Sábado 03 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Pelea de hombres ebrios

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

MICRORRELATO / La pelea entre llaneros embriagados recorre este breve relato

En un comienzo, el anfitrión no se complicó con el hecho de tener atestada de muchedumbre la casa, donde cada quien se acomodó a codazos donde pudo, y le pareció, incluso, un gesto hasta simpático durante un par de horas.

Un zambo de boca saliente y labios abultados se cayó desde lo alto y clavó su humanidad en el piso. Se reventó la jeta, gritaron unos, y se alzaron las risotadas

Sin embargo, con el discurrir de la tarde, sin remedio se le resbaló el orden de las manos y una cuerda de llaneros embriagados, como una tempestad humana, iniciaron una trifulca inesperada, arrasándolo todo a su paso en algarabía de reyerta: algunos, por correr detrás de un indio patizambo y ladronzuelo que huía con una presa robada de carne asada y, otros, dándose de a trompadas por disputarse el amor de una muchacha.

Se oían voces destempladas de ebrios reclamando, otros huían saltando y se colgaban de las ramas en los árboles. Un zambo de boca saliente y labios abultados se cayó desde lo alto y clavó su humanidad en el piso. Se reventó la jeta, gritaron unos, y se alzaron las risotadas.

Atraparon al indio ladrón y lo levantaron a puños y patadas. Se lo veía levantarse, correr por los corredores, resbalar, caer, esconderse y saltar al golpe de una cuchillada en una pierna. De los espesos árboles del patio pendían algunos faroles humeantes que marcaban, con líneas de luz, las caras sudorosas y ebrias de los llaneros enloquecidos por el alcohol de alambiques.


Subtítulo y destacado

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario