de cincuenta años, quizá el mensaje de esa secuencia sirva para
ilustrar los engaños que estamos dispuestos a aceptar para no afrontar
la crudeza de la realidad, a menudo tan poco cinematográfica.

“Desconocemos si será en esta segunda parte o en
una tercera entrega, si desgraciadamente la hubiera, cuando
descubriremos los verdaderos acuerdos a los que han llegado con los
terroristas, y que les impiden romper con ellos sin respetar siquiera
un cadáver todavía caliente”

Nuestro país acaba de reelegir a José Luis Rodríguez Zapatero como
presidente del Gobierno, para que luego digan que el cine español no
tiene audiencia. Es fácil de entender que tanto los artistas en general
como los cineastas en particular hayan apoyado el guión socialista,
pues la cinta producida por el PSOE y emitida por todas sus
televisiones durante cuatro años ininterrumpidamente, se ha basado en
la guerra civil y en orgasmos de gente que entra y sale del armario, o
sea, cine español en estado puro.

La segunda parte de esta película está ahora mismo en fase de
preproducción, a la espera de alianzas que permitan sacar adelante este
proyecto. Aunque gracias a las actuaciones socialistas en la primera
entrega de lo que pretenden que sea una saga, se puede deducir
fácilmente lo que podremos ver próximamente en nuestras pantallas. El Gobierno, que nunca ha dejado de negociar con ETA, seguirá haciéndolo
incluso con muertos de por medio, como demostró una vez más el pasado
viernes en el Congreso. Desconocemos si será en esta segunda parte o en
una tercera entrega, si desgraciadamente la hubiera, cuando
descubriremos los verdaderos acuerdos a los que han llegado con los
terroristas, y que les impiden romper con ellos sin respetar siquiera
un cadáver todavía caliente.

Zapatero ha absorbido gran parte del voto radical, tanto de
izquierda como independentista, que lo ha elegido como protagonista
ideal para sus aventuras. El apabullante éxito de crítica, impulsado
por su artillería mediática propagandística, ha permitido que el
público refrende en las urnas a un actor cuyo gran objetivo es
aniquilar a la derecha, aunque para lograrlo tenga que pactar con el
mismísimo diablo. ¿Por qué va a cambiar ahora, si el pueblo le ha
agradecido sus trampas con un taquillazo colosal? En esta segunda
entrega nos espera, sin duda, un presidente envalentonado en su
demagógico púlpito de papeles, condones y abortos para todos,
respaldado por una ciudadanía que sólo reaccionará cuando se vea con la
soga al cuello.

Lo que para él ha comenzado como una comedia de enredo, jaleado por
once millones de personas que han preferido que les mientan, puede
acabar lacrimógenamente tanto para sus votantes como para el resto de
españoles de bien. A Zapatero le va a tocar presidir una legislatura
durísima, con manifestaciones y huelgas que se van a suceder por los
incipientes conflictos laborales, pues no va a ser eterna la bula
populista con que ha encandilado a sus bases, pese a contar con tanta
prensa vendida al partido para ocultar lo que ha pasado y lo que está
por venir.

Hoy, millones de españoles sienten que han ganado el Oscar con
Zapatero. Pero cuando mañana comprueben que los antipatriotas tenían
razón, y que su economía familiar se les está hundiendo,
sufrirán en sus propias carnes las nefastas consecuencias que siempre
pagamos cuando nos dejamos engañar con películas para seguir
engañándonos.

*Los artículos de Nodo Libre sólo representan el punto devista de su autor. Bottup es una comunidad de centenares de periodistas ciudadanos con su propio criterio, que la Redacción nunca puede coartar

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

3 Comentarios

  1. Anónimo 11/03/2008 en 9:28

    El pueblo, por medio de la democracia, da o quita el voto de confianza valorando lo que los líderes políticos han hecho y lo que aún se puede hacer.
    Hemos mejorado en derechos sociales y libertades, ahora se apostará por la ciencia e investigación (I+D+i) y no por “el ladrillo”, España sigue tan unida como antes y se sigue luchando contra ETA de la misma forma.
    La economía sufre los efectos colaterales de la economía en EEUU que salpica a todo el mundo debido a la globalización. Hecho que se veía venir porque, ¿hasta cuándo pensabas que se iba a sostener una economía basada en el ladrillo?
    Yo prefiero ver una segunda parte de esta película que puede mejorar a la primera. Yo prefiero ver nuevos avances en ciencia, medicina y tecnología en España, así como más libertades sociales que estén en consenso con otros partidos que representan a otros españoles como tú y como yo, que ver otra película (que pinta trágica) coproducida por la cúpula eclesiástica que nos diga lo que podemos o no podemos hacer sin salir del formato tradicional.
    Basta ya de tanto alarmismo social.

  2. Anónimo 10/03/2008 en 9:40

    Por cierto dices “presidente envalentonado en su demagógico púlpito de papeles, condones y abortos para todos”…

    ¿También te parecen mal los condones? Madre mía, os hacen con molde. Qué ridiculez… vives en la Edad Media.

  3. Anónimo 10/03/2008 en 9:34

    Qué verguenza que con un cadaver de un socialista asesinado aún caliente digais estas cosas tan vomitivas de que si negocia noseque o nosecual. También yo podría decir que tu si que negocias con ETA (acusar es así de fácil y de asqueroso).

    A ver si os dais cuenta que la gente no se lo traga. Sólo os lo tragais los mismos de siempre, los que dais invariablemente el voto al PP. Los que llamais “voto radical”, coreando lo mismito que dicen vuestros medios de desiformación, a los votos de personas que no opinan como vosotros. Una vez más, vereis como en estoy cuatro años España tampoco se rompe.

    Llamad a los votantes “borregos”, como hace vuestro lider Losantos. Veréis cuánto tiempo estais en la oposició.

Participa con tu comentario