Sábado 03 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Pascual Maragall y Artur Mas. Elecciones Generalitat 2010

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Asombra que Maragall apueste por Mas… ¡pues no debería! Los dos se parecen, mejor dicho son dos gotas de agua

Barcelona. Dice Maragall: “Creo que ganará Artur Mas perque toca”, ¡simpática catalanada!, y “Mas es inteligente y preparado, se ha humanizado, sonríe más y eso le va a favorecer”. En lo de las sonrisas también se parecen; teatro fiel reflejo de lo poco que los políticos valoran a los votantes… sonrisas.

¿Cuántas historias parecidas? ¿Cuántos John Rosillo comprando terrenos para recalificar? ¿Cuántos Palau de la Música o Corte Inglés? ¿Cuántos 4% en obras públicas?

De partidos diferentes y contrapuestos (aparentemente) surgen del mismo ambiente, la mediana burguesía barcelonesa. Primero maman el catalanismo, la ‘seba’ familiar, indestructible. A Maragall le apadrina el franquista José María de Porcioles, porque como en toda gran familia catalana existe el tío que ha hecho la guerra con los sublevados y pertenece al Movimiento, y entrará en el Ayuntamiento. Se inicia profesionalmente en un mundo en que la política y los negocios se confunden en beneficio del clan, logia o mafia. ¡Otro del que cuentan luchó contra el franquismo! Y Artur Mas, salvando el tiempo, cobijado bajo Jordi Pujol, vivirá los negocios de los Prenafeta. Los dos entran en las distintas administraciones a dedo, sin selectivas ni multitudinarias oposiciones, que sin duda aprobarían. Negocios y Administración. Mundos tan iguales que las quiebras y los millones a Suiza vía Andorra, tenían los mismos cauces. Ver la denuncia archivada de 1991 en www.lagrancorrupcion.com.

Parece que Maragall se ha cansado de estar enfermo y no para de mover la cola. Las partidas de tenis en el Barcino con su amigo y confidente, el liquidador del Fórum (su gran invento), Guerau Ruiz Pena, no le llenan, y la edad no da para tanto. Contarse batallitas entre las que pudiera estar el caso Consorcio de la Zona Franca, de sus inicios como hombre de Narcís Serra, con ese Del Barco incordiando en Internet, donde los dos intervinieron y mucho, no es suficiente. Las batallitas se convertirían en presente si no ganan CIU o PSE, se podría generar un cataclismo: el levantamiento de alfombras, las recalificaciones a dúo, la base y cimientos de la mayor crisis y Pirámide financiero-inmobiliaria en la historia de Barcelona, la total quiebra institucional.

Aquellas peleas del 3% o tirarse los trastos por nimiedades para desacreditar al oponente con vistas a conquistar la gran ‘mamella’, la Generalitat, son solo tanteos, escaramuzas, putadas de buenos socios, normal entre catalanes de pro. Lo grave sería que una cascada de asuntos convirtieran el Caso Pretoria, Caso Palau y caso Hacienda de Barcelona, en un solo conjunto y caso donde se alcanzaran sus años de Alcalde (el caso Hacienda los abarca) y las recalificaciones de la Villa Olímpica y Diagonal Mar-Fórum, el Plan de la Ribera, y etc. brillaran tanto como ese gran Edificio del Corte Inglés de la Plaza Cataluña ¡recalificado! para un amigo de Jordi Pujol, Enric Bernat de Chupa Chups, y mal probada la distribución de pagos en el juicio del Caso Hacienda.

Como en cualquier gran familia mal avenida, pero con una empresa muy rentable, un Presidente ajeno en el Consejo de Administración podría resultar fatal

Los hombres de Jordi Pujol y Pascual Maragall se entendieron perfectamente para repartirse el botín. Como todos (sumados PSOE Madrid y PP Barcelona) se coaligaron para tragarse gran parte de las decenas de miles de millones robados por Javier De la Rosa a los kuwaitíes de KIO. Tenían experiencia, ya antes los hombres de Maragall, delegado del Ayuntamiento en el Consorcio de la Zona Franca de Barcelona, y Narcís Serra, exprimieron (hasta quebrar por 100.000 millones en 1984 el Banco Garriga Nogués) a De la Rosa, amenazándole con acompañar a Del Barco en La Modelo. Y qué mejor que contar con el propio abogado de Del Barco, Luis Pascual Estevill, ex socio de Bufete de su íntimo ya enchufado en el Ayuntamiento, Guerau Ruiz Pena, que más adelante se asociaría con el otro socio de Pascual, Eduardo Soler Fisas (los únicos socios que tuvo como abogado el después célebre juez) para crear otro bufete con base la cuenta de los Bomberos de Barcelona, 25 millones de pesetas al año. Un Ayuntamiento agradecido.

¿Cuántas historias parecidas? ¿Cuántos John Rosillo comprando terrenos para recalificar? ¿Cuántos Palau de la Música o Corte Inglés? ¿Cuántos 4% en obras públicas?

Han de conservar la Generalitat uno u otro, nadie más. Repartirán cargos con quien sea, pero la Presidencia Ejecutiva ha de permanecer entre los ‘socios’. Como en cualquier gran familia mal avenida, pero con una empresa muy rentable, un Presidente ajeno en el Consejo de Administración podría resultar fatal. Y en este caso con la empresa quebrada, más si cabe, más peligro si meten ajenos las narices. No es que sea mejor el malo conocido, es que es indispensable. ¿Podría incluso peligrar el dorado retiro que describo en la pág. 590 de ‘Barcelona, 30 años de corrupción’, mostrada el 5 de marzo de 2010 en www.lagrancorrupcion.blogspot.com?

Parodiando el comentado libro ‘¿Barcelona, a dónde vas?’ escrito en 1974 por su amigo también colocado en el Ayuntamiento, Francisco Martí Jusmet, que describe unos cuantos ‘negocios’ y ‘piraterías’ de su jefe Porcioles, ahora se podría completar desde la propia fuente, Generalitat y Ayuntamiento, un ‘Barcelona, ¿de dónde vienes?’, y yo terminaría mi puzle.


Destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario