Domingo 11 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Raikkonen sorprende a todos y le birla el Mundial a McLaren

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)
Image
Momento para la esperanza: Hamilton se sale al intentar adelantar a Alonso


Crónica del GP de Brasil


El finlandés se lleva el
Mundial con una victoria en la última cita del Campeonato de Fórmula
1 2007 

 
Alonso no pudo ser más que tercero y Hamilton, con un error en la
primera vuelta y problemas con la caja de cambios, logró llegar en
séptima posición, un resultado que no le permitió retener un título
que tenía en el bolsillo

Image
Raikkone y Alonso celebran el triunfo

Casi sin darnos cuenta, siete
meses después del GP de Australia, la temporada 2007 del Campeonato
de Fórmula 1 tocaba a su fin. El Mundial llegaba a su última cita,
la de Brasil, totalmente abierto con tres pilotos con opciones para
llevarse el título. Muchas eran las probabilidades y los cálculos, pero Alonso lo tenía claro, tenía
ganar y que Hamilton no fuese segundo.

Sin embargo, en la jornada
de calificación las cosas se le complicaron al español.
Un coche inferior al de sus competidores no le permitió ser más que
cuarto. Por delante, Massa salía con la
‘pole position’
, Hamilton junto a él en la primera línea
y Raikkonen tercero, por delante del español, que era cuarto. Con un panorama así,
la primera curva, la mítica “S” de Senna del trazado brasileño
de Interlagos, iba a ser decisiva.

La ‘S’ de Senna 

La salida, como se esperaba, no defraudó a nadie. Massa tapaba
a Hamilton y dejaba la pista libre para Raikkonen, que adelantó al
inglés en la misma recta. Mientras tanto, por detrás, Alonso no partía
muy bien y estaba a punto de ser superado por Webber. Sin embargo, el
español no tardaba en recuperarse y, tras la “S” de Senna pudo
emparejarse con su compañero de equipo y rebasarlo.

El milagro
comenzaba a gestarse y crecía un poco más dos giros después, cuando
un dolido Hamilton se pasó de frenada al intentar sobrepasar a Alonso
y se salía de pista. Tras unos momentos de incertidumbre se reincorporaba
octavo. El Mundial se le ponía de cara a Alonso, pero todavía
quedaban 71 vueltas para el final.

Massa salía con la
‘pole position’, Hamilton junto a él en la primera línea
y Raikkonen tercero, por delante del español
Cuando parecían que las cosas no podían ir peor para Hamilton,
lo fueron. Un problema con los cambios le ocasionó
una pérdida de 12 puestos

La ley de Murphy hundió
al inglés 

Cuando parecían que las cosas no podían ir peor para Hamilton,
lo fueron. Consiguió recuperar dos posiciones pero, a falta de más
de 60 vueltas para el final, un problema con los cambios le obligó
a andar prácticamente parado durante varios segundos, lo que le ocasionó
una pérdida de 12 puestos que le hizo colocarse decimoctavo.
El inglés parecía estar fuera de la lucha por el Mundial y Alonso,
con su compañero fuera de combate momentáneo, comenzaba a preocuparse
por lo que pasaba delante de él.

Echando números

Massa y Raikkonen llevaban un ritmo inalcanzable para el McLaren
del español. Era una situación preocupante. Si la carrera terminaba
así, Alonso se convertiría en Tricampeón del Mundo, pero si los Ferrari
se las ingeniaban para burlar las normas, que impiden a las escuderías
dar órdenes de equipo a los pilotos que puedan alterar las posiciones
de carrera, y hacía que Raikkonen superara a Massa, el finlandés sería
el que se llevase el título, que sería el primero en su vitrina.


Hamilton arriesga 

El primer repostaje demostró que todos llevaban casi el mismo combustible.
Massa paraba primero, Raikkonen una vuelta más tarde y los McLaren
en la siguiente. La única sorpresa fueron las gomas que calzó el inglés,
blandas. Se trataba de una arriesgada estrategia que le permitiese
volver a los puntos que le pudiesen haber reservado alguna opción para
seguir optando al campeonato. Con ellos, comenzó a quitarse pilotos
de encima
y a acercarse a la primera mitad de la tabla de posiciones.


Kubika no perdonaba
a un Alonso con un coche que no aguantaba el ritmo de los mejores y
sobrepasaba sin problemas al español
 Ferrari tenía que hacer que Raikkonen pasase a Massa
sin que, por ello, se pudiese demostrar que habían amañado la carrera

Baile de campeones virtuales
en pocas vueltas

Por si no teníamos suficiente
con un Hamilton recuperando posiciones llegaba Kubica a ponerle
las cosas más difíciles a nuestro compatriota. El polaco no perdonaba
a un Alonso con un coche que no aguantaba el ritmo de los mejores y
sobrepasaba sin problemas al español. Esto hacía que un Raikkonen
cada vez más cerca de Massa fuese el Campeón del Mundo virtual a falta
de algo menos de 40 vueltas para el final.

Pero, por suerte para
Alonso, Kubica iba a tres paradas, lo que hacía que, a 30 vueltas
para el final
, entrase en boxes haciendo que el español
siguiese siendo el que comandara la hipotética clasificación final
en la que seguía con opciones Hamilton, que ya era octavo y
que, siendo séptimo, sería el campeón.


Todos los ojos puestos en
la parada de Ferrari 

A falta de 20 vueltas para el final comenzaban las paradas de
la discordia. Ferrari tenía que hacer que Raikkonen pasase a Massa
sin que, por ello, se pudiese demostrar que habían amañado la carrera.
Entraba primero Massa, que, al salir, encontraba mucho tráfico. Era
la opción idónea, Ferrari tenía que alargar la parada de Raikkonen
y con ello poder superar a Massa. Y así fue. 18 vueltas para el final
y el Mundial se escapaba. Sólo un desastre de Ferrari podría dar opciones
al asturiano.

Pero el desastre no llegó.
La carrera terminaba así y ni siquiera los últimos intentos
de Hamilton por llegar a ser quinto, algo que le habría dado el título,
tuvieron sus frutos. De esta manera el Mundial se le escapaba a McLaren
e iba a parar al box de Ferrari, a manos de un Kimi Raikkonen algo inexpresivo
y que recibía su primer título mundial, tras dos subcampeonatos, uno
en 2005 tras Fernando Alonso, y otro en 2003,
tras Michael Schumacher.

¿Y ahora qué? ¿Dónde correrá
Alonso el año que viene? ¿Qué tendrá que decir Ron Dennis de todo
esto?

¿Y ahora qué? ¿Dónde correrá
Alonso el año que viene? ¿Qué tendrá que decir Ron Dennis de todo
esto? ¿Y Alonso? ¿Cómo se sentirá Hamilton al ver como se le escapaba
un Mundial que tenía ganado?…

Muchos interrogantes que, poco a poco,
se irán solucionando en los próximos días. Ahora es tiempo de enfriar
reflexiones y poner el reloj a 0, ya sólo quedan cinco meses,
146 días para que, en Australia, el semáforo se ponga en verde y los
monoplazas inicien la temporada 2008 de Fórmula 1.


Trazado de el circuito de
Interlagos


Ver mapa más grande



Más información

Tiempos oficiales de los entrenamientos  

Tiempos oficiales de la carrera  

Circuito de Interlagos  

Página oficial
del Campeonato
 

Grandes Premios anteriores

GP de Australia  
GP de Malasia 

GP de Bahréin  
GP de Cataluña  
GP de Montecarlo  
GP de Canadá y GP de EEUU  
GP de Francia  
GP de Inglaterra  
GP de Alemania  
GP de Hungría 

GP de Turquía 
GP de Italia  
GP de Bélgica  

GP de Japón

GP de China

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

1 comentario

  1. Anónimo 22/10/2007 en 12:02

    hEy, es una de las mejores crónicas que he leído, y eso que desde ayer a hoy llevo ya unas cuantas… enhorabuena, muy completa

Participa con tu comentario