Martes 06 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Otra de políticos: ahora Álvarez Cascos arremete contra la policía

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

OPINIÓN / Las declaraciones del ex secretario general del PP y ex vicepresidente del Gobierno, Francisco Álvarez Cascos, vienen a poner ese punto de picante excesivo que caracteriza a la política española

Cuando no hace un mes de las salidas de tono y exabruptos del ex ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja, acerca de una presunta connivencia y coincidencia de intereses entre la banda terrorista ETA y el Gobierno actual de España, presidido por José Luis Rodríguez Zapatero, ahora otras frases incendiarias, igualmente ‘trollísticas’ y chocantes por irresponsables, sacuden la política española.

El político, actualmente candidato para la presidencia de Asturias, acusa a la policía española de crear y fabricar pruebas en la trama Gürtel que ‘muerde’ los alrededores y también, en algún caso, dentro del Partido Popular.

Álvarez Cascos acusa a la policía española de crear y fabricar pruebas en la trama Gürtel

Ambos políticos, Mayor y Álvarez Cascos, están alejados del ‘epicentro’ político de Madrid, ambos realizan sus declaraciones en un tono estentóreo y fuera de la dinámica natural y habitual de su partido, “así como si fueran declaraciones propias“. Ambos políticos han medido el tiempo de hacer sus declaraciones. Sin embargo, parece, y digo solo parece, que el interés de estas palabras estentóreas es ‘otro‘.

Ni Mayor aportó pruebas para sustentar ese “Zapatero y ETA buscan la debilidad de España“, ni Álvarez Cascos irá a denunciar con pruebas la presunta actuación ilegal de la policía, creando pruebas en un caso abierto en los tribunales. Dicho sea de paso que los sindicatos policiales han criticado por irreal, porque ataca las instituciones policiales y porque ‘politiza’ sus actividades.

En ningún caso este juego con algunos de los pilares de la democracia y del Estado serán justificados documentalmente, lo auguro tristemente. Todo quedará en los episodios de la lucha partidaria y la conspiranoia más o menos arrebatada y casos de hemeroteca.

El PP, verdadero valedor de ambas figuras políticas, no desautoriza ni apoya hasta el punto de acompañar con pruebas, y simplemente coincide con los políticos al menos en parte. Da cancha, pávulo o campo a esas insinuaciones insidiosas sin pruebas. En resumen, todo ello se emplea para alimentar el ‘flame‘ político. Es crear ruido que tapará otro ruido, el de la corrupción cabalgante, ya sea en el caso Gürtel o Palma Arena, que ronda amenazante al Partido Popular.

Yo mismo, como ciudadano no puedo creer que esta estrategia de confusión no haya sido diseñada en algún gabinete cercano al PP dadas las coincidencias: declaraciones eruptivas altosonantes que atacan algunos pilares del Estado y salidas a la luz en la pertinencia y oportunidad de “mucho bombardeo mediático” sobre el PP.

El juego consiste en crear mucho ruido en poco tiempo para tapar o evitar que la opinión pública centre su mirada fijamente en los casos graves de corrupción de este momento: cuando el PP parece ‘despegar’ en las encuentas preelectorales.

Este es el signo de la política española, irresponsabilidad por doquier, politización de la justicia. Sorprende que algunos juicios, algunas sentencias y algunos sumarios se conozcan cuando favorecen a tal o cual partido, juego con algunos valores democráticos: confianza en las instituciones, el trabajo de las fuerzas de seguridad, la credibilidad del Gobierno o incluso la legitimidad de un Gobierno, como lo que existe tras la conspiranoia irreal del 11m.

Esta es la realidad de nuestros políticos, no es solo la falta de soluciones a los problemas que nos acucian, ni los casos de corrupción o manejos, tampoco la falta de acción decidida o el intento de fagocitar cualquier acción o actividad ciudadana. Es esto. Es este intento de ‘engañarnos’ y dar una imagen irreal tanto del país como de la política, degradando al adversario sin parar mientes, no solo en la verdad, sino en la ética y llevándose por delante la confianza, el trabajo, la utilidad de instituciones y personas ajenas a esta lucha de crispaciones por doquier.

Por desgracia, esta estrategia de confusión no atañe solo al PP, sino que es imagen especular de lo que se da en este mundo, la política en el otro gran partido, el PSOE. Configurando lo que todos los españoles nos tememos, son lo mismo, son iguales, se manifiesta con crudeza la realidad de la Ley de Hierro de Michels, todos juegan a llegar al poder ‘cueste lo que cueste’, ya bien sea la ética o la verdad. Todos juegan a la corrupción, todos tienen ‘fontaneros’ o Sres Lobo para arreglar asuntos que se ‘salen de madre’.

Todo esto nos deja la triste realidad a los ciudadanos de que es la política y los políticos un juego irresponsable y trapacero, y en los ‘hechos eyaculatorios electorales’, no saber si ‘votar’ la peste o la cólera, haciendonos deudores de su juego de malabares y de sus argucias muñidas bajo la luz de un flexo, nunca dándonos alternativa, sino simple alternancia.

Imagen 1
Imagen 2


Destacado

¿Te gustó este artículo? Compártelo

1 comentario

  1. Anónimo 18/04/2010 en 19:58

    que saquen las pruebas que tengan el orejon y el bull dog de lo que dicen de la policia y si no las tienen que los castigen por injurias y calumias .por que esperpentos como estos ensucian la politica la policia y todo lo que les salga de esas bocas de vivora . 😛 😛

Participa con tu comentario