Martes 27 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Montilla es acusado de representar a la ‘izquierda de pacotilla’

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

OPINIÓN / Mientras, el Santander interviene su área de inmuebles

Barcelona. Dos de tantos dispares titulares de estos días. Mejor dicho, el titular es el de Montilla, en cuanto al Banco de Santander, una de tantas noticias de ayer en El Confidencial. Unirlas o darles preferencia reza más con la temática del blog La gran corrupción que con una estricta relación entre ambas, a menos que unamos “izquierda de pacotilla” con ‘inmuebles’, sector donde esa “pacotilla” se ha enriquecido hundiendo el país. Casi todo el país… menos precisamente el Banco de Santander, o eso nos hace creer su publicidad, y hasta sesudos comentaristas técnicos en finanzas, muy pagados.

Parece indiscutible que si el Banco de España hubiera intervenido como lo hace el Santander en sus áreas, el batacazo por la burbuja inmobiliaria, o no hubiera existido, o se hubiera paliado

Lo que sí parece indiscutible es que si el Banco de España hubiera intervenido como lo hace el Santander en sus áreas, el batacazo por la burbuja inmobiliaria, o no hubiera existido, o se hubiera paliado.

Montilla como Botín no ganan para sustos, 15 de septiembre de 2010:

Gritos contra Montilla en la Autónoma.
Personal docente y universitario acusan el presidente de representar la “izquierda de pacotilla”.

De nuevo la seguridad del President se emplea a fondo, al igual que en la concentración del día 11 de septiembre, o en la propia Diada. Muy suave lo de “izquierda de pacotilla”, debieran calificarla de ‘depredadora’.

El Santander, o cualquier área bancaria de inmuebles, absorben las prácticas, no ya de tiburones, sino de verdadera delincuencia, con que ha actuado todo el sector político-inmobiliario. Dice la noticia:

Santander ‘interviene’ su área de inmuebles adjudicados tras descubrir malas prácticas (…) La entidad intervino este área y retiró los poderes de firma y pago a varios de los directivos que forman parte del equipo, aunque por el momento no ha realizado ningún relevo o sanción (…) se han venido realizando malas prácticas, contrarias a los protocolos internos establecidos por el propio Santander para su buen funcionamiento (…) la estructura comercial tejida por Javier Arredondo ha sido uno de los puntos cuestionados por la auditoría interna. El ejecutivo contrató a familiares y allegados (…) Precisamente, la cantera de la vieja Urbis de Banesto sirvió también para que Manuel del Castillo, el actual consejero delegado de Altamira Real Estate, la inmobiliaria montada por el Santander para gestionar las promociones nuevas y los suelos que se ha quedado el banco, trabajara hasta 2005 a las órdenes de Luis Arredondo. Tras un breve periodo en Colonial, donde coincide con Luis Portillo, su entrada en el banco ‘rojo’ a finales de 2008 coincidió también con la incorporación de Javier Arredondo al Departamento de Inmuebles Adjudicados (…)”.

De nuevo la seguridad del President se emplea a fondo, al igual que en la concentración del día 11 de septiembre, o en la propia Diada

Inmobiliaria Colonial, Urbis, Luis Portillo… Me da la sensación de que uno de los pocos pilares que se mantienen dentro de las normas de cierta ortodoxia bancario-financiera es el Banco de Santander, aunque esa megaexpansión (o su actuación en Metrovacesa o Banif) pueda parecer una huida hacia adelante… o solo la huida de España, expansionándose por todo el mundo, donde dicen que tiene la mayor parte de su negocio bancario.

En la Barcelona, cuyo sector bancario conocí bien, fusionar Banco de Santander con Banco Central, donde se daba toda mala praxis bancaria, o más tarde el Banesto, otro tanto o peor, fue traumático para el absorbente y para los directivos del absorbido. Las prejubilaciones solucionaron el problema, mis compañeros de oficio se jubilaron antes de los 60 años.

Tener que bregar con empresas como Urbis, el cubo de basura de Banesto o del Banco Garriga Nogués, y que surge en el actual juicio del Caso Hacienda de Barcelona debiendo al banco miles de millones que se condonan, debe resultar difícil para cualquier ‘nuevo’ y escrupuloso bancario.

Y viene a cuento recordar otro juicio al que asistí y comenté hace poco más de un año contra Alfredo Sáenz (segundo de Botín) y Rafael Jiménez de Parga (abogado del Ayuntamiento en el Caso Consorcio), condenados por denuncia falsa para extorsionar utilizando al juez Luis Pascual Estevill, pretendiendo cobrar a unos supuestos deudores del Banco Garriga Nogués.

Imaginarse a los ‘tratantes’ de las inmobiliarias actuales absorbidos por el muy estructurado y ‘serio’ Banco de Santander, pura catarsis. Tras cada terreno, piso o hipoteca, un problema que los perfectos ordenadores del banco difícilmente absorberán. Y montar un ‘banco dentro del banco’, que es cómo se definía antes cuando un empleado o grupo de empleados constituía su negocio paralelo, debe resultar casi imposible sin que los ordenadores avisen. Los dobles precios, el negro y el blanco, los DNI falsos, empresas fantasmas o falsas, nóminas inventadas, rezan mal con los muy depurados programas informáticos de la banca moderna.

Algo parecido al calificativo “izquierda de pacotilla”. O se es de izquierda, cumpliendo no ya sus predicamentos ideológicos sino la simple moral ciudadana, o entramos en un mundo de charlatanes, amorales y vividores de la Política que además unidos a las viejas prácticas de los ‘tratantes inmobiliarios’ amasan fortunas y acaban con las finanzas del país.


Destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario