Lunes 27 de marzo de 2017,
Bottup.com

Pedro Pomares: “El éxito es una fábula cruel para el que no está cultivado interiormente”

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (1 votos, media: 10,00 de 10)
Entrevista al tenor:

“No tengo el management que te
eleva a ser de alguno de los clanes subvencionados del cine español”

Image
El artista ilicitano Pedro Pomares

Lo transmiten sus ojos a cada palabra. Hable del
escenario, de nuevos proyectos o de capítulos vitales. Su pasión por su
profesión y su tesón para afrontar nuevos retos, lo han convertido
progresivamente en un artista completo, al igual que sus reflexiones
sobre el fracaso y el verdadero galardón revelan que también ha
alcanzado la madurez de un hombre asentado.

Muy lejos
quedan los años de ‘divo’ en México, cuando recién salía de casa y se
adentraba en los vaivenes del mundo. Como aquella primera oportunidad
que jamás ha podido olvidar, su estreno en ‘Los Miserables’, momento en
el que Plácido Domingo le rescataba para convertirse en el gran
intérprete de musicales por el que en España se le reconoce.

Cantante, actor, escritor, director de escena. Pedro
Pomares posee un currículum completo, al que hace menos de dos años,
añadía el de artífice de la Compañía de Teatro Musical de España.
Este verano a su vez, triunfaba en Madrid de la mano de Mario Gas y su ‘Auge y caída de la ciudad de Mahagonny’.

Confiesa,
radiante, que muy pronto lo veremos otra vez sobre un gran escenario.
Pero también anticipa un pequeño secreto: Está trabajando en un
pre-proyecto de musical sobre Miguel Hernández, en el que quiere
centrarse en el papel de Josefina. Cuando se le pregunta si detrás de
un gran hombre, existe siempre una mujer de altura, él afirma, que sin
duda, prefiere siempre a la mujer al lado. “¿O en verdad no será el
hombre el acompañante?” resuelve con hechura.

¿Qué supuso para usted  triunfar tan joven en el mundo de la música?           

Alcanzar un sueño efímero que fue eterno mientras duró como tal. Me di cuenta de que fuera de los escenarios se cuecen intereses que afectan a la calidad y que nada tienen que ver con ella.

¿Se sentía auténtico o cree que se le convirtió en un producto comercial?

Recuerdo que me sentí fatal cuando me enteré que en la radiofórmula al estilo de los ’40 Principales’ no se me programaba por mi talento sino por acuerdos lucrativos entre mi compañía de discos y los programadores. Bajé de golpe a la tierra con un aterrizaje forzoso para mi inocente ingenuidad de entonces. Ahora ya vuelo sabiendo que uno puede ser auténtico, pero que como producto sólo es un reclamo especulativo para su consumo. Unos son kleenex y otros un buen vino o perfume. Ahora creo que es más fácil fabricar kleenex que artículos de primera, gracias a la abducción mediática y “borreguización” de las modas.

¿Qué le aporta el teatro musical que no lo haga el ser cantante pop o actor de cine por ejemplo?

El teatro musical es una expresión integral de las artes escénicas. Ahí no hay trampa ni cartón, aunque hay intereses que buscan sólo el dinero, claro. Un cantante pop necesita ser ante todo un producto consumible, y queda eclipsada su mérito en muchas ocasiones. Ahora se le llama así incluso a cualquier friki, y esto deteriora a los auténticos artistas, diluidos en la globalización. El  cine no me aporta nada. No tengo, como la mayoría de los buenos actores, el management que te eleva a ser de alguno de los clanes subvencionados del cine español. Parece que sólo existen los actores que a él pertenecen.

Es coautor de ‘Leroux o el Espectro de París’, musical basado en ‘El fantasma de la Ópera’. Su texto da la visión de que el fantasma es la sombra de su propio creador. ¿Se trata de una metáfora del alma humana?

Yo creo que el alma como tal es pura y limpia, pero no somos sólo alma, aunque ésta sea nuestra esencia. La mente es una herramienta que nos domina y el ego nos manipula. ‘El fantasma de la Ópera’ representa el antagonismo de lo mejor de Gastón Leroux en lo bueno, y el reflejo de sus miserias en lo malo. Es una alusión y metáfora, pero del ser humano en su plena  y compleja concepción filosófica y cotidiana.

¿Con qué papel de los que ha interpretado se quedaría?

Con Jean Valjean de ‘Los Miserables’, sin duda. Con él comencé una carrera de éxito artístico que no ha cesado desde entonces. He podido trabajar con grandes maestros de la escena e intérpretes de gran valía, y refugiarme detrás de los personajes sin tener que vender mi intimidad y mi ser como en mis principios en México. Valjean encarna un ser humano atormentado y marginado por la sociedad de la época. Por robar pan se pasa muchos años en prisión, como ahora hay gente que por robar un chorizo va a la cárcel y chorizos que especulan con las viviendas y demás, viven sin ir al matadero. ‘Los miserables’ es una Biblia en la que mirarnos todos y Víctor Hugo el profeta de las emociones y verdades aún vigentes.

“Bajé de golpe a la tierra con un aterrizaje forzoso para mi inocente
ingenuidad de entonces. Ahora ya vuelo sabiendo que uno puede ser
auténtico, pero que como producto sólo es un reclamo especulativo para
su consumo”
“‘Los miserables’ es una Biblia en la que mirarnos todos y Víctor Hugo el profeta de las emociones y verdades aún vigentes”
“Mi trayectoria se recicla en la humildad que todo artista ha de tener y que se encarga de controlar el ego, que nunca ayuda a compartir y darte a los
demás”

 

‘Auge y caída de la ciudad de Mahagonny’,  representaba la corrupción de una gran urbe, donde reina la ley del más fuerte. Lóbrego panorama. ¿Ve reflejada en ella la situación social actual?

En nuestra sociedad no caben los marginados, hay mucha degradación y cohecho y hasta los llamados ‘viejos’ y gentes con criterio empiezan a molestar. “El vale todo”. Eso es Mahagonny: el mundo opulento y el no capitalista. Mahagonny existe y gentes honestas y luchadoras y no sumisas como su protagonista también.

De un tiempo a esta parte se han estrenado muchos musicales, cuya banda sonora proviene de temas que triunfaron en su momento. Es el caso de ‘Hoy no me puedo levantar’, ‘Fama’, o ‘Mamma Mia’. ¿Cree que la creación se ha estancado en este género?

No falta creatividad, sino productores que dejen a un lado los amiguismos e inviertan en el nuevo y experto talento existente. Se encuentra en muchos lugares, preso en el anonimato y con el veto puesto. Pienso que la moda de los musicales está impuesta por la propaganda y el marketing en general. Sigue habiendo más cultura de la revista del teatro de feria que del musical. Denominar así a algunos de estos que me nombras es técnicamente correcto, pero en la realidad son productos para ganar dinero y que dan la fama a chavales que empiezan. Montajes bien armados y con una decoración que justifica el precio de la entrada, pero que no aprueba en calidad ni mucho menos. Prefiero a pesar de ser un franquiciador a Webber, pero me quedo con  Sondheim, Bernstein y Weill.

¿Por qué cree que en nuestra provincia hay tantos ‘profetas fuera de su tierra’?

Porque no son tan guapos como Carolina Cerezuela (ríe). Pues porque en Elche y alrededores, el que quiera vivir del arte lo tiene crudo. Cuanto más talento, más te ignoran, menos aspiras a ser profeta. Y cuanto más profeta eres fuera de tu tierra, ya sólo vienes a Elche a comer arroz con costra y paella. Yo adoro Elche, pero nunca me ha dado de comer en el sentido de ganarme honradamente la vida. Hay que amar aun sin ser amado. Para eso está la empatía, aunque a veces me reciban con recelo también hay muchos ilicitanos que me dan su cariño. Muchos.

¿Elche  todavía continúa teniendo cierta mentalidad de pueblo?

En el mundo de ‘sobre las tablas’ sucede. Observo que la gente del mundillo cultural de Elche pasa e ignora mayoritariamente lo que se cuece en la capital. Creo que en parte están encerrados en una problemática local que les afecta y es lógico que se centren en ello. Ahora precisamente que vuelvo a hacer a Madrid un gran musical, estoy trasladando mi compañía a Valencia, porque la experiencia de ser grupo local no me ha aportado nada, y lo que me ofrecen ahora mismo mis colaboradores valencianos y de Madrid es mucho mas ambicioso artísticamente. Ya se queda mi exsocio J. A. Garzón con esa compañía local. 

Supongo que la experiencia le habrá dado grandes lecciones.

La vida es un camino de aprendizaje y conforme uno rentabiliza su experiencia es capaz de disfrutar más cada momento, y entender que una emoción negativa es como la tiniebla que oscurece la felicidad. Con el paso de los años vivo cada vez más desde la paz interior. Mi trayectoria se recicla en la humildad que todo artista ha de tener y esa humildad controla el ego que nunca ayuda a compartir y darte a los demás.

¿El éxito es un falso dios?

Sí, una fábula cruel para el que no esta cultivado interiormente. Provoca a muchos sentirse intocables, y tarde se dan cuenta que son productos perecederos. El éxito no es falso porque cuando existe se vive, pero es un espejismo que te prepara para que al despertar comprendas que has sido usado para enriquecer a los listos que agitan a las masas. Si maduras, te sirve para volver a reconocer al verdadero éxito del ser humano. Comprender que una cosa es el Arte y otra ganar dinero con el Arte. Quien tiene vida, presente y encima salud, posee todo para ser un ser humano de gran éxito.

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

7 Comentarios

  1. Anónimo 26/06/2009 en 3:22

    ¿como te sientes?

  2. Anónimo 18/06/2009 en 4:06

    como te llamas

  3. Anónimo 08/05/2009 en 15:16

    Pedro Pomares magistral en Sweeney Todd
    El pasado domingo 03 de Mayo vi a Pedro Pomares en una
    magistral interpretación en la ópera Sweeney Tood, acabo de
    leer la entrevista y me parece muy sincera, es cierto que tiene todos los elementos para ser una estrella de cine o su
    portentosa voz bien lo podría llevar a ser uno de los cantan-
    tes solistas españoles más sonados, pero su pasión por el tea-
    tro musical lo mantiene ahí, cosechando éxitos y defendiendo
    el género en España para que no sea intoxicado por arribistas
    especuladores. Creo que su mayor éxito está por venir.

  4. Anónimo 10/11/2008 en 13:26

    Vi a Pomares en Sweeney
    Realmente maravillada de esta sublime puesta en escena que es Sweeney Todd.Pedro Pomares está,como todos sus compañeros genial.Esta entrevista me parece que no tiene ningún desperdicio.Es muy interesante.Enhorabuena.Sari

  5. Anónimo 02/10/2008 en 15:27

    Totalmente!
    Estimada Susana: Es extraordinario escuchar hablar al señor Pomares. Su coherencia, su sinceridad y su sensatez a pesar de haber conocido el sabor dulce de la gran fama. Tengo el gusto de tenerle como amigo y le aseguro que cada palabra de este texto es suya. Y las dijo aún sabiendo que siempre hay a quien no le gusta escuchar ciertas verdades….

    • Anónimo 03/10/2008 en 11:16

      Nos vemos en el Español
      Extraordinaria experiencia y sabiduría para todos los que nos dedicamos a esto.Ya tengo las entradas para ir a ver a los Pomares,Crosas,Vicky Penya ,etc…al Sweeney en alTeatro Español de Madrid.Besos.

  6. Anónimo 02/10/2008 en 13:43

    hablas clarito
    Si este articulo son realmente declaraciones del Sr.Pedro Pomares,le felicito por lo claro y contundente que habla.Es de agradecer.Gracias a este buen artista.

Participa con tu comentario