Jueves 25 de mayo de 2017,
Bottup.com

“En un enfermo mental es más importante el tratamiento que el trabajo o los estudios”

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Una serie de tres entrevistas cuyo nexo de unión es la enfermedad mental

Esos días pasados la locura ha vuelto a ser noticia. Estos actos de violencia, mortal en muchos casos, suelen ser presentados con sensacionalismo y etiquetando a un colectivo que abarca no sólo al enfermo sino también a su entorno inmediato.

El blogger Skizo’s Blues -que es la misma persona que firma esta noticia- realiza tres entrevistas que pueden aportarnos una visión cuando menos distinta a la habitual. Comenzamos con María, madre de un chico, hombre ya, diagnosticado como enfermo mental.


‘Patología dual’ es enfermedad mental+adicción. María, por tu vivencia, ¿quién precede a quién?

No se sabe qué precede a qué, si por haber tomado drogas se enfermó o por estar enfermo toma las drogas como medicamento, para encontrarse mejor…

“Creo que han pasado algunos años para darme cuenta de la gravedad del asunto. Veo que su vida se escapa. No volverá a ser igual”
Los profesionales de la medicina deberían, sobre todo, mentalizar al paciente de manera no traumática


¿Cuándo te das cuenta como madre de que tu hijo tiene un problema?

Sabía que consumía cannabis hace mucho tiempo, pero como no había problemas ‘aparentes’,  yo también lo vanalizaba. Me doy cuenta un día que dijo que mi hijo mayor había estado con su novia hace cuatro años, aproximadamente, de ahí su primer ingreso.

¿Qué sentiste al percatarte de que efectivamente estabas ante un caso grave?

Quería matarlo y tuve que llamar a la policía, fue muy traumática su detención por las calles de … la verdad, después de su primer ingreso, ilusa de mí, pensé que ya estaba, salía contento del hospital y nosotros más, con regalos, cariños, etc. Creo que han pasado algunos años para darme cuenta de la gravedad del asunto. Veo que su vida se escapa. No volverá a ser igual. ¿O no?


No sé la respuesta María… Ojalá…  Pero cuéntanos… ¿Tuviste “sentimiento de culpabilidad? ¿Llegaste a culparte a ti misma?


Muchas veces. Me culpo muchas veces. Mi hijo mayor nos hizo la vida imposible durante un tiempo, el pequeño era débil y por eso ahora es su ‘enemigo’.


Con el tiempo transcurrido, ¿qué le dirías a esa madre que esté leyendo la entrevista y tenga “sospechas” de que le pase lo mismo a su hijo o hija?

Sobre todo tener la firmeza que yo no tuve. Buscar ayuda inmediatamente, aunque crea que todos lo hacen y que se pasará, hay que decirle que irá a más. Es más importante su tratamiento que sus estudios o cualquier trabajo. Para mí primaba el trabajo, no quería que faltase, cuando se ponía malo mi preocupación era su trabajo. ¡Que ilusa!


¿Qué edad tiene tu hijo y a que años tuvo su primera crisis?

Tiene 32, y su primera crisis fue a los 28: “episodio psicótico de origen tóxico”. Eso dice su informe.


¿Encontraste apoyo y soporte anímico en la medicina o por el contrario os confundió más respecto al posible diagnóstico?

Apoyo poco, mucho desconcierto. Cuando el alta, el médico sólo me decía: “tú, preocupate de la medicación”


Para los profesionales de la medicina que nos lean, ¿qué les dirías que deberían cambiar en base a tu experiencia con el sistema médico respecto a ‘salud mental’? Como familiar directo, digamos.

Sobre todo mentalizar al paciente de manera no traumática. Lo importante de la medicación para neutralizar su desorden cerebral, igual que un diabético sabe que tiene que ponerse insulina imprescindiblemente. Claro, eso en cinco días de ingreso es imposible.


¿Es tu hijo consciente de su “problema”?

No, en absoluto. Aunque creo que últimamente tiene sus dudas. Si fuera consciente se medicaría, no vería otra solución.


¿Te ha ayudado Internet en el sentido de encontrar posibles respuestas y a conocer más de la enfermedad de tu hijo?

Sí, con toda seguridad. Hay mucho desconocimiento. Yo era ignorante total y los médicos poco o nada me han dicho. Fuera crisis, fuera del hospital, y luego… Nada nos decían.


Dos preguntas más para terminar, ¿cómo te ha afectado a ti y a tu marido en el día a día? ¿Se sufre?

Sí, si se sufre mucho: rabia, ansiedad, desesperación… Hay días que quiero darme contra las paredes. No es como la muerte de un ser querido o la enfermedad, ahí hay esperanza. Aquí… No lo sé.


¿Ha cambiado tu percepción sobre los y las enfermos mentales?


Totalmente, Skizo’s, totalmente.


¿En qué sentido, María?


Antes pensaba que eran chalados, ignorantes, pobres. En fin, lo que todos conocemos como ‘locos’ que arrancan una sonrisa a la sociedad con sus locuras. Ahora sé que es una enfermedad que cae a cualquiera: ricos, pobres, listos e ignorantes. No me hace nada de gracia cuando hablan de forma peyorativa de esa enfermedad en las truculentas formas de dar las noticias de los telediarios cuando el o la protagonista es un enfermo mental.


María, ¿es tu hijo culpable o víctima del Sistema? ¿Hay culpables?

No sé… Esa respuesta no la sé. Muchas veces le hago culpable. Para lo que quiere, mi hijo “está” bien, pero… No quiero encontrar culpables. ¿Los hay, Skizo’s?

Ojalá lo supiera María. Ojalá lo supiéramos.

Image
Titular, subtítulo


Esta noticia concursa en el I Premio  Periodista Ciudadano en la categoría de: Denuncia

Image


Image

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Participa con tu comentario