Sábado 01 de octubre de 2016,
Bottup.com

“Que la nación me lo demande”: ¿letra muerta?

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

OPINIÓN / Felipe Calderón y Ernesto Zedillo, presidente y ex presidente de México, se encuentran demandados por violación de los derechos humanos

Navegando por los sitios de Internet, encontré una pregunta que llamó mi atención y a la cual di respuesta, digamos, de forma expedita sin pensar mucho en ella, pero analizándola un poco más profundo, reparé que también terminé haciendo el mismo cuestionamiento.

Lo anterior es debido a que estos últimos días han sido vastos en información noticiosa, tanto a nivel nacional como estatal, y no con ésto último me refiero a que sea generada únicamente en esta Baja California, ya que los estados de Veracruz, Tamaulipas, Durango, Guerrero o Michoacán, por decir solo algunos, también han tenido lo suyo en la materia informativa.

La pregunta es: ¿qué es información, estoy informado? Posiblemente esté mal redactada, o le falte alguna palabra para complementarla pero, la descripción que de la palabra información se da, es la siguiente en la Wikipedia: “Es un conjunto de datos procesados que constituyen un mensaje que cambia el estado del conocimiento del sujeto o sistema que recibe dicho mensaje”.

El 25 de noviembre de 2011, Felipe Calderón, Presidente de México, junto con varios funcionarios del gobierno federal y un narcotraficante, fueron demandados ante la Corte Internacional de la Haya, por crímenes de Lesa Humanidad

Según el diccionario Larousse, significa: “Conjunto de noticias o de datos sobre un tema”.

Tras ‘conocer’ el significado literal de la palabra, opté por preguntar a algunos de los compañeros de trabajo lo siguiente: ¿estás informado?, dándoles la opción de máximo dos respuestas. Pudiese decir que de 10 ocasiones que lo pregunté de la forma indicada, diez respondieron: ¿de qué?, en la primera respuesta, y para la segunda, algunos, no todos, contestaron que únicamente se informaban de cosas que realmente les atrajera su atención.

Sin querer defender lo indefendible, encontré dos casos que bien se pueden prestar a preguntarse lo mismo, ¿estoy, están informados?

Caso numero uno, dice la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en su artículo 87 que el Presidente de la República prestará protesta ante el Congreso de la Unión diciendo lo siguiente: “Protesto guardar y hacer guardar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y las leyes que de ella emanen y desempeñar leal y patrióticamente el cargo de presidente de la república que el pueblo me ha conferido, mirando en todo por el bien y la prosperidad de la unión; y si así no lo hiciere, que la nación me lo demande”.

Tras haber leído y dejando en mente la última parte (“y si así no lo hiciere, que la nación me lo demande”) recordé algunas informaciones escritas en diversos periódicos y televisadas por el duopolio mexicano.

El día 25 de noviembre del año 2011, Felipe de Jesús Calderón Hinojosa, actual Presidente de México, junto con varios de los funcionarios del gobierno federal en función, además del narcotraficante Joaquín Guzmán Loera, alias ‘El chapo’, líder del cártel de Sinaloa, fueron demandados ante la corte internacional de la Haya, por crímenes de Lesa Humanidad.

La demanda que documenta más de 470 casos de violación de derechos humanos fue presentada por Netzai Sandoval, actualmente exiliado porque teme por su vida

El acto fue efectuado por el jurista internacional y experto en derechos humanos, Netzai Sandoval. La acción fue apoyada por especialistas en seguridad y diversas organizaciones de Derechos Humanos. Fue firmada por más de 20.000 ciudadanos y se documentan más de 470 casos en donde se describe como las autoridades gubernamentales violentaron todos los derechos humanos y, sobre todo, olvidaron los principios básicos de la ya antes mencionada constitución política vigente, resultado de la guerra que se tiene contra el narcotráfico y que ya ha dejado mas de 50.000 muertos, aún cuando las autoridades se empeñen en decir que es menor el número de personas fallecidas.

Hoy día, Netzai Sandoval vive en el auto-exilio ya que por su acción ciudadana -protegida por la Constitución Política vigente- teme por su vida, al igual que varios ciudadanos llegaron a temer y para los que hoy, ese temor es realidad al ya haber sido asesinados.

¿Por qué Netzai teme por su vida? Porque tras la denuncia, de forma pronta y expedita, dentro del gobierno federal se sintieron lastimados u ofendidos y emitieron el comunicado cgcs-196 en donde se lee textualmente en el ultimo párrafo: “Las imputaciones al gobierno de México son claramente infundadas e improcedentes, como lo señalan ya las voces más autorizadas en la materia. Sin embargo, constituyen en sí mismas verdaderas calumnias, acusaciones temerarias que dañan no solo a personas e instituciones, sino que afectan terriblemente el buen nombre de México, por lo cual, el gobierno de la República explora todas las alternativas para proceder legalmente en contra de quienes las realizan en distintos foros e instancias nacionales e internacionales”. Escrito que posteriormente quisieron ‘aclarar’ diciendo que no eran amenazas, pero tampoco dijeron quienes eran, o son, las voces autorizadas.

Si bien no se pudiese tomar como amenaza el escrito presentado por los funcionarios a la opinión pública, entonces véase por ejemplo el caso de don Nepomuceno Moreno, activista por la paz, quien denunció ante las autoridades que a su hijo lo habían secuestrado y desaparecido elementos policíacos del estado de Sonora desde meses atrás.

Don Nepomuceno, por denunciar y/o buscar respuestas, fue asesinado el lunes 28 del mismo mes de noviembre de 2011. Él fue uno más de entre los 63 activistas asesinados en México el año mencionado, y de los ejecutantes, obviamente, nadie sabe nada.

Nepomuceno Moreno fue asesinado en noviembre de 2011 por denunciar el secuestro de su hijo a manos de elementos policíacos del estado de Sonora

Por si fuera poco lo anterior, el entonces Secretario del Trabajo, Javier Lozano, se sumó a los indignados gobernantes federales y emitió un escrito en el que también responde y llama “ignorante y actor de mala fe” al jurista Netzai Sandoval y a los firmantes del documento los llama “calumniantes”, “ignorantes” y “viles difamadores”. La lista de hechos sucedidos posteriormente es algo extensa ya que al igual que esos miles de firmantes “ignorantes”, más ciudadanos se van dando cuenta de lo que es ‘su’ realidad política, porque mientras algunos optaron por denunciar ante La Haya y no en su propio país (México), otros lo hicieron ante la corte federal de Hartford, Connecticut, Estados Unidos.

Este es el segundo caso recordado, denunciado en Connecticut: ahí el demandado fue el ex presidente Ernesto Zedillo Ponce de León (1994-2000) por el asesinato de 45 indígenas en Acteal Chiapas el 22 de diciembre de 1997.

Homicidio en el que las mexicanas autoridades ‘encargadas’ de investigar la matanza, más que parecer investigadores del delito, dieron la imagen de ser maquiladoras establecidas, ya que por mucho que se forzaron en fabricar pruebas y violar leyes en contra de los poco más de 30 detenidos que en octubre de 2007 fueron sentenciados a purgar hasta 26 años de cárcel, en agosto del año 2009 la Suprema Corte de Justicia (SCJ) revocó 20 de las sentencias, al comprobar que la fiscalia encargada del caso incurrió en los delitos antes mencionados y ordenó la liberación de 11 de los presos.

Ahora, Ernesto Zedillo, en su defensa y como buen político, dijo que son ‘calumnias’ en su contra y solicitó inmunidad al juez encargado del caso, dado su carácter de ex presidente de México. Pero también omitió decir que ahí (en México) por todos los medios se le encubrió, porque los culpables son ‘los de abajo’, no los que gobiernan y tienen al país hambriento, desempleado, analfabeto, siendo ‘conejillo de indias’ de los estadounidenses, que envían sus armamentos bajo pretextos de operaciones encubiertas o investigaciones de alto nivel para detener a quienes les proporcionan las drogas que tanto consumen en ese país.

Ernesto Zedillo, ex presidente, fue demandado en Estados Unidos por el asesinato de 45 indígenas en Chiapas. 30 personas fueron encarceladas y 11 liberadas al comprobar que la fiscalía había incurrido en delitos

Sí, son dos, fueron dos casos aislados uno del otro, que llevan a la pregunta: ¿estoy, están informado/s? Estudiar no es información, ¿o sí? Leer la Constitución Política o la Biblia y no conocer a sus autores, ¿me hace un ignorante? Creo que igual lo sería si leyese a Shakespeare y dijese que él escribió la siguiente frase que considero cae justo en el momento: “Si Jesús no quiso renunciar a ser Dios, entonces, ¿qué podemos esperar de los hombres?” y posteriormente afirmara que ‘Pito Pérez‘ preguntó: “¿Desde cuándo las letras conquistaron un imperio?”.

He dicho: no defender lo indefendible, porque entonces bajo los dos preceptos antes señalados, la Constitución, o es letra muerta y su redacción solo sirve para pasar un buen momento de literatura, porque ¿de que sirve prestar protesta?, o entonces, para ser inteligentes debemos convencer a la nación de que deje de ser muda, ciega o cómplice y denuncie para que pare de encubrirse la hambruna que padecen los indígenas, las sequías, los homicidios encubiertos, las fosas clandestinas, etc.

Pidamos a todos los conciudadanos: informémonos, S.O.S. ¡Salvemos a nuestro presidente! ¡Salvemos a todos los gobernantes! Quien los debe demandar es la nación, nosotros, nosotros solo somos ciudadanos. ¡Dios Bendiga América!

Vídeo: Ejecutan a Nepomuceno Moreno. Activistas responsabilizan al gobierno

[important color=green title=video]

[/important]


Subtítulo, destacados y enlaces

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario