Jueves 25 de mayo de 2017,
Bottup.com

Otra de Dios y el arte

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

CiU ataca al Ayuntamiento de Lleida por una exposición de cómics que se mostró en 2005

Opinión

Como dice el refrán, todo en esta vida se pega, menos lo bueno. Un
ejemplo palmario de ello es el nuevo espectáculo político-religioso
que CiU ha organizado en Lleida, animados al parecer, por el gran éxito
de público y crítica que obtuvo el Partido Popular en Extremadura, hace
apenas una semana. ¿Recuerdan?

Ahora resulta que los dirigentes nacionalistas catalanes han
denunciado al tripartito (normal, estos rojos separatistas no tienen
respeto por nada) que gobierna en Lleida por lo que consideran “una
falta de respeto” hacia el cristianismo, ante la exposición promovida
en la ciudad catalana en 2005, el catálogo de la cuál fue subvencionado por el ayuntamiento.

 

La exposición titulada “Del fanzine al manga. Lesbianas, gays y transexuales en el cómic” mostró parte de la obra del dibujante Nazario

La exposición titulada “Del fanzine al manga. Lesbianas, gays y
transexuales en el cómic”
mostró parte de la obra del dibujante de
comics Nazario, muy famoso en el mundillo underground desde que
triunfara en los ochenta en revistas como El Víbora.

Claro, el teniente de alcalde de Lleida, que es al que le llueven
las críticas (no, no tendrá que ver que sea el candidato a la alcaldía
que se disputará el consistorio con los convergentes dentro de apenas
unas semanas, seguro que no, no me sean malpensados) por haber sido en
su momento el responsable del catálogo de la exposición, dice que ya le
vale a CiU, que podría haberlo dicho antes y le acusa de fariseísmo político (anda que no).

Dejen de preocuparse tanto por nuestra
sensibilidad moral, señores políticos. Y (…) rásguense las vestiduras cuando toca, y no
semanas antes de unas elecciones

 

Y los de CiU dicen que no han tenido más remedio porque, claro, es
que han recibido un montón de quejas de ciudadanos indignados (ahora,
no cuando se hizo la exposición, entonces no se indignó nadie) y además
el obispo de Lleida les ha dado un toque por teléfono y, claro, a ver que iban a hacer ellos.

Ay, de verdad, dejen ustedes de preocuparse tanto por nuestra
sensibilidad moral señores políticos. Y, para otra vez, levanten sus
indignados lamentos y rásguense las vestiduras cuando toca, y no
semanas antes de unas elecciones, hombre, que no cuela.

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario