Jueves 03 de abril de 2014,
Bottup.com

Miquel Barceló y su ‘solitude organisative’

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (1 votos, media: 10,00 de 10)

Cúpula de la ONU de Miquel Barceló

 

El centro de arte CaixaForum de Madrid inaugura una gran retrospectiva de Barceló que reúne 200 obras del artista comprendidas entre 1983 y 2009

“Mi vida se parece a la superficie de mis cuadros”. Miquel Barceló.

La multiforme obra de Barceló (Felanitx, 1957) muestra desde todos sus ángulos, y a lo largo de todos estos años, la personalidad genial de este pintor mallorquín, autor de la polémica cúpula de la llamada ‘Capilla Sixtina de la ONU’ –Rodrigo Rey Rosa escribió un libro donde narra cómo fueron los nueve meses de trabajos de la cúpula–, plasmada en volumétricas manifestaciones artísticas que llenan el espacio euclídeo de este foro de

Su obra muestra, desde todos los ángulos y a lo largo de los años, la personalidad genial de este pintor mallorquín

exposiciones con formas y colores que abarcan desde la escultura o la cerámica, a la pintura o los dibujos en grandes lienzos, acuarelas o cuadernos. Y donde, asimismo, Barceló nos señala que “no hay una sola visión del mundo, sino perspectivas”.

Pero Miquel Barceló es también un gran aficionado a la literatura, con la que tiene una relación de reciprocidad. El galerista suizo Bruno Bischofberger publicó en 1992 ‘Too far from home’ (Muy lejos de casa), relato de Paul Bowles inspirado en la vida del pintor en Gao (Malí), junto al río Niger, con ilustraciones del propio Barceló que, junto a otras novelas de Bowles, fue editado por Seix Barral poco después –hay que decir también que Bowles tradujo al inglés varias obras de Rodrigo Rey Rosa–.

Miquel Barceló

Unos años más tarde, apareció la versión francesa del libro de Bowles de Austral Editions Koehler (París), que llevó por título ‘La Boucle du Niger’, igualmente ilustrada con las acuarelas del mallorquín.

En su residencia parisina, la cual alterna con Mallorca y Malí, Barceló posee una biblioteca que cuenta con los libros del escritor americano que fue su amigo, y a quien conoció bien. El desierto, que descubrió en su primer viaje a África, en Malí, fue para el pintor una experiencia inspiradora de la trayectoria artística de los últimos años –entre esos trabajos, uno de ellos fue la portada de uno de los últimos libros de Rey Rosa, ‘La otra orilla’, que no conoció Bowles–.

Entre sus múltiples proyectos, el pasado año realizó un viaje por las estribaciones del Himalaya, más próximo al ámbito en el que se desarrollan las novelas de Peter

En su residencia parisina, que alterna con Mallorca y Malí, posee una biblioteca que cuenta con los libros del escritor americano (Paul Bowles) que fue su amigo

Matthiessen y de Alexandra David-Neel –autores que ha leído y que quizá llevara en la mochila en edición impresa porque rehúsa leer en e-book–, y donde recordó, como sólo se hace cuando se está ‘muy lejos de casa’, su refugio africano en el País Dogón, su nueva casa-taller en Gogoli.

La exposición ‘Miquel Barceló. 1983-2009. La solitude organisative’, organizada por la Obra Social de La Caixa y comisariada por Catherine Lampert, podrá verse en Madrid del 10 de febrero al 13 de junio de 2010. Posteriormente viajará a CaixaForum Barcelona.

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Escritor, fotógrafo y periodista ciudadano, también escribe en su blog personal Novalis y publica sus libros en Bubok y Editorial Nemira.

Participa con tu comentario