Miércoles 28 de septiembre de 2016,
Bottup.com

¿Pacto CIU-ERC tras las elecciones?

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

La posibilidad de que tras el 25 -11 CIU pacte con ERCha erizado los pelos al más alto empresariado catalán

Barcelona. Dicen que Godó, Fainé, Lara, Alemany, están asustados. ¡Y no es para menos!, otro tripartito con distintos pero parecidos iluminados preparando el gran salto de Cataluña a su destino en lo universal. Y tenemos la suerte de que no hay coalición entre los partidos independentistas. Los cuatro gatos mal avenidos, ERC, SI, Reagrupament y DC, encuentran muy complejo pactar en tan poco tiempo. Es de suponer que sus líderes le han tomado un gusto adictivo a sus continuas apariciones en las teles, más los excelentes sueldos y dietas del Parlament, que prefieren continuar en solitario. Laporta, por mimetismo, si el Barça gana, tiene asegurada otra legislatura… soñando con la presidencia del Estat catalá.

Lo de la “decadencia de la clase política” del Juez Pedraz, tiene algo que ver con la decadencia del sistema político español, que se empeñan en calificar de democrático

Lo de la “decadencia de la clase política” del Juez Pedraz, que yo amplío en la “decadencia de la alta clase funcionarial”, por aquello de que el poder ejercido demasiado tiempo degenera y corrompe, tiene algo que ver con la decadencia de los votantes, o mejor con la del sistema político español, que se empeñan en calificar de democrático. Repito, Franco definía su Régimen de Democracia Vertical, de él para abajo, en la que los de ‘abajo’ no contaban para nada.

Aquí y ahora en Cataluña 6.000.000 de catalanes observamos atónitos qué decidirán unas pequeñas mafias vendiendo el cuento de la imposible por el momento independencia. Un millón de entre fanatizados con lo de la ‘lengua y cultura’ (lo de la “cultura” ignoro a qué se refiere) más quizá unos 300.000 que ya viven a cuerpo de rey enchufados y subvencionados por el sistema, decidirán entre unos partidos que lo único que han demostrado radica en su capacidad para quebrar y corromper Cataluña. Con solo empeñarse en que no hubiera comisión de investigación en el Parlament sobre la mayor quiebra de la historia catalana, Catalunyacaixa y resto de caixas fusionadas, ya muestran su desmedido amor al país… indisoluble con el que sienten por el dinero, o cargos y sueldos.

Repito que entiendo a Artur Mas sufriendo por la inaguantable presión de una generalizada quiebra, y la más inaguantable de parar la mano en una también quebrada Madrid. Digo que quienes hemos sufrido una quiebra sabemos del ‘tierra trágame’ deseado a cada momento del día, pero el triple salto mortal elegido para zafarse del problema creado por ellos y el Tripartito, a buen seguro, no solamente es inviable, sino que puede provocar la voladura de lo poco bueno y sano que aun aguanta Cataluña: el turismo y unas bien enraizadas grandes empresas. Pues en la economía sumergida, léase la mordida en obras públicas, o el dinero negro que se muestra en el Caso Pretoria o Millet y otros, metidos en plena depresión, poco pueden confiar.

Aquí y ahora en Cataluña 6.000.000 de catalanes observamos atónitos qué decidirán unas pequeñas mafias vendiendo el cuento de la imposible por el momento independencia

Estos días, pasado el entusiasmo de la gran manifestación independentista, ya se leen dudas entre los mismos entusiasmados. Diría porque ven en peligro sus subvenciones, pero también porque aplicando el poco ‘señy’ (sentido común) que pueda quedar, piensan que eso del euro no solo no está seguro, sino que la Europa acreedora de España, ni contempla dividir deudas, ni menos crearse otra Grecia.

Deduzco que una base fanatizada de no más de 300.000 individuos, gritando sus dogmas, pueden conseguir que el 25-11 entre uno o dos millones de votantes coloquen a CIU y ERC en la Generalitat… con lo que si hoy el panorama nos preocupa, tras las elecciones se puede iniciar el espectáculo político y social más alucinante… del ya alucinante y largo camino hacia la quiebra y la gran corrupción de Cataluña.


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario