Miércoles 07 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Oriol Junqueras quiere ‘comprar’ Cataluña a precio de saldo

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

Y repite Obama, que dijo: “Grecia es lo inmediato, pero el mayor problema es España”

Barcelona. Entre el guirigay independentista, amortiguado por las elecciones americanas, hoy destaca una genial sandez:

Junqueras cree que el Estado catalán debería asumir al menos el 10% de la deuda española

A Oriol Junqueras, Presidente de Esquerra Republicana de Cataluña, ERC, además de la lógica en su reflexión de aceptar una parte de la deuda española, en primer lugar le diría que está repartiendo la piel del oso antes de cazarlo, y además iniciarse con solo un 10% me parece muy tacaño o ‘catalán genuino’.

Compra de rebajas, o espera que dentro de poco la deuda española sufra quitas al igual que la griega. Si espera, quizá pueda comprar Cataluña más barata

Compra de rebajas, o espera que dentro de poco la deuda española sufra quitas al igual que la griega. Si espera, quizá pueda comprar Cataluña más barata.

Cataluña suma más del 20% del desarrollo español, y al igual o más de su descalabro, pero ya puestos, como siempre digo, habría que añadir a la deuda española, por supuesto la de la Generalitat, la quebrada y nacionalizada CatalunyaCaixa, más las restantes caixas ya fusionadas, más deudas de municipios y demás entes quebrados, e infinidad de etcéteras.

Al leer la lógica reflexión de Junqueras me reafirmo en mis muchos pasados escritos donde centraba en la deuda española el principal escollo frente al deudor principal, Europa, la UE y la Eurozona. Partir España significaría su total quiebra, el impago generalizado de la deuda estatal y por tanto la generalizada quiebra de su sistema financiero, tenedor de la deuda… el resto del dominó es imaginable con facilidad. Y Europa no solo se juega deuda, se juega numerosos intereses de sus empresas dominantes en gran parte del tejido productivo y financiero español.

Junqueras, tras su indiscutible fanatismo independentista ‘toca de peus a terra’ [tiene los pies en el suelo], mucho más que Artur Mas que ni considera el problema de la deuda.

Con desear la independencia, como todo en la vida, no basta, hay que comprarla, y si el comprador no tiene un mínimo de 300.000 millones de euros para pagar su parte en la deuda pública y financiera española, más la capacidad y garantía de afianzar quizá otros tantos en deuda privada y el famoso ‘circulante’, la independencia deberá quedarse en el escaparate, como cualquier soñado juguete.

Esa independencia no se consolidará al igual que ayer el matrimonio gay, más bien tiene la total oposición de quienes deberían ser sus padrinos, los europeos

Pero Junqueras aún no ha cazado el oso, y me temo que ni tenga la escopeta para cazarlo, o la de aire comprimido que maneja no le permite meterse en una cacería mayor.

Sin el mínimo ánimo de opinión o crítica aseguraría que esa independencia no se consolidará al igual que ayer el matrimonio gay, más bien tiene la total oposición de quienes deberían ser sus padrinos, los europeos.

Que haya ganado Obama, que dijo hace más de un año “Grecia es lo inmediato, pero el mayor problema es España”, no favorece los planes independentistas, por cuanto desestabilizar a sus aliados, España y Europa, lo dijo bien claro, ni de lejos entra en sus planteamientos, todo lo contrario.

Su posición, incluso frente a Merkel, y su propia solución ante la crisis americana, de emitir más dinero, o en caso del BCE y Europa comprar deuda pública de los países más comprometidos, aliviaría la particular crisis española, mermando el independentismo.

Imagen: Servicio de Prensa de la Universitat Catalana d’Estiu


Destacados e imagen

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario