Viernes 09 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Narcis Serra y la fusión de las caixas

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Desde el alcalde Serra hasta el alcalde Hereu, todas las autoridades de Barcelona se han quejado de la financiación local. Al mismo tiempo las caixas se fusionan y Serra se pone al frente de la fusión

El día 10-10-09 el Alcalde en su Tele, BTV, se queja de la financiación local. A traducir por ‘el Ayuntamiento no tiene un duro’, al tiempo que la Prensa anuncia la fusión de las caixas Cataluña, Tarragona y Manresa en la que Narcís Serra asumirá la presidencia sólo dos años. Si el Ayuntamiento se inventa “estudios”, la Caixa de Cataluña juega y jugará entre sus cientos de sociedades instrumentales y fondos de inversión, a las que sumará otros tantos de sus absorbidas, para camuflar inmensos ‘saldos en rojo’, además de los 1.500 millones de euros que piden al FROP para la fusión. El tramposo monopoly. Ver imágenes en www.lagrancorrupcion.blogspot.com

Cualquier aficionado a la economía sabe que los entes públicos tienden al déficit, siempre gastan más de lo que ingresan, pero la Alcaldía de Barcelona ha rebasado en 30 años de ‘socialismo’, entre comillas, cualquier tópico. Buen recorrido desde el Alcalde Serra, 1979, que según anunciara a la Prensa las arcas estaban vacías, hasta su camarada discípulo sucesor Hereu, 2009, vacías y endeudadas.

Al igual las caixas gobernadas por políticos, sumiendo a la Cataluña oficial en la mayor de las crisis que se recuerde. Al tiempo que la Cataluña privada de los ‘400 de Millet’ rebosa dinero negro, la empresarial y obrera chirría o estalla fabricando parados, y la Cataluña sumergida o marginal, sector que se alimenta del anterior (por su volumen lo de ‘sumergida o marginal’ es un decir), y al igual que la de los 400, bien capitalizada, aunque pésima de salud física y mental.

En 30 años de socialismo en la alcaldía de Barcelona se ha pasado de arcas vacías, a vacías y endeudadas

Lo de menos, la Ley de Financiación Local, ni siquiera el tan sobado Estatut. Lo dicho, el pozo sin fondo keinesiano, base ideológica de nuestros políticos, convertido en fosa séptica a reventar, y sin enzimas capaces de digerir. El oasis catalán, un teatral e hipócrita espejismo.

Los dos tienen cara, expresiones y poses ‘jesuíticas’, digo sin ánimo de ofender a los Jesuitas o Salesianos que quizá por Sarriá les tuvieran de alumnos, creando un buen par de oportunistas demagogos.

Y si el Ayuntamiento contrata a Telma, ¡dulce glamour!, la Caixa de Cataluña, liquidando inmuebles, traslada este mes al Prat parte del gran aparato administrativo del Grupo, los no despedidos o jubilados por indispensables, con vecinos tan peligrosos que entran y salen del recinto en autobús propio. Es de esperar que los puticlubs de los alrededores no sufran otro acoso policial porque sus trajeados ejecutivos levanten sospechas. Aunque los últimos trasladados no forman parte de los antiguos ‘comerciales’ con suculentos bonus y comisiones, más bien son currantes enderezando los entuertos de la inmensa burbuja.

¿Qué secretos guardarán nuestros banqueros para que sus jubilaciones nos resulten a su mayoría tan inmorales?

¿Qué inconfesables historias e intereses guardan nuestros banqueros o ‘cajeros’ que su relevo o retiro se convierte en cifras que dejan atónitos al común de los mortales? El último, el del BBVA, prejubilado a sus 55 años, con 50 millones de pesetas al año, incomprensible en plena crisis, aunque lejos de los pagos de Botín a Amusátegui y Corcóstegui. A Narcís Serra, uno de los principales autores del actual fiasco, le conceden dos años para que redondee él mismo su prejubilación. Dejará en mantillas el supermillonario retiro de otro de sus discípulos, Pascual Maragall, y de su aparente oponente Jordi Pujol. El agravio comparativo es evidente, y la inmoralidad, y hasta ilegalidad, por tratarse de unas entidades formando un real oligopolio con el Estado, nutriéndose de fondos públicos para salvar la quiebra o simplemente llenar sus cajeros automáticos.

Y a la par que se fusionan caixas maquillando situaciones inviables o ilegales, se renuevan créditos al infinito, caso Inmobiliaria Colonial SA. Y de acudir al juzgado anunciado para septiembre, nadie se atreve, o en la Caixa de Girona, que debía fusionarse, con entradas y salidas del juzgado obligando la espera.

Y el saqueo debe de haber sido tan escandaloso que ni ellos creen en el futuro de su marca, Caixa de Catalunya, y consideran cambiarla. Sucedió en Banco de Cataluña, Banco de Barcelona, Banca Catalana, Caja de Barcelona, y un largo etc.


Subtitulo, destacados.

[span class=attention]La Redacción recuerda que éste es un artículo de Nodo Libre (opinión) y que no comparte necesariamente las opiniones del periodista ciudadano que lo firma, ni presupone tampoco que dicha opinión sea extensiva al resto de la Red de periodistas ciudadanos de Bottup[/span]

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

1 comentario

  1. Anónimo 15/10/2009 en 20:19

    que descansada se quedo tu madre

Participa con tu comentario