Jueves 29 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Periodista callado, periodista bueno: regresa Carmen Aristegui a MVS

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

OPINIÓN / La periodista Carmen Aristegui fue despedida por lanzar una pregunta sobre si el presidente de la República tenía problemas con el alcohol

¿Alguien se habrá dado cuenta que aquí en México ya cualquiera hace callar al periodismo? ¿Alguien estará enterado que esa famosa ley que protege a quienes se encargan de llevar a la luz pública lo que acontece en el país, no funciona para nada?

¿Y qué decir de los gobernantes? ¡No! Ahí sí que hay que andarse con cuidado con lo que se dice o se pregunta, porque le puede pasar lo que a la periodista Carmen Aristegui.

¿Alguien estará enterado que esa famosa ley que protege a quienes se encargan de llevar a la luz pública lo que acontece en el país, no funciona para nada?

El despido injustificado ocurrido a la ya antes mencionada, entre el día 5 y 7 de febrero, vino después de dar a conocer las noticias del día 4 a través de su programa radiofónico de MVSradio, el cual se transmite por televisión en vivo por canal 52mx en señal de pago, hecho que dejó a miles de mexicanos además de extrañados, totalmente indignados y molestos, ya que además se informaba a través de un mensaje editorial, emitido por directivos de la empresa, que se había trasgredido el código de ética y por esa razón quedaba roto el compromiso contractual.

La noticia detonante fue un hecho relevante sucedido en la Cámara de Diputados, sucedido cuando los legisladores electos, representantes del partido del trabajo (PT) Gerardo Fernández Noroña, Mario Di Constanzo y Jaime Cárdenas, tomaron la tribuna y desplegaron una manta en la que aparece la imagen de Felipe Calderón -actual presidente constitucional- y tres preguntas que son: “¿Tú, dejarías a un borracho manejar tu auto? ¿No verdad? ¿Entonces por qué lo dejas conducir un país?”.

Evento transmitido por el dou-polio televisivo de Televisa y TV azteca el mismo día 3 en horario nocturno y el cual maquillaron de tal forma, que eliminaron de la vista al público el fondo del suceso, mas no así al causante de este, como lo dijo Joaquín López Doriga dentro del mismo noticiero de Televisa: ”Estamos ante otra expresión del porrismo legislativo y de la impunidad legislativa que en este caso representa Gerardo Fernández Noroña”.

Carmen Aristegui, manteniendo su ética profesional, el día en mención —4 de febrero— presentó la información tal como se generó y cómo comentario editorial se encargó de hacer una pregunta al aire que dice así: “¿Tiene o no, el presidente de la República, problemas de alcoholismo?”. Pregunta o modo de presentar la información que a ‘alguien’ no le cayó nada bien y por lo cual a partir del día 7 de febrero -lunes, día de asueto nacional- la periodista desapareció de la conducción del programa.

“¿Tiene o no, el presidente de la República, problemas de alcoholismo?”, fue la pregunta lanzada al aire por la periodista de MSVradio

Hecho que si bien se pudo haber tomado como uno más de los miles de actos prepotentes que se generan día a día en este país, deja a millones con más dudas que respuestas o con la respuesta clara del por qué pasa lo que pasa en el país. Porque casos inéditos vemos ocurrir y en los cuales basta ser pobre o se cuente con una imagen contraria a los intereses creados, para que no se escuche una respuesta o se sea aplastado y/o minimizado.

Pensando que el despido de Carmen haya sido generado por el Presidente mismo, salen estas preguntas: ¿Por qué al Presidente no se le puede preguntar sobre su estado de salud, o si es alcohólico o no? ¿Acaso no sabe, que fue el pueblo quien lo eligió y que el pueblo mismo puede exigirle responda? ¿O será que su arrogancia la disfraza con el traje de la democracia?

Y ahora pensando en un poco mas abajo, ¿o será mas arriba?, creo que no hay nadie más arriba que el Presidente para tomar decisiones sobre el país y lo que en él ocurre, ¿o sí? Yo creo que no, y si es no, entonces, ¿por qué se/o quien, ‘obligó’ a la empresa a que se emitiera ese boletín en el que se dice que se rompe el código de ética? O realmente, ¿habrá sido por la famosa disputa de los 2.5 Ghs que en la conferencia de prensa ofrecida por Aristegui se dijo, tiene Televisa con MVSradio y se tomó como pretexto la nota informativa?

Lo anterior no saldría a colación si no se hubiera visto que un reportero de esa empresa, llamada Televisa, escribe en contra de otra también televisora mexicana ajena a su fuente de empleo. El periodista Carlos Loret de Mola el día 15 de febrero, escribe en el periódico El Universal un artículo titulado ‘Telebasura’, y dice entre otras cosas, después de alabar los programas que se transmiten en la televisión de pago, dependiente de su empresa: ”marcadamente el canal 11, exhibe entretenimiento, incluso con un lenguaje visual y hablado inusual en la televisión abierta, si la Secretaría de Gobernación está cumpliendo con la tediosa labor a la que le obliga la ley, le tendría que estar valiendo un tomo de multas cada semana”.

Artículo que en su conclusión dice: ”Quizá uno de los puntos de partida sea darles las gracias a los fantasmas creados por las ‘buenas conciencias’ y despedir a los estereotipos”.

Ese mismo día 15, también se informó a la opinión pública de que Carmen Aristegui el 21 de este mismo mes, regresa a las filas de MVSradio a continuar con sus labores de información matutina

¿Será que ahora también van sobre la única televisora que no transmite toda la telebasura que manifiesta y que se transmite en la empresa que labora Loret de Mola, o de plano, será que el mexicano ve monopolios en todos sitios y que las empresas que se quieren establecer no cubren los más mínimos requisitos solicitados para cubrir la ley de la oferta y la demanda?

Afortunadamente ese mismo día 15, también se informó a la opinión pública de que Carmen Aristegui el 21 de este mismo mes de febrero, regresa a las filas de MVSradio a continuar con sus labores de información matutina.

Hecho que nos lleva a las conclusiones de que ‘alguien’ tiene o tendrá que arreglar lo desarreglado en este conflicto; de que, Carmen, no creemos que deje de ser la periodista de mayor credibilidad en el país y continúe siendo una piedra en el zapato del monopolio televisivo; de que, quizás pasen otros cinco años para que a MVS le sigan dando largas a su permiso; de que, será más fácil dedicarle tiempo a conseguir el desafuero del porro-diputado Gerardo Fernández Noroña, que hacer caso a uno de sus pedimentos e investigar los enriquecimientos ilícitos de nuestros gobernantes; de que en las televisoras se seguirán maquillando noticias mientras sus presentadores agradecen a los fantasmas.

La opinión de quienes nos gobiernan, de quienes se dedican al crimen organizado, de empresas privadas y no privadas, dicha está en el titulo, el periodista callado es el periodista bueno, pero…

¿Si un periodista calla obligadamente, también es democracia? ¿En qué rumbo vamos si no conocemos la realidad del acontecer nacional? ¿Nuestro Presidente será alcohólico? ¿No, verdad? Eso no lo puedo preguntar porque bien lo dice el dicho: ‘¿pa qué tanto brinco, estando el suelo tan parejo?’. ¡Dios Salve América!


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario