Sábado 10 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Que cante la Esteban

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

El mensaje que se lanza diariamente desde la universidad
del pueblo no puede ser más desalentador: hoy pueden ser famosos la más tonta de la
clase o un tenista desconocido ex-concursante de Gran Hermano, todo
depende del morro que se le eche.

Opinión

Image
Belén Esteban

La madre de Andreíta (hija mayor de un torero otrora sonriente y
follador, y hoy capado por las mujeres de su vida) se subió el pasado
sábado a ‘La Noria’ de Telecinco para hablar de lo mismo de siempre.
Según un contertulio de la misma cadena, la ex-novia cobró 34.000 euros
por exhibir su chabacanería ante una entregada audiencia. Pero probablemente esta mediática mujer no
sea tan ignorante como aparenta, pues mientras el populacho sobrevive con sueldos
miserables y horarios del siglo XIX, ella sabe embolsarse en sólo hora y
media lo que la mayoría de ingenieros españoles no gana en un año.

Este hecho nos lleva a dudar sobre la idoneidad de estudiar una
carrera, pues el mensaje que se lanza diariamente desde la universidad
del pueblo no puede ser más desalentador: hoy pueden ser famosos la más tonta de la
clase o un tenista desconocido ex-concursante de Gran Hermano, todo
depende del morro que se le eche.

Son la metáfora perfecta de esta España, donde más
vale caer en gracia que ser gracioso, donde basta tener más cara que espalda
para triunfar

Digo lo del tenista porque ésa era la
profesión de Javier Estrada, hoy presentador de éxito del concurso ‘Al
pie de la letra’ en Antena 3. Y aunque debemos reconocer que el mozo
exhibe soltura y desparpajo ante las cámaras, resulta demasiado
sangrante que ahora publique un disco, mientras los cuatro cantantes de
su programa (Mercedes, Sandra, Guillermo y Carles) se tienen que
contentar con ser vocalistas de un karaoke.

No sé qué debe de pasar por la cabeza de este último, Carles
Torregrosa, al constatar que no le sirve de mucho poseer una colosal
voz que no desmerece a la del mismísimo Nino Bravo. Pero lo que sí sé
es que intrusismos como el de la mamá de Andreíta, que ejerce de
contertulia en el programa de AR, o el del citado presentador metido a
cantante y a lo que sea menester, son la metáfora perfecta de esta España nuestra, donde más
vale caer en gracia que ser gracioso, donde basta tener más cara que espalda
para triunfar.

Lo único que nos falta es que ella, que incluso fue musa del carnaval tinerfeño, nos saque también un disco, como ya hizo
el padre-filón de su hija. Y es que probablemente los dos ejemplos citados en este artículo, como otros muchos, serían el fiel reflejo del inexorable
declive de nuestro país: de poseer un imperio donde jamás se ponía el
sol, a conformarnos con ser presididos por Zapatero.

{mos_sb_discuss:2}

*Los artículos de Nodo Libre sólo representan el punto de vista de su autor, no el de Bottup. Bottup es una comunidad de centenares de periodistas ciudadanos con su propio criterio, que la Redacción nunca puede coartar

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario