Miércoles 28 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Principado de Asturias: una probeta de laboratorio para la UE

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

Cataluña fue la comunidad elegida para ensayar el copago, Asturias es la comunidad ideal para intervenir su Hacienda y caminar al federalismo

Dentro de un par de décadas, cuando estudien este ciclo de crisis económica, llamará la atención como la UE en lugar de someter a referéndum de la ciudadanía el modelo político y de gestión que prefieren, se dedicó a fuegos de humo como la supuesta antonomasia Francia-Alemania, el estado de semi hundimiento de Grecia o la traumática reforma estructural de la economía en España.

La clase política de los países miembros deben cambiar de ‘chip’, pues están utilizando demagogia y pactando con ella si se tuerce, permitiendo que la ultra derecha europea esté cogiendo fuerza

En un momento dado, las cabezas pensantes de la UE, viendo la estafa en las cuentas y el estado de su economía por parte de los gobiernos griegos, diga lo que diga la propaganda, Grecia estaba en bancarrota desde poco después de que ganaran la Eurocopa de Naciones de Fútbol en Portugal, y sirvió casi sin quererlo para ensayar un estado de caos económico y calibrar la respuesta de la ciudadanía.

España, por su peso económico, capacidad industrial y demografía, presenta un estado articulado en autonomías en sus regiones que, si bien fue válido para la Transición a la muerte del dictador Franco, se ha quedado obsoleto políticamente e inviable desde un punto de vista de gestión de recursos y una triple administración en el país que choca con el afán centralizador de la UE.

Cataluña fue la comunidad elegida para ensayar el copago, Asturias es la comunidad ideal para intervenir primero su Hacienda y caminar al federalismo, donde un gobierno nacional dicte las normas y reparta presupuestos velando porque los gobiernos de las regiones autonómicas cumplan la Ley, no se desvíen de los objetivos a nivel nacional y aligeren la administración burocrática que en la mayoría de los casos se limita a refrendar lo que ya refrenda la normativa y en otros muchos sirve para legislar potenciando la sensación de ser diferentes al resto del estado español.

El Sistema aprendió de la crisis que azotó Argentina hace una década, pero si aprovechando la crisis busca crecer como ente supranacional que sea una nación de naciones y un solo pueblo con conciencia continental, debe desprenderse de vicios adquiridos, hablar claro a la ciudadanía y acometer una reforma política donde todos los países cedan más de su soberanía nacional en ámbitos que ya son en la realidad y no sólo sobre el papel como seguridad común, intereses militares comunes y cada vez más, una ciudadanía que empieza a pensar en coordenadas europeas y no sólo nacionales de sus respectivos países, lo que es necesario junto con el panorama geopolítico mundial de una política exterior también común…

Si no hay reforma política en la UE, muchos gobiernos y la EU no tardarán en abrazar la tesis de que el orden social se mantiene a cualquier precio, empezando por las libertades individuales y terminando con el derecho a opinar

Pero sobre todo, la clase política de los países miembros deben cambiar de ‘chip’, pues están utilizando demagogia y pactando con ella si se tuerce, permitiendo que la ultra derecha europea esté cogiendo fuerza.

El peor escenario posible sería un gobierno europeo y sus distintos parlamentos miembros con una ultra derecha como socio de poder, oposición con cada vez más votos, y un presidente en los EE.UU. afín al Tea Party.

Si la ciudadanía y la clase política no toma conciencia y tiene la voluntad de llevar a cabo la reforma política en la UE y sus estados miembros, la sombra conocida de otros siglos del desencuentro europeo sólo tendrá solución con gobiernos y una EU que no tardarán en abrazar la tesis de que el orden social se mantiene a cualquier precio, empezando por las libertades individuales y terminando con el derecho a opinar.

Al igual que el copago, la intervención de las CC.AA. por el gobierno central a mandato de la UE, ha comenzado.

Si nos contaran la verdad, en lugar de quedar perplejos en cada viernes de consejo de ministros, sabríamos a qué atenernos y adaptarnos…

Pero parece que el señor Rajoy y el señor Rubalcaba prefieren seguir pensando en términos de interés y rédito político, mientras la clase política asturiana sigue en coordenadas del pasado unos, sin arreglar su guerra los otros, demagogia de régimen personalista y furibundo aquellos y bailando la perdiz los últimos.

Pérdidas de tiempo ante los micrófonos que hace que Asturias y los asturianos pierdan más poder adquisitivo a cada día que pasa.


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Participa con tu comentario