Martes 06 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Periodismo ciudadano y el poder de la web 2.0

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)
Image
Mucha de esa información se trasmite sin filtro, lo que se vuelve un problema.

Este tipo de periodismo lejos de ser una moda, llegó para quedarse y poner en el tapete un tema necesario: ¿qué está pasando realmente con los medios de comunicación actuales?

Image

La FAPE señala que “las noticias
elaboradas por espontáneos privan a la sociedad de la información
rigurosa, contrastada y trabajada en profundidad”

En Chile, como en otras partes del mundo, los medios de comunicación en todos sus géneros están concentrados en grupos de gran poder económico y político, lo que determina fuertemente el tratamiento a la información que como audiencias, recibimos, desciframos y comentamos con el resto de la comunidad. Gran problema, si tomamos en cuenta que además no contamos con una pluralidad ideológica para proveernos de información, sino que debemos conformarnos con la escasa variedad que ofrece el mercado.

Pero al parecer las audiencias no se han conformado con eso, y tomando Internet como base, comenzaron a crear distintas redes sociales que actualmente llevan un solo nombre: periodismo ciudadano.

Para muchos resulta difícil visualizarlo como periodismo, porque sin duda Internet resulta ser un arma de doble filo. Por una parte, permite la difusión de contenidos generados por la propia sociedad civil, pero mucha de esa información se trasmite sin filtro, lo que se vuelve un problema, porque nadie determina la veracidad de los contenidos.

Una fuerte crítica al mismo tema realizó la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), precisamente en el Día Mundial de la Libertad de Prensa que se celebró el pasado 3 de mayo. La FAPE señaló a cerca del periodismo ciudadano que “las noticias elaboradas por espontáneos privan a la sociedad de la información rigurosa, contrastada y trabajada en profundidad a la que están obligados los periodistas. Es, por lo tanto, una rechazable competencia desleal”

Ese mismo día, en esta parte del mundo, y puntualmente en la Universidad de Chile se llevaba a cabo el seminario ‘Los desafíos para construir ciudadanía: Medios de comunicación como plataforma de diálogo’, en donde sus expositores abordaron el periodismo ciudadano como uno de los temas claves. Quizás como nunca, este último Día Internacional de la Libertad de Prensa estuvo marcado por la supuesta crisis de los medios de comunicación tradicionales y la inminente crecida de medios que surgen desde las necesidades de los propios ciudadanos.

Tal como señaló uno de los ponentes de este seminario, Enrique Mujica director de la revista Qué pasa, hay que admitir que “como nunca en los últimos 20 años se ha escrito tanto. Bien o mal, pero se escribe”. Si bien, el fenómeno del periodismo ciudadano no se ha hecho latente hace tanto años, resulta controversial, pues además ha puesto en discusión dos aspectos; la necesidad de comunicar, opinar y ser ‘parte de’ nuestra sociedad actual, que ya no se conforma con los medios tradicionales que entregan información manoseada y que no responde a las preocupaciones reales de la ciudadanía. Y por otra parte, el cuestionamiento a cerca de cómo se está ejerciendo la práctica periodística, y cuál es el rol que están cumpliendo los medios de comunicación actuales, pues tal como señaló Mujica, le sensación de las audiencias es que “falta mucha sintonía con lo que pasa en la calle, con los nuevos actores. Estamos escribiendo un periodismo de elite”.

“Las audiencias expresan su descontento hacia las actuales agendas establecidas por grandes conglomerados comunicacionales”

El surgimiento de estos nuevos espacios en la Red vienen a marcar un hito en las comunicaciones: las audiencias expresan su descontento hacia las actuales agendas establecidas por grandes conglomerados comunicacionales. La discusión se ha instalado y las diversas posturas exponen sus puntos. El periodismo ciudadano para algunos puede ser una amenaza y para otros una oportunidad, pero sin duda alguna, representa un aporte al conocimiento de los hechos. El que varios individuos realicen comentarios sobre un tema incluyendo distintas perspectivas, experiencias y considerando diversos datos, sin duda alguna, es una gran contribución para el enriquecimiento de los artículos periodísticos.

Image
titular, enlaces

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario