Viernes 09 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Josep Maria Pelegrí: “Investigar las cajas creará frustración”

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

Frase de Josep Maria Pelegrí i Aixut, Conseller de Agricultura Ganadería Pesca y Secretario General de UCD

Barcelona. La frase de Josep Maria Pelegrí i Aixut, Conseller de Agricultura Ganadería Pesca y etc. y Secretario General de UCD, me ha paralizado, torciendo mi escrito de hoy.

¡Ya lo creo que creará frustración! La misma que crean a diario los políticos a millones de parados y ‘recortados’

¡Ya lo creo que creará frustración! La misma que crean a diario los políticos a millones de parados y ‘recortados’, o la de quienes esta noche han acudido a las farmacias y pagado un euro por receta. Nos cuenta en el subvencionado La Vanguardia:

Josep Maria Pelegrí: “Investigar las cajas creará frustración”
“Josep Maria Pelegrí (Lleida, 1965) se consolida como número dos de Unió Democràtica de Catalunya después de ser elegido por tercera vez secretario general del partido
¿Hasta dónde tiene que llegar la comisión de investigación del Parlament sobre las cajas de ahorros?
El reglamento del Parlament obliga a hacerla, y la haremos. Pero no es bueno. ¿Por qué? Por la parcialidad del debate que se puede producir y porque creará frustración. Lo que conviene, como ya ha hecho CiU en Madrid, es pedir la comparecencia de quién ha tenido la responsabilidad de velar por la trayectoria de las cajas, el gobernador del Banco de España, y exigirle explicaciones. Mezclarlo todo no nos llevará a nada. CiU ya se preocupa en Madrid por las responsabilidades de los directivos, las indemnizaciones, las preferentes… La gente está indignada por esto y es esto lo que hay que resolver.”

La frustración de la impotencia, de la injusticia, del cinismo.

En Cataluña la “frustración y parcialidad del debate” debe referirse a la ‘sociovergencia’, los ‘negocis’ de la casta política: saber que Catalunyacaixa acumula 70.000 millones de activos, que entre tóxicos, créditos sin garantía, especulativos, de amiguismo y política, han convertido la segunda ‘caixa benéfica’ del país en una inútil institución bancaria que no presta más servicios que ‘recoger fondos de la ciudadanía’, a la que engaña y estafa entre otras con las “aportaciones preferentes”.

Pero su inutilidad social se podría perdonar, si no fuera porque además se endeuda a diario con el BCE (y su balance apunta 30.000 millones de ‘deuda mayorista’) para mantenerse en pie a beneficio de sus dirigentes, que en plena crisis se multiplican sueldos, dietas, e indemnizaciones de puro abuso de poder y administración desleal, y para refinanciar su tejido empresarial inmobiliario-financiero en quiebra. O sea, al pasar a propiedad del Estado, endeuda España, sin beneficio alguno, más bien al contrario.

La inutilidad social de las cajas se podría perdonar, si no fuera porque además se endeuda a diario con el BCE para mantenerse en pie a beneficio de sus dirigentes

Ya no se trata de la expresión del gran patricio pujolista Miguel Roca, socio de Narcís Serra hace 40 años, de ‘no fer sang’ [no hacer sangre] en las dimisiones de Narcís, sino la inmersión en la ‘omertá’… si se ataca a Narcís Serra se levanta la tapa de la caja de los truenos, y las recalificaciones de la costa barcelonesa… son ya el pasado, prescrito, pero las decenas de miles de millones de créditos pendientes e impagados en CatalunyaCaixa pueden provocar una cascada de responsabilidades penales.

No es necesario que cada día me pregunte porqué no se denuncia a Narcís Serra, responsable de la mayor quiebra bancaria de Cataluña, me lo contestan sus prohombres. De los bancos a recapitalizar por su ‘práctica quiebra’, Bankia, Novagalicia y Banco de Valencia ya se están depurando responsabilidades en los juzgados, y CatalunyaCaixa padeciendo de exactamente los mismos presuntos delitos, nadie, ninguna institución, por ejemplo la Diputación de Barcelona, su antigua ‘propietaria’, acude al juzgado, primer paso ‘obligado por Ley’ (encubrir es delito) en cualquier democracia.


Destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario