Viernes 30 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Nicolás Alcalá: “Planteamos una alternativa a un modelo caduco y lejano”

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Image
De izq. a drcha. Carola, Nicolás y Bruno analizan un negativo

ImageBottup.com entrevista en exclusiva al director de la película que se financiará por el revolucionario sistema de crowdfunding

Image
Un rodaje de Riot Cinema anterior visto por el objetivo
“La gente elige antes qué quiere ver y la película se desarrolla en
base a su público potencial. Si a largo plazo esto cambia el mercado será porque el modelo es mejor que el actual”

Nicolás Alcalá es un joven director emprendedor que ahora se atreve, junto con sus compañeros de Riot Cinema, a lanzar un proyecto de cine gratuito mediante financiación participativa. Además este guionista y productor ha trabajado junto con el conocido director argentino Eduardo Milewicz o Bob
McAndrew
. Sobre sus espaldas ya cuenta con varios guiones como el de ‘Noches Transarmónicas’.
Ahora la nueva criatura que engendra como director de Riot Cinema ya la conocemos, se llama ‘El Cosmonauta’.

¿Cómo surgió la idea y la
posibilidad de desarrollar una película con licencia Creative Commons como ‘El
Cosmonauta’
?

 

Somos usuarios de internet muy
activos y llevamos años sumergidos en las corrientes alternativas de las
licencias libres. Seguimos el movimiento del software libre y más tarde las
licencias libres prácticamente desde que iniciaron su camino y siempre nos han
parecido la única solución posible a todo el lío que existe actualmente con el
copyright y la piratería, que, dicho sea de paso, es un término horrible y muy
mal empleado. Simplemente, sentimos que era el
momento adecuado y que teníamos el producto adecuado entre manos. Todo lo demás
vino solo.

Se ha escuchado alguna crítica
sobre la repercusión en el mercado de una película libre para todo el mundo,
¿cree que esto romperá y cambiará el mercado cinematográfico?


No nos cansamos de repetirlo. No queremos hacerle la
guerra a nadie. Al menos no directamente. Nosotros estamos planteando una
alternativa a un modelo que nos resulta caduco y lejano, pero no por ello deja
de ser válido.  Simplemente queremos plantear una manera de hacer las cosas que
permita a gente como nosotros hacer la película que queremos hacer y que
creemos que el público quiere ver. Además, jugamos con ventaja porque si no es
esto lo que los espectadores quieren ni siquiera conseguiremos recaudar el
dinero para hacer la película y podrán ahorrarse una mala experiencia en el
cine.

 

Si el modelo no funciona, asumiremos el error y lo intentaremos con
otra propuesta. Es lo bonito de este modelo, la gente elige antes qué quiere
ver y la película se desarrolla en base a su público potencial. Si a largo plazo esto cambia el mercado o lo redefine será solamente
porque el modelo sea mejor que el actual. En última instancia, es el público el
que decide qué quiere ver y de qué forma.

 

¿Han recibido alguna presión desde
las productoras para que no sigan adelante? ¿Cuáles son los principales
problemas a los que Riot Cinema ha tenido que hacer frente?


Por el momento no. Aunque también es cierto que es
ahora cuando el proyecto está empezando a darse a conocer. Sabemos que con esto
vamos a hacer muchos amigos y muchos enemigos también, pero no nos preocupa
demasiado. Es posible que nos cierre muchas puertas en el futuro pero, quien
sabe, también puede abrirnos unas cuantas. De hecho, es lo que está ocurriendo. Gracias a todas
estas ideas estamos consiguiendo llegar a comunidades que de cualquier otra
forma no hubiera sido posible y que están ayudando a que el proyecto crezca a
un ritmo gigantesco. Incluso nosotros estamos sorprendidos.

¿Es posible y viable la
financiación de 300.000 euros mediante crowdfunding?

Es posible. Hay películas que lo han conseguido en
Estados Unidos. De todas formas, sabemos que España es diferente y tampoco
queríamos pecar de ingenuos.  Es por eso que hemos planteado diferentes vías de
financiación. La más clara es la capitalización que está realizando el equipo
técnico. Somos unas 60 personas trabajando, aportando su sueldo como capital de
la película a cambio de un porcentaje y un pago diferido. Es una táctica bastante común en el cine sólo que en
nuestro caso lo aplicamos a todo el equipo y no a algunas figuras solamente. De
esta forma, de los 325.000€  que va a
costar nuestra película, en realidad necesitamos solamente unos cien mil.

Por otro lado, también hemos planteado un concepto
algo innovador que consiste en no pedir donaciones a la gente, sino en darles
algo a cambio de su inversión. En nuestra película, cualquier cantidad que
inviertas va a tener una contrapartida en forma de merchandising. Desde los dos
euros mínimos por los que recibes un ‘welcome pack’ con dos pegatinas, una chapa
y la entrada en el sorteo de un traje de cosmonauta hasta cualquier otra
cantidad que podrá ser canjeada por camisetas, lápices, libros y otras
sorpresas.

 

“Somos unas 60 personas trabajando, aportando su sueldo como capital de la película a cambio de un porcentaje y un pago diferido”

¿Han recibido ya peticiones (a
pesar de que en la web todavía no se permite) por parte de los usuarios para producir la película
aportando 
cantidades a partir de 2 euros?


Acabamos de lanzar nuestra web . De momento sólo ha
llegado a amigos con los que hemos estado realizando algunas pruebas. Ha habido
un interés enorme en el proyecto por parte de numerosas instituciones y
personas que nos dicen una y otra vez que en cuanto abramos la tienda van a
comprar tal o cual cosa.

Es ahora cuando realmente se va a demostrar si la
gente está dispuesta a apostar monetariamente por un modelo diferente que pueda
cambiar algunas cosas. Y si lo piensas bien, en realidad tampoco están
apostando por nada porque todo el dinero que invierten tiene una contrapartida.
En realidad, solamente están comprando en una tienda con productos muy chulos y
de rebote ayudando a hacer esta película.

Una película que no se venderá,
con CC, con financiación mediante crowdfunding, ¿para los productores de Riot
Cinema
es rentable producir ‘El Cosmonauta’?


Depende de a quién te refieras con productores,
aunque en cualquier caso la respuesta es sí. Aquel espectador/productor que
decide invertir 2 o 200 euros en la película está siempre recibiendo algo a
cambio (merchandising, su nombre en los títulos de crédito, el welcome pack…). El resto de productores, es decir, la gente que
aporta su capital, incluídos los miembros de Riot Cinema Collective, ya sea en
trabajo, especie o en efectivo, van a poder rentabilizar su inversión
dependiendo de cuánto decida apostar el público por la película. En el fondo,
es igual que cualquier otro estreno comercial.

Si a la gente le gusta, comprarán el dvd, un par de
camisetas, irán a alguno de los conciertos que organizaremos o pagarán por ir a
verla en pantalla grande. En todos esos casos, los productores ganan y el
público también. El cambio en el modelo económico no es tan grande.
Lo único que hacemos es ofrecer la película de forma gratuita y rentabilizarla
por otros medios.

Image
Nicolás Alcalá descansa durante el rodaje
“El cambio en el modelo económico no es tan grande. Lo único que
hacemos es ofrecer la película de forma gratuita y rentabilizarla por
otros medios”

¿‘El Cosmonauta’ o ‘Iraq For Sale’
pretenden demostrar que se puede hacer cine con calidad y  sin un
presupuesto millonario?

 

Pretender demostrar suena algo pretencioso, pero en
el fondo es algo así. No es algo que queramos remarcar especialmente pero se
cae por su propio peso. Nosotros venimos de la cultura digital y de un
modelo de producción muy básico en el cual la premisa es gastar siempre lo
menos posible. Nos hemos criado haciendo cortometrajes de mínimo presupuesto
que debían competir con aquellos que costaban cincuenta o sesenta mil euros y
al cabo de un tiempo descubres que es posible. Que el cine tiene infinitos
recursos y que se pueden hacer presupuestos ajustados sin necesidad de pasar
penurias.

Aquel que haya trabajado en cine o publicidad sabrá
cuánto dinero se desperdicia cada día en cosas que se pueden hacer de una forma
mucho más económica, simplemente con entender el cine como un medio de vida y
no como una quimera de oro.

¿Y qué le parecen las series que
se distribuyen por internet como malviviendo ?


El fenómeno de las series en internet es algo que me
fascina. De un tiempo a esta parte ha habido una floración de series hechas con
presupuestos ridículos que la mayoría de las veces competían en calidad
cinematográfica con las series de la televisión. De hecho, cada vez más televisiones compran o
adaptan estas series y se deciden a portar sus formatos también para internet. Es un medio maravilloso que permite a mucha gente
demostrar lo que decíamos antes: se puede hacer buen cine con muy poco,
simplemente hay que tener ganas de hacerlo.

Precisamente nosotros colaboramos en la producción
de una serie para internet que también utiliza creative commons:
“Pendiente de título”, y estamos intentando organizar un evento
nacional sobre series online para reunir a los profesionales de la industria y
a los creadores de series y analizar la situación en que se encuentra la
producción para empezar a darle salida a todos esos contenidos de calidad.

“Estamos preparado un par de sorpresas en el espacio que se van a materializar casi con toda seguridad”

¿De dónde proviene esa fijación
por “lo soviético”? Y,¿por qué deciden crear una película de cosmonautas y no
de pistoleros, de superhéroes o cualquier otro tema?


Es gracioso porque el primer guión del que acabó
saliendo la película era un corto de superhéroes que involucraba de alguna
forma a un cosmonauta.

 La fijación por los cosmonautas perdidos surgió de
una conversación que tuve con Bruno, uno de los tres miembros que formamos Riot
Cinema, en la que hablamos de los mitos que existen sobre los cosmonautas
perdidos y sobre el proyecto Sputnik, de Joan Fontcuberta, quien finalmente ha
acabado entusiasmado con la idea y apoyando la película.

Sobre los actores, ¿se presentaron muchos actores con suficiente cualificación u os
encontrasteis con un casting con mucha gente amateur que fue a pasar el rato?


Todavía estamos en una fase muy temprana de la
preproducción. Aún no hemos realizado el casting porque no sabemos cuándo
rodaremos. Una vez tengamos el dinero suficiente podremos fijar una fecha y
comenzar con este tipo de cosas: el casting, la búsqueda definitiva de
localizaciones, los preparativos para el rodaje… Al que sí tenemos es al protagonista, Carlos
Martínez-Abarca. Un actor increíble con el que he trabajado varias veces y para
el que escribí el papel especialmente. No tuve ni que enseñarle el guión, ambos
adoramos la forma de trabajar del otro y se metió al proyecto de cabeza. Va a
ser una suerte contar con él.

¿Qué posibilidades reales existen
de que la película se estrene en el espacio?


Si hacemos caso a lo que nos dijo el cosmonauta
Sergey Volkov , muchas. Además,
estamos preparando otro par de sorpresas en el espacio así que, de una forma u
otra, creo que es una posibilidad que se va a materializar casi con total
seguridad.

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

4 Comentarios

  1. Anónimo 18/05/2009 en 23:44

    Excelente!!
    Para el Arte y el Talento no hay nada, absolutamente nada pequeño, les felicito y deseo lo mejor, que se centre ese Talento siempre en el buen camino!! Enhorabuena por esta acertada alternativa de producción y proyección, muestra del Talento en manos.

    Peter

  2. olgah 18/05/2009 en 17:55

    Suena bien. Ánimo con el proyecto!

  3. Anónimo 15/05/2009 en 14:58

    Que proyecto mas interesante

  4. Anónimo 15/05/2009 en 14:58

    ENHORABUENA!!!

Participa con tu comentario