Martes 25 de marzo de 2014,
Bottup.com

Nuevos modelos periodísticos: formas de financiación y tendencias para 2013

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (1 votos, media: 10,00 de 10)

Algunos de los medios surgidos en España en los últimos meses

 

El debate entre digital y papel empieza a quedarse viejo

Nuevas formas de monetarizar, colaboraciones, cooperativas, crowdfunding, creative commons, tecnología, aplicaciones, etc. se debaten en los nuevos medios

Soitu.es se despedía el 27 de octubre de 2010, 22 meses después de iniciar su andadura en la red. Había nacido con “la energía necesaria para convertirse en un sitio de información útil, independiente, participativo y diferente”.

Algo más de 26 meses después de su cierre, el panorama de nuevos medios aparecidos en nuestro país ha cambiado de tal forma que todavía está por redefinirse.

Sin embargo, una serie de puntos en común parecen compartir estos nuevos proyectos:

Los nuevos proyectos tienen en común basarse en una buena idea, el debate entre papel y digital, la ausencia de estereotipos o en uso de Creative Commons

1.- La competencia y la aparición de nuevos medios no sólo es una buena noticia para la pluralidad informativa sino que también puede y debe crear una ‘nueva cultura’ en los lectores que se aproximan a estos medios. El éxito de unos, fomentará no sólo la aparición y desarrollo de otros sino también su propia sostenibilidad económica.

2.- Una buena idea ayuda, pero no es suficiente si no eres capaz de crear una comunidad en torno a tus lectores. No basta con buscar y encontrar un nicho de mercado, también hay que establecer un diálogo con una audiencia cada vez más exigente y saber adaptarse a una sociedad en continuo cambio.

3.- El debate papel/digital -de momento-, no sólo se ha presentado como una incógnita por resolver sino que demuestra constantes excepciones. Ejemplos paradigmáticos son los de la Revista Mongolia (Gonzalo Boyé, editor de Mongolia afirmó que “su web es como un tablón de anuncios de un colegio“) y/o Yorokobu.

Su elección depende de factores tan interdependientes como los objetivos, el producto y/o el público.

4.- Fuera estereotipos. Jot Down Cultural Magazine, por su parte, ha roto con la idea de que vivíamos en una cultura digital de ‘fast reading’ y que era el único modelo posible. Sus entrevistas en profundidad así lo demuestran. Como afirman en su web, “hay método en nuestra locura“.

5.- Creative Commons (20 minutos ya lo hacía). Materia, eldiario.es y otros muchos han apostado por la cultura abierta y compartida. Materia, a través de su apartado ‘Republícanos, lo explica:

“Consideramos que la difusión sin ánimo de lucro de la información que se genera en el mundo científico y tecnológico es la única manera de aportar el conocimiento de calidad que diferencia las sociedades prósperas”.

Algunos de los nuevos medios en España son: Revista Mongolia, Yorokobu, Jot Down Cultural Magazine, Materia, eldiario.es, Gonzoo, Politikon o Civio

Esta licencia permite que sus trabajos puedan ser publicados en otras partes del mundo y que el ‘intangible’ de su marca sólo se encuentre con las fronteras de Internet y de la calidad de sus contenidos.

6.- Son ‘redacciones’ pequeñas (virtuales y/o físicas) y buscan un crecimiento sostenible. Algunos de los periodistas que han lanzado un nuevo medio provienen de grandes redacciones que han sufrido un ERE en los últimos tiempos (como por ejemplo del diario Público).

7.- Apuestan por contenidos originales. Unas veces alejados de la ‘corriente’ de actualidad que propugnan los grandes medios; y en otras ocasiones, simplemente buscando una mirada diferente.

8.- Eran periodistas antes y seguirán siendo periodistas después. Más o menos conocidos por el gran público, llevan trabajando en el periodismo desde hace años. Algunos iniciaron antes un proyecto periodístico sin éxito y otros han pasado por diferentes medios hasta apostar por la creación de un medio propio.

9.- Pasión, tecnología y conocimiento. Por una parte, reivindican el periodismo como servicio público, libre de intereses empresariales y políticos, comprometido, independiente y respetuoso con el lector. Por otro lado, la tecnología les ha permitido que, con unos costes relativamente pequeños, periodistas que comparten intereses comunes puedan lanzar un medio especializado.

10.- La rentabilidad. El mensaje se repite: “No te vas a hacer rico”, pero “creemos que se podrá vivir dignamente”. En jornadas, charlas y mesas redondas se destaca que poco a poco están llegando los ingresos. Algunos de estos medios aún no son rentables, pero el horizonte de expectativas es relativamente optimista.

 

En este sentido, las nuevas formas de hacer rentable estas iniciativas periodísticas también han cambiado. Algunas son las de siempre, otras son nuevas. Destacan:

1.- Suscripciones y ventas. La Revista Mongolia ha demostrado que este modelo sigue siendo viable. Como ellos mismos afirman: “No nos planteamos un modelo de publicidad por los contenidos que queríamos hacer…”.

Las redacciones son pequeñas, apuestan por contenidos originales, reivindican el periodismo de servicios público y se sirven de la tecnología

2.- Publicidad. Como señala el Informe ‘La Sociedad de la Información en España 2012′ (página 16) el 59,3% de los lectores de prensa parecen estar dispuestos a abandonar el papel. Por otra parte, y aunque la inversión en publicidad digital en España no está tan desarrollada como en otros países, la mayoría de estudios coinciden en afirmar que el trasvase acabará llegando.

3.- Buscar patrocinios estables. Como anunciaba Virginia Alonso, Vicedirectora del grupo 20 Minutos, tras la reciente aparición de Gonzoo (“un medio de información enfocado a los jóvenes”).

4.- Socios. Eldiario.es (antes también lo había hecho Periodismo Humano), con más de 2.000 socios explica sus ventajas: adelanto para socios, reconocimiento en la comunidad, un blog para socios, encuentros fuera de la red, etc.

5.- Co-branding. Si quieres contenidos de calidad y ya hay alguien que los hace asóciate. Aquí también destaca eldiario.es, que colabora con Materia (ciencia, medio ambiente, salud y tecnología), Politikon, Vertele o Civio (transparencia informativa y apertura de datos a través del uso de la tecnología).

Otro modelo basado en la forma/diseño es el de Brands & Roses S.L. (empresa editora de Yorokobu). Como ellos mismos afirman:

“Empezamos a recibir propuestas para hacer otras revistas, contenidos para marcas, carteles de música, información para blogs corporativos, campañas de publicidad integrada, proyectos de comunicación visual…
Y todos tenían algo en común. Todos querían una forma distinta de contar las cosas. Un estilo más actual y más afín a las personas que querían llegar”.

6.- Fundaciones. Fuera de España es más habitual encontrar fundaciones que financian proyectos periodísticos. El caso más representativo es de la Knight Foundation. Parece que poco a poco, también en el ámbito periodístico, están llegando a nuestro país las incubadoras de start-ups.

La rentabilidad: suscripciones y ventas, junto con publicidad, conviven con patrocinios estables, socios, co-branding, crowdfunding o financiación de Fundaciones

Por otra parte, está el modelo de la Fundación Ciudadana Civio, inspirada en organizaciones como “mySociety en el Reino Unido, la Fundación Ciudadano Inteligente en Chile, OpenNorth en Canadá o la Sunlight Foundation en EE.UU.”. Está basado, aunque no exclusivamente, en contribuciones y donaciones.

7.- Crowdfunding. Han sido varios los ejemplos en 2012 de medios financiados a través de crowdfunding (como Fixmedia o Vía 52), o de proyectos periodísticos concretos y especializados (como España en Llamas). Casi todos ellos tienen en común que fueron lanzados a través de la plataforma de crowdfunding Goteo.

Pero también encontramos a periodistas que son una ‘marca’ en sí mismos. Destaca Jordi Pérez Colomé (@jordipc). A través de su blog Obama World tiene un botón de PayPal. Sobre este modelo de financiación señala, “no tengo la sensación de pedir un favor. Si no creyera en el valor de este blog no daría este paso. El periodismo es contar bien lo que pasa“.

Y aclara en un reciente post:

“En 2012, he ingresado 5.786,10 euros gracias a este blog. Ha habido tres vías de entrada de dinero: las donaciones directas a través de Paypal, el crowdfunding y la venta de versiones digitales de mis libros. El mejor método ha sido el crowdfunding. Pedí 2.000 euros para viajar a Estados Unidos a cubrir la campaña electoral y obtuve 3.195 (por suerte, porque todo el viaje me costó 3 mil euros)2.

8.- Formación en periodismo de datos, técnicas de investigación, visualización, y en general, todo aquello que defina su ‘valor diferencial’ en esta cultura digital.

Civio, por ejemplo, en colaboración con Irekia (Gobierno Vasco) ofreció formación gratuita para cerca de 70 periodistas en la utilización de datos públicos, visualización y en cómo podrían servirse de ellos para el desempeño de su labor diaria.

9.- Hacer reportajes periodísticos bajo demanda. Ya sea por petición de los socios que proponen temas o porque un cierto número de lectores demanden una investigación cuya financiación pueda ser conseguida a través de crowdfunding. Como, por ejemplo, Información sensible.

Las fórmulas comienzan a multiplicarse: el muro de pago funciona para los grandes, lo pequeños utilizan cooperativos, publicaciones especiales o bajo demanda, entre otros

El propio Jordi Pérez Colomé responde a esta nueva posibilidad en su blog:

“Los ingresos son mayores si el dinero se pide y es a cambio de algo concreto. Hay personas dispuestas a pagar por saber bien qué ocurre, pero es mejor que se lo recuerden y les animen. En dos años 108 personas (en 155 veces) han pagado por Obamaworld a través de Paypal. En 40 días, 162 colaboraron para sufragar el viaje a Estados Unidos. Algunos coinciden, pero una buena parte son nuevos”.

10.- Cooperativa. La Marea (a través de la cooperativa MásPúblico) publicó su primer número en diciembre de 2012. Como señalan en su web, “los socios entran a formar parte del proyecto con una cuota mínima de 1.000 euros y tienen derecho a participar en las asambleas“.

11.- Publicación de números especiales en papel y ebooks. Infolibre, que anuncia en su web su lanzamiento para los dos primeros meses de 2013 apuesta por dos medios: “el diario digital infoLibre y una revista mensual en papel que se llamará Tinta Libre, que pretende publicar historias de investigación, crónicas, reportajes y entrevistas de calidad”.

Jot Down, por ejemplo, tras nacer en Internet decidió publicar una revista en papel y libros bajo su sello editorial ‘Jot Down Books’.

12.- Realizando aplicaciones web para/en colaboración con otros medios de comunicación. El ejemplo más significativo fuera de España (aunque no el más ‘afortunado’, anunció su cierre el pasado 21 de diciembre) lo encontramos en Owni, un medio francés que creó aplicaciones y plataformas para Wikileaks o France 5.

13.- Muro de pago. Los grandes editores empiezan a apostar definitivamente por esta modalidad. El éxito del New York Times parece que ha acabado por convencerles. Además, las variantes y posibilidades también empiezan a aparecer.

Andrew Sullivan, uno de los comentaristas políticos más populares de Estados Unidos, anunciaba que en su blog habría contenidos bloqueados y otros que serían libres (para acceder al sitio completo hay que pagar alrededor de 20 dólares anuales). En menos de 24 horas Sullivan ya ha conseguido 12.000 suscriptores.

 

Queda pendiente: monetarizar aplicaciones para tabletas y smartphones, el desarrollo del vídeo, la internacionalización y la difusión de esta ‘nueva cultura’ en facultades de periodismo

Como estamos viendo, estos modelos de sostenibilidad cada vez son más flexibles y pueden permitir hacer un periodismo más digno, independiente y de mejor calidad. Desde esta perspectiva, y para este año 2013, habrá que estudiar:

1.- Cómo monetizar aplicaciones para tabletas y smartphones. Está por ver su convergencia en las nuevas iniciativas periodísticas. En España, Tablet Army puede tener mucho que decir.

2.- El desarrollo del vídeo a la hora de contar historias, los grandes formatos documentales y la fotografía interactiva multisoporte. Este es el ‘campo de acción’ de 93 metros.

3.- Analizar cómo se introduce esta ‘nueva cultura’ en las facultades de periodismo. Ya sea a través de jornadas, trabajos de fin de grado o talleres de “diseño, creación y desarrollo de nuevos proyectos periodísticos”.

En todos los casos, parece necesario un diálogo más fluido entre sociedad, universidad y empresa.

Juan Luis Manfredi, profesor de Periodismo de la Universidad de Castilla la Mancha ha recopilado estos nuevos proyectos periodísticos en este documento (no sólo españoles).

Y Silvia Cobo, periodista, ha hecho una “puesta al día“.

4.- Internacionalización. El grupo francés Mediapart será socio editorial de infoLibre.

En resumen, lo que hasta hace poco parecía extraordinario puede, con el tiempo, convertirse en normal. Ésta no es sólo una labor de ‘emprendedores’, periodistas afectados por EREs, recién licenciados o ‘soñadores’, es también tarea de una ciudadanía que demanda nuevas formas de contar historias, viejos modos de hacer periodismo…


Subtítulo, destacados e imagen

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

4 Comentarios

  1. Susana Herrera Damas 31/01/2013 en 10:48

    Completísima recopilación, Raúl!

    Muchas gracias por compartirla!

    Un saludo!

    Susana

  2. Francisco Cristancho Reyes 30/01/2013 en 16:03

    Buen artículo, sobre todo para que lo conozcan estudiantes de Periodismo y tengan mayores alternativas para realizar trabajos independientes y no sólamente piensen en la necesaria vinculación a los grandes medios de comunicación.

  3. Teresa 22/01/2013 en 19:48

    ¡Más que interesante! Muy recomendable para todo el mundo del periodismo. En todos esas iniciativas está el futuro de una parte importante de los periodistas de hoy.

  4. José María 17/01/2013 en 18:17

    Me gusta mucho la síntesis que has realizado Raúl!!

Participa con tu comentario