Lunes 05 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Normalidad en el #14N: 150.000 personas salen a pasear por las calles de Las Pamas

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

FOTORREPORTAJE / STORIFY / Crónica subjetiva de un día normal en las calles de Las Palmas de Gran Canaria. Un día que resultó ser el #14N, día de huelga general

Hoy, 14 de noviembre de 2012, ha sido un día normal. Amanecía en Las Palmas con calles semivacías, con un tráfico más fluido de lo normal, con comercios abiertos pero sin clientela, con colegios abiertos pero sin niños y niñas, que habían decidido quedarse en casa a pasar un día normal. Como era un día normal muchos ciudadanos de Gran Canaria decidieron darse una vuelta por Las Palmas de Gran Canaria, a disfrutar de un día en la calle. Y es que es normal que los maestros, organizados en su habitual marea verde, protesten contra las deficientes condiciones de la enseñanza pública; en un día de normalidad, sanitarios y pacientes piden que no se toque la sanidad pública; y con ellos los bomberos, los estibadores, los trabajadores de justicia, los mecánicos, los albañiles, las amas de casa, los chiquillos, los discapacitados, los parados, todos ellos se citaron a las 6 de la tarde para, según los sindicatos, confluir en la mayor manifestación de la historia de Canarias: 150.000 personas.

Es lo que tienen los días normales. La gente sale a la calle. Y se envenena. Y grita. Y pide que Rajoy se vaya con sus políticas a otra parte

Es lo que tienen los días normales. La gente sale a la calle. Y se envenena. Y grita. Y pide que Rajoy se vaya con sus políticas a otra parte. Y en días normales, la gente se pregunta que qué carajos pasa, que echan a la gente de sus casas. Y es que salir a la calle en días normales tiene el peligro de que te encuentras con gente normal, que ha perdido su trabajo, que ha perdido su casa, y te tropiezas con viejos a los que no les llega la pensión o lo que es peor, te tropiezas con estudiantes preparados que ven que les dejan sin futuro. O te aparece algún anarquista que se quiere llevar el protagonismo con alguna que otra salvajada en forma de rotura de cristales o de ocupación de tarimas.

Y es que días como hoy tienen el peligro de que la gente vea que hay otros con sus mismos problemas, con sus mismas inquietudes, sus mismas sonrisas, sus mismas lágrimas, sus mismas miserias. Y claro, días normales, como el día de hoy ponen en peligro a cualquier gobierno. Cualquier gobierno serio, se entiende.

[blockquote]Pincha para aumentar cada una de las imágenes:{webgallery} {/webgallery}[/blockquote]

Esta es la crónica en forma de Storify de un día normal.


Actualizado con las imágenes


Subtítulo y destacado

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

1 comentario

Participa con tu comentario