Martes 06 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Rafael Ricardi: un millón de euros por 13 años de cárcel

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

La Audiencia Nacional duplica la indemnización inicial

Barcelona. Las violaciones, tema peliagudo. En varias ocasiones he comentado sobre los dos marroquíes que conocí en mi destino de ordenanza en la Prisión de Brians. Para que no les lincharan los ingresaron en enfermería. Proclive a creer en errores, más bien tragedias, judiciales por evidentes razones, quizá fuera el único con quien tuvieron contacto que dudando les trató ‘normal’. Sabían escaso español, y ni orientarse hacia La Meca en sus rezos. Me agradecieron que les advirtiera que rezaban dirigidos a Madrid. Pasaron más que esos 13 años de Ricardo. Uno murió en la cárcel, y el otro, gracias a un tozudo policía que enlazó otra serie de violaciones, y el ADN que demostraría que varias no les correspondían. Del resto como no pudieron ‘probar su inocencia’ y ya estaban condenados, siguieron culpables y en prisión.

Le pagan como a un concejal de segunda por firmar actas, 76.000 euros por año

Publica EFE-ABC: “Y además no hay “base probatoria” para demostrar que su estancia en prisión influyera en su salud física, pues, según entiende la sentencia, hay más “probabilidades” de que sus dolencias sean anteriores.

Por ello, la sentencia no estima completamente la petición de los abogados de Ricardi de que su indemnización se elevara a diez millones de euros, y la deja en un millón de euros.”

Le pagan como a un concejal de segunda por firmar actas, 76.000 euros por año. Podría escribir más tonterías, pero me niego a insultar a las mujeres que en tan terrible y dramática situación señalaron a quienes tenían el defecto de cierto desagradable aspecto físico, y la bondad de los débiles desamparándoles hasta límites vergonzantes. Escribí que a aquellos marroquíes les condenaron por ‘feos’:

martes 15 de abril de 2008

Errores judiciales

Estos días se habla mucho en las televisiones de errores judiciales. En la Dictadura, y hasta muchos años después, no existieron los errores. Nadie se atrevió a dudarlo, con solo el ya suprimido desacato hubiera acabado en prisión. Pero ahora, y además de corrupciones, el ADN ha puesto encima de la mesa algunos violadores que no han sido. Un tema tabú, tan tabú que los dos marroquíes que conocí en la enfermería de Brians, 1993-94, al que quedó vivo después de más de una docena de años de cárcel, el sistema no le concedió la libertad a pesar de las evidencias, sino dentro de otro engendro, el Reglamento Penitenciario. La cuadratura del círculo, porque el hombre nunca se arrepintió de lo que no había hecho y, por lo tanto, le aplicaron el reglamento, ni permisos ni tercer grado, y ya sabiéndole inocente ni siquiera el indulto.

El País:

La Audiencia Nacional duplica la indemnización para Rafael Ricardi
El hombre que pasó 13 años en prisión por una violación que no cometió recibirá un millón de euros.

El resto de noticias del día me importan un pimiento…


Subtítulo y destacado

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario