Lunes 05 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Para decirle cuanto la quieres no necesitas comprarle nada

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

Ecologistas en Acción propone cambiar el consumismo por la visibilización del trabajo de la mujer en el Día de la Madre

Vivimos en una sociedad en la que, cada vez más, se fomenta que demostremos nuestros sentimientos comprando y regalando objetos de consumo. Ecologistas en Acción quiere denunciar el fomento del consumismo que se promueve a través de la publicidad en días como este, a la vez que propone como alternativa para celebrarlo visibilizar los trabajos de mantenimiento de la vida que son llevados a cabo mayoritariamente por mujeres.

Propone como alternativa para celebrarlo visibilizar los trabajos de mantenimiento de la vida que son llevados a cabo mayoritariamente por mujeres

El primer domingo de mayo se celebra el Día de la madre, un día en el que, año tras año, la publicidad recuerda que es obligatorio hacer un regalo para poder demostrar nuestros sentimientos.

Los medios de comunicación llevan meses recordando que estamos en crisis económica pero, además, Ecologistas en Acción quiere poner de manifiesto que esta crisis va ligada a otras dos: la crisis social y la crisis ambiental. Días como este fomentan un modelo de sobreproducción y sobreconsumo que ahondan todavía más el problema. En un momento de crisis sistémica como el actual seguir manteniendo el ideal del crecimiento ilimitado supone poner en peligro la vida en el planeta.

Los mercados, con la publicidad como principal herramienta de difusión y legitimación, se consideran el epicentro, mientras la cotidiana, crucial y difícil responsabilidad de mantener la vida reside en la esfera de lo gratuito, de lo invisible, en el espacio de las mujeres y de la naturaleza.

La publicidad no visibiliza los cuidados de mantenimiento de la vida que tradicionalmente han venido desarrollando las mujeres: parir, alimentar, cuidar, sanar, mejorar semillas y plantas, buscar leña, conseguir agua, mantener la limpieza, enseñar el lenguaje, apoyar emocionalmente, atender, escuchar y animar a personas ancianas, asistir a personas con discapacitadas… no cuentan para el mercado porque no produce valor en términos económicos, por lo tanto permanecen en la esfera de lo invisible. Si prima la lógica de la acumulación y la obtención de beneficios monetarios, mantener la vida y cuidar a las personas no son la prioridad de la economía.

Días como este fomentan un modelo de sobreproducción y sobreconsumo que ahondan todavía más el problema de la crisis medioambiental y social

A pesar de ser valores claramente antisociales, el hedonismo publicitario es una fórmula de éxito comercial que, sin embargo, afecta especialmente a las mujeres, tradicional salvaguarda del mundo de los cuidados. Ellas son el colchón del sistema económico, frente a todos los cambios en el sector público o privado, ellas reajustan los trabajos no remunerados para seguir garantizando la satisfacción de las necesidades y la supervivencia de la especie.

Por eso Ecologistas en Acción propone celebrar el día de la madre visibilizando y valorando los trabajos que resuelven las necesidades básicas, materiales o emocionales, sin poner en peligro la salud del planeta. Hablar sobre modos más sostenibles de resolver nuestras necesidades y buscar maneras no mercantilizadas de demostrar los sentimientos son, sin duda, formas mucho más sensatas de pasar este día.

Para más información:
Ecologistas en acción


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario