Lunes 26 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Mientras se reconoce la democracia en México, asesinan a un periodista más

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

OPINIÓN / Hugo Alfredo Olvera Cartas se convierte en el sexto periodista asesinado en México en 2010 y en el número 63 en diez años

Mientras, continúa la resaca de las elecciones regionales que, según datos oficiales, rondó el 65% de abstención

México. Si las letras mataran como lo hacen las balas, no habría escritores.

Antes de que otra cosa se pudiera decir, quisiera antes que nada unirme a la pena que embarga a la familia del periodista Hugo Alfredo Olvera Cartas, quien fue asesinado de cuatro balazos la madrugada del día martes 6 de julio, en las afueras de la ciudad de Apatzingan Michoacán, México, en dirección al municipio de Tepalcatepec del mismo estado de Michoacán, cuyo cadáver fue encontrado dentro de una camioneta Ford Lobo, de su propiedad, con claros rastros de haber sido esposado y torturado.

Olvera Cartas presentó el pasado febrero una denuncia ante la Comisión de Derechos Humanos por haber sido agredido por policías federales

El periodista Olvera Cartas se desempeñaba como editor del periódico El Día de Michoacán en la ya mencionada ciudad de Apatzingan. También era corresponsal de la agencia Quadrantin y del periódico de circulación estatal, La Voz de Michoacán, aclarando que de éste último no ha habido al momento aseveración o negativa alguna, de pertenecer o no a su plantilla de reporteros.

Olvera Cartas, quien presentó en el pasado mes de febrero una denuncia ante la Comisión de Derechos Humanos por haber sido agredido por policías federales mientras cubría una información, se convierte así, en el sexto periodista muerto en lo que va del año 2010 y en el número 63 de este nuevo milenio. ¡Ya basta de ataques a los medios informativos, clama México!

Ahora pasemos a la segunda parte de esta nota.

El presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa, reconoció que en la contienda electoral del pasado día 4 de julio se voto democráticamente, que el pueblo confirma su aberración a la guerra que se está viviendo en el país.

Mientras esto sucedía, sus compañeros de partido, el gobernador José Guadalupe Osuna Millán y el presidente municipal de Tijuana Jorge Ramos Hernández, ambos del Estado de Baja California, se dijeron ignorantes y desmemoriados, ya que no consideraban estar manejando mal la presente administración a su cargo.

El gobernador pidió que se le recordara algo que se haya hecho mal y entonces mostró él mismo, que sí se le olvidó lo que perjudica con las políticas centralistas que afectan a esta región, leyes y decretos elaborados a miles de kilómetros de esta zona por políticos que en su vida han puesto un pie en esta frontera y, peor aún, desconocen sus más mínimas necesidades.

Si el narcotráfico se hubiera combatido en sus inicios por los que hoy quieren volver al poder, hoy día no hubiera esta guerra. Pero el ‘hubiera’ no existe

Olvidó la implementación de su famoso SIAVE (Sistema de Aforo Vehicular), lo cual perjudica enormemente a los comercios de Tijuana, dado que la gente de la unión americana que acudía a hacer sus compras a esta ciudad, prefiere quedarse en casa, a venir a pasar tres horas de ida y/o vuelta, formada, esperando el cruce fronterizo para cualquier de los dos países. Esos detallitos se le ‘olvidaron’ al gobernador, y no digamos la de gritos que le pegaron al momento que se presentó a votar. La casilla se ubicaba justo en una calle que hace ya cuatro meses se hundió al paso de un camión mezcladora, quedando este ahí dentro y, a la fecha, la triste calle aún no ha sido reparada, salvo ese día sábado que se le dio una ‘maquillada’ para que él llegara el domingo y no mirara el hueco que dejó la unidad. Eso también lo ignoraba.

Por su parte, Jorge Ramos se dijo ignorar el motivo por el que la fabulosa cantidad del 35% de población que se presentó a votar, favoreció con mayoría al partido opositor, de los cuales dijo, muchos, ni campaña electoral salieron a hacer a las calles, que no recordaba hubiese tanta abstinencia electoral (65% según los últimos datos del Instituto Federal Electoral) y menos que no se votara por su partido, el cual ha servido a todos los tijuanenses (sic).

Por lo pronto, en este país, en esta República, seguiremos mirando por el momento a esos gobernantes que prometieron un cambio. Al presidente de la República hoy se le critica, sí, pero si el narcotráfico se hubiera combatido en sus inicios por los que hoy quieren volver al poder, hoy día no hubiera esta guerra. Si en sus inicios no se hubiera solapado la corrupción y los imparables cañonazos de 500.000 dólares para proteger a delincuentes y compadres, México no estaría sumido en esto que hoy es una de las más negras imágenes a nivel nacional y mundial. Pero como él ‘hubiera’ no existe y la realidad sí, esperemos pronto que pueblo y gobernantes recapaciten y maduren.


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario