Jueves 25 de mayo de 2017,
Bottup.com

Pecadores y contaminadores

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

El Vaticano, en un desesperado intento por ampliar mercados, ha decidido ahora incluir en su lista de nuevos pecados todas aquellas acciones que atenten contra el ecosistema

Opinión

Acabamos de saber que el Vaticano ha
decidido incluir entre los nuevos pecados del siglo XXI todos los actos
que deterioren el medio ambiente, según ha declarado en una entrevista
el arzobispo Gianfranco Girotti, especialista en su ventanilla de
pecados y penitencia. Igualmente ha afirmado que los siete pecados
capitales de toda la vida se han quedado cortos para abarcar los
problemas de la actualidad.

Como los eruditos aseguran que el cielo
y el infierno están aquí abajo, la Iglesia ha optado por penar la
contaminación, aprovechando que a nuestro planeta apenas le quedan ya
paraísos
Quizá le gustaría más que
retrocediésemos unos cuantos siglos, cuando el hombre no contaminaba y
ella manipulaba con mano de hierro a la población, mandando a su
ecológica hoguera a quienes osaban rebelarse contra sus sagradas
verdades

Sin embargo, y pese a esta ampliación del
pliegue de cargos sobre las conciencias feligresas, en un desesperado
intento por ampliar mercados, la Iglesia sigue sufriendo una incesante
pérdida de parroquianos. Como a la gente ya no le importa ir al
infierno por espiar en la ducha a las vecinas, habrá que intentar
intimidar nuestras pecadoras almas al rebufo del multimillonario Al
Gore.

La Iglesia se ha dado cuenta de que en
los últimos años los ciudadanos sólo conocen el vocablo confesionario
por los realities televisivos. Quizá le gustaría más que
retrocediésemos unos cuantos siglos, cuando el hombre no contaminaba y
ella manipulaba con mano de hierro a la población, mandando a su
ecológica hoguera a quienes osaban rebelarse contra sus sagradas
verdades.

Supongo, sin embargo, que no querrá volver a la época de
quema de conventos e iglesias, no vayamos a cabrear a Zapatero quien,
paradojas de la vida, comparte con el Vaticano su preocupación por el
medio ambiente. Tanto, que los coches menos contaminantes han quedado
exentos del impuesto de matriculación, mientras que las almas de sus
conductores podrán seguir circulando con dos padrenuestros, un avemaría
y un San Cristóbal en el salpicadero.

Como los eruditos aseguran que el cielo
y el infierno están aquí abajo, la Iglesia ha optado por penar la
contaminación, aprovechando que a nuestro planeta apenas le quedan ya
paraísos, pues incluso las tetas suelen ser operadas. Sinceramente,
resulta sorprendente que el Vaticano no descubriese antes el vínculo
entre la contaminación y el pecado, pues hace mucho tiempo que la
Tierra es un purgatorio, donde las ánimas vagan en pena en busca de un
poco de oxígeno, entre fuegos y calderas hirviendo.

La madre naturaleza
ya nos proporciona muchísimos terrenos infernales y pocos paraísos,
pues sabe que casi todos los humamos somos pecadores condenados al
fuego eterno. Y es que, de ser mayoría las gentes de buen corazón,
viviríamos en Canarias y no en Madrid.

Al final, con el litro de gasóleo más
caro que el de gasolina y el polucionar como pecado de nuevo cuño, los
feligreses pobres se tendrán que resignar con contaminarse descargando
de internet la canción homónima, en las voces de Ana Belén y Víctor
Manuel. Un matrimonio de pecadores, por rojos, pero que al tener en
común con la Iglesia su amor por los pobres, sin duda serían perdonados
con sólo retratarse rumbosamente por la causa verde en el cepillo más
cercano, que para algo cobran el canon digital.

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

1 comentario

  1. Anónimo 01/05/2008 en 15:10

    ¿Nuevos pecados?

    Por todas partes veo que se dice que el Vaticano habla de nuevos pecados. No es cierto, son los mismos pecados, solo se hacen precisiones modernas.

    En este articulo de Con nuestro Peru aclaran eso:

    El Vaticano y el pecado, lo que la prensa distorsiona

    http://www.connuestroperu.com/index.php?option=com_content&task=view&id=1689&Itemid=32

Participa con tu comentario