Jueves 30 de marzo de 2017,
Bottup.com

“No es sólo un medio de transporte…”

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Historia de una leyenda

Image
Uno de los últimos modelos de Harley-Davidson

“…es también una forma de vida”, dicen los dueños de las preciadas Harley-Davidson

Corría 1901, gran año para los transportes, Henry Ford lanzó al mercado su modelo A, y los hermanos Wright despegaban de forma mas o menos accidentada. También durante ese año los amigos William S. Harley y Arthur Davidson comenzaron a experimentar en lo que empezó siendo un pequeño pasatiempo.

Image
El primer modelo de Harley Davidson fabricado

Un dibujante industrial de origen alemán, Emil Kruger, que había conocido las primeras motocicletas construidas en Europa, trabajaba en la Barth Manufacturing Company de Milwaukee, donde Harley trabajaba como dibujante, y Davidson como modelista. Contaron cada uno con sus propias habilidades y pasaron fines de semana investigando y experimentando en el sótano de un taller.

Dicen que el primer carburador de una Harley fue construido a partir de una lata de tomates para salsa y que el primer motor disponía de una transmisión por correa de cuero y desarrollaba una potencia de tres caballos, lo que obligaba al conductor a recurrir a sus piernas en las subidas para ayudar a la máquina.

Dicen que el primer carburador de una Harley fue construido a
partir de una lata de tomates para salsa
Una red de distribución bien establecida, los contratos con la policía
y el ejército, una gestión conservadora y una fuerte presencia de la
exportación, fueron los elementos que contribuyeron al éxito de
Harley-Davidson

Durante el año 1903, la Harley-Davidson Motor Co., produjo tres motores, todos vendidos antes de quedar terminados. A las primeras Harley-Davidson las denominaron “Silent Grey Fellow”, como referencia a su color standard (el gris) y a lo silencioso de su funcionamiento.

Las primeras oficinas se construyeron en Milwaukee en 1915, año en que la producción alcanzó ya las cincuenta unidades. Este año fue introducida la horquilla de resorte, característica revolucionaria que se adoptó en todos los modelos de la marca hasta 1949, en 1912, Bill Harley presentó el primer embrague para motocicleta el cual fue un éxito comercial. Aquel año apareció asimismo un sillín con amortiguadores en un tubo que hacía cuerpo con el cuadro, en 1914 fue añadido un sistema de arranque a pedal, y en 1915 una transmisión (de tres marchas) y embrague giratorio.

Cuando estalló la Primera Guerra Mundial, la Indian Motorcycle Company, principal competidora de la Harley-Davidson, tuvo que vender toda su producción al ejército, de modo que las Indian estuvieron ausentes del mercado durante los cuatro años de guerra. La Harley-Davidson vendió igualmente una parte de su producción a las fuerzas armadas, pero gracias a las buenas relaciones que William Harley tenía con el Pentágono, la sociedad logró mantener su presencia comercial.

El Crack del 29 fue un punto de partida de una grave crisis económica mundial. Como otros muchos sectores industriales, el de la fabricación de motocicletas quedó afectado, hasta el punto de que docenas de empresas desaparecieron por completo. Una red de distribución bien establecida, los contratos con la policía y el ejército, una gestión conservadora y una fuerte presencia de la exportación, fueron los elementos que contribuyeron al éxito de Harley-Davidson.


En el otoño de 1936, la Harley-Davidson y su competidora Indian, recibieron grandes pedidos de máquinas de las Fuerzas Aliadas. Por lo tanto, la Harley produjo una versión extremadamente resistente de las 45 DLD, el modelo WLA (A por Ejército que en Inglés es Army), de las que se fabricaron 90.000 unidades.

Al término de la guerra, todos los motoristas estaban dispuestos a reemplazar la máquina utilizada desde comienzos de la década de los 40. Pero debido a la insuficiente materia prima, fue imposible sacar nuevos modelos antes de 1947, año en que se reanudó sin restricciones la producción civil.

Durante el periodo de los años 40, una nueva generación de Harley y Davidson iba a relevar a los fundadores de la empresa. William A. Davidson había fallecido en 1937. Su hermano Walter, también murió el 7 de febrero, a la edad de 66 años. Por su parte, Bill Harley murió en 1938. El último de los cuatro fundadores, Arthur Davidson, fue víctima de un accidente en la carretera el 30 de diciembre de 1950, fecha en la que la nueva generación quedó dueña absoluta de los destinos de la empresa.

Al final del movido período de los años 60, la Harley-Davidson entró en una nueva etapa de su historia. Esta sociedad, que había sido una empresa familiar durante más de 60 años, entró en la Bolsa en 1966 para fusionarse cuatro años más tarde con la American Machine and Foundry Company. Esta fusión con la AMF proporcionó la Harley-Davidson los recursos que la sociedad necesitaba para seguir expandiéndose.

En 1981, en ocasión de la Reunión anual de Daytona, circularon muchos rumores sobre el futuro de la Harley-Davidson. La AMF había ayudado a superar una etapa difícil. El 26 de febrero de 1981 se había llegado a un acuerdo entre la AMF y un grupo de dirigentes de la Harley-Davidson que deseaban proceder a una reventa.

Con ocasión de una conferencia de prensa mantenida en Daytona Beach, una semana más tarde, fueron entregados al público los resultados positivos de la fusión: las considerables sumas invertidas por la AMF desde 1969 hasta 1980 en los sectores de motos y los carritos de golf, habían hecho pasar la cifra de negocios de la Harley-Davidson de 40 a 300 millones de dólares.

Desde ese momento el objetivo fundamental de ambas empresas fue enfrentarse al porvenir con orgullo y esperanza a través de un producto que ha marcado un hito en la historia del motociclismo mundial.

El tiempo ha pasado y las dos empresas han crecido gracias a la gran demanda de motocicletas Harley Davidson, unas motos, que como sus propios dueños dicen, no son un simple medio de transporte, son también un medio de vida, un medio de vida que les hace reunirse cada año en una ciudad distinta, para recordar juntos porque compraron esas motos, para celebrar año tras año el espíritu Harley.

En el 2003, Milwakee se viste de gala para recibir el Parade Harley, una reunión de Harley-Davidson con motivo del centenario de las famosas motocicletas, moteros de todos los rincones del planeta acompañados de los rugidos de sus vehículos llenaran cada rincón de la ciudad para recordarnos al mundo que han sobrevivido aún a pesar de los maravillosos coches que tantas ventajas ofrecen, son moteros por puro convencimiento, llevan 100, y dicen perdurarán otros 100 más.

{mos_sb_discuss:2}


Esta noticia concursa en el I Premio  Periodista Ciudadano en la categoría de: Ciudadanía y Sociedad

Image


Image

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario