Lunes 21 de agosto de 2017,
Bottup.com

Primer caído en el golpe hondureño

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

La primera vida segada en el primer golpe de estado del siglo XXI, tiene nombre propio: Isis Obed Murillo

Dejó su vida en la arenosa explanada del aeropuerto de Tegucigalpa a la temprana edad de 19 años.


Un aeropuerto tomado al mas puro estilo fascista y belicista, un recinto con un calor sofocante y una multitud esperanzada por el posible regreso de su presidente elegido democráticamente Manuel Zelaya. Los soldados recibieron la orden directa de cargar con dureza, al saberse que por precaución, el presidente proseguiria viaje a El Salvador. Surgieron la voces de alarma y los incidentes no se hicieron esperar. El resultado es de todos sabido. Las muestras de desolación pasaron a rabia contenida, retronaban en la multitud los gritos de “Nos disparan a quemarropa” , “ Asesinos,asesinos” Y una frase que iba de boca en boca “Dijo el cardenal que iba haber sangre, ¡Y la hubo!” y es que aparte del golpe preparado por el general Romeo Vásquez y consumado por Roberto Michelleti, fue avalado explícitamente por el cardenal Oscar Andrés. Queda claro que la jerarquía eclesiástica siempre esta al lado del poderoso y el poder, como ocurrió antaño en España, Chile y Argentina entre otros. Pues ya tienen el primer muerto para llorarlo y se llama Isis.

“Nos disparan a quemarropa”, “Asesinos, asesinos”
Llegan noticias confusas que los toque de queda son cada noche mas largos y siniestros. Se cuenta que cada noche las salas de hospital se llenan de heridos de bala, algunos de ellos muy graves y que se esta silenciando desde los medios de comunicación locales afines con los golpistas.

Manuel Zelaya no pudo aterrizar en su país y tuvo de alargar ruta a El Salvador donde no estaba solo. Acompañado por los presidentes democráticos de Argentina, Ecuador,Paraguay y el anfitrión de El Salvador, hizo un llamamiento a los soldados para que no disparen sobre sus propios hermanos hondureños. La expulsión de la OEA pasará factura sin duda al país centroamericano.

“Dijo el cardenal que iba haber sangre, ¡Y la hubo!”
El miedo existente en la población atraviesa fronteras y se hace extensible a los hondureños residentes en el extranjero. Una muestra tuvo lugar en un pueblo de España, cuando un fotógrafo quiso hacer una foto a un hondureño que llevaba la camisa de la selección paseando con su hijo. El padre se negó en redondo alegando que podría ser reconocido por la prensa y su familia en el país podría sufrir consecuencias. La Psicosis y el miedo esta traspasando fronteras, que es la misión de los Gorilas. Honduras lucha por su democracia día a día, hora a hora, minuto a minuto.

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

1 comentario

  1. Anónimo 23/07/2009 en 15:47

    FE DE ERRATAS
    Estimado Antoni,

    Lo primero felicidades por vuestra iniciativa y vuestra página web…
    Sólo quería hacer un comentario al subtítulo, cuando hablas de primer golpe del siglo XXI… En tan sólo Latinoamerica ya ha habido varios como por ejemplo en Venezuela en el 2002 o en Ecuador en el 2005.
    Un saludo y animo con este gran proyecto.
    Aupa PAU!
    Fran

Participa con tu comentario