Lunes 05 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Proponen la creación de un fondo ético para rescatar las viviendas embargadas

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

El fondo sería gestionado por alguna entidad de banca ética, abriendo la posibilidad a la recuperación de las viviendas por sus propietarios originales

Para superar la injusticia que supone la pérdida de la vivienda, como consecuencia de no poder hacer frente al pago de una deuda a causa de las condiciones insostenibles impuestas por los bancos, se hace necesario crear un fondo ético para el rescate de viviendas embargadas, que su nutriría con depósitos de ahorro aportados por personas y entidades que deseen colaborar para resolver problemas sociales de máxima envergadura.

Dichos depósitos deben de ser susceptibles de ser retirados por sus propietarios, de forma inmediata y sin penalizaciones, formando parte de un mercado ético de capitales y ajustándose al desarrollo de las operaciones, decididas por consenso entre todos los participantes.

El fondo se nutriría con depósitos de ahorro aportados por personas y entidades que deseen colaborar para resolver problemas sociales

También es necesaria una organización que administre y alerte de las situaciones conflictivas, y pueda detectar, proponer y formalizar las operaciones legales necesarias, para disponer de toda la eficacia.

Los capitales reunidos se utilizarían para adquirir aquellas viviendas que no alcanzando un precio justo en la subasta, sean, por tanto, destinadas a ser adquiridas por la entidad acreedora por la mitad de su valoración.

Dicha intervención se haría con la conformidad del prestatario afectado, quien además podría pasar a ser inquilino de su antigua casa, pagando un alquiler equivalente a un porcentaje anual, por ejemplo un 3%, sobre el importe total de la adquisición (o según otro criterio que se estableciera al margen del valor pagado, como podría ser su nivel de renta, revisable periodicamente).

Además, las personas afectadas dispondrían de una opción para recuperar la propiedad de la vivienda, pagando el importe abonado en la subasta y cualquier otro gasto que se hubiera generado.

Para la gestión y administración del fondo habría que acudir a una de las entidades éticas existentes (Fiare, o COOP57, o la Banca Jak, por ejemplo) o un consorcio entre las mismas, donde se encargarían de recoger los fondos y administrarlos, adquirir las viviendas y gestionar su entrega en alquiler o reventa a los afectados.

Los importes recaudados en concepto de alquileres se distribuirían en dos partes: por ejemplo, el 50% para retribuir los capitales depositados por las personas colaboradoras con el fondo, y el otro 50% como retribución a la Entidad que administrara el fondo.

Con la retribución a los depósitos recibidos, se constituiría un fondo de liquidez para permitir atender retiradas de fondos de colaboradores que lo solicitasen. En ese momento, se liquidaría además del capital reembolsable, la parte proporcional que le correspondiera de dicho fondo de liquidez, según el importe del capital y el tiempo que el mismo permaneciera ingresado.

El capital reunido se utilizaría para adquirir las viviendas que no alcanzasen un precio justo en subasta con la conformidad del prestatario afectado

También, los propietarios originales de las viviendas adquiridas, podrían depositar periodicamente fondos con la intención de acumular un capital suficiente para recuperar la vivienda, y así contribuir, mientras no disponga del total necesario, a la formación de un volumen de capital suficiente para atender nuevas demandas.

Consecuentemente, las personas que aporten sus ahorros, obtendrán un beneficio variable, en base a lo que se recaude por alquileres de las viviendas disponibles.

Cada persona colaboradora tendrá una cuota en la propiedad de todas las viviendas adquiridas, proporcional al importe aportado, así como del fondo de liquidez constituido con las cuotas señaladas, que sería un fondo a liquidar proporcionalmente en el momento de que los mismos fueran retirados, por lo que se llevaría un control adecuado para determinar con exactitud el importe que correspondería a cada uno, en función del importe y tiempo de cada depósito.

Cada vez que una vivienda fuera vendida, el importe recogido incrementaría el fondo de liquidez, estando disponible para incrementar cualquier retirada de fondos, u otra opción adecuada a las normas respecto a la distribución de beneficios y otras retribuciones.

¿Por qué es necesario este fondo ético?

Esta propuesta podría paliar los efectos de la idea ya asumida por Rubalcaba, de la dación en pago, que a mí me parece insuficiente, por injusta y poco adecuada para resolver los problemas de las personas.

Me explico: tradicionalmente, las Cajas no podían quedarse con las viviendas en caso de impago de las hipotecas.

Las viviendas sólo podían venderse, y si el dinero recaudado no era suficiente para pagar la deuda, la Caja perdía la diferencia, como en cualquier operación de riesgo.

Llegó a establecerse así para evitar maniobras típicas de los usureros en las que se convocaba mal la subasta o se manipulaban las ofertas, precisamente para apropiarse de la vivienda.

Esta propuesta pretende paliar tanto los efectos de la actual problemática hipotecaria, como de la posible puesta en marcha de la dación en pago como propuesta insuficiente

Además, si el precio de venta superaba la deuda, esa diferencia se le entregaba al prestatario que era el que en realidad vendía.

En cualquier caso, es evidente que lo importante es que el banco no pueda manipular la situación, y creo que, como siempre, ahora están aplicando su estrategia para conseguir sus objetivos, y que consiste en lo siguiente:

Siempre aprietan un poco más de lo que esperan obtener, para luego aflojar lo mínimo, y crear la sensación de que han arreglado algo.

Y son los políticos, no lo olvidemos, los mismos que probablemente van a ser reelegidos para el Parlamento, los que han cambiado las normas, para favorecer a los bancos, y con esa estrategia de ‘pasarse de rosca’, para luego decir que son tan concienciados que aflojan un poquito, pero quedando siempre muy por debajo de lo que ya se perdió para siempre.

Puedes colaborar en la elaboración de esta propuesta, mejorarla, votarla, colaborar con otras propuestas o crear otras en adebate.net



Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Participa con tu comentario