Viernes 30 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Rajoy: “no tocaré las pensiones”

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

Según Artur Mas, “nunca Catalunya había estado tan cerca de su plenitud nacional”, ni de la más absoluta de las quiebras por la gran corrupción

Barcelona. No tocar las pensiones es reducirlas. Muy peligroso y sospechoso cuando se habla demasiado de ‘no tocar’, o que la Troika en Grecia dicta bajar pensiones y despedir 150.000 funcionarios. Por edad estoy rodeado de viejos, con sobresalto continuo ante la televisión. Ayer un íntimo me recomendaba no salir de casa ¡por la Diada! Por teléfono decía que la televisión había advertido que habría ataques de Diagonal para arriba, Pebralbes. Me reí contestando que a mí no me alcanzaba, y por nada del mundo me perdería hacer unas fotos, aunque creo que con juntar las de varias manifestaciones de estos últimos años, daría el pego en el blog. Banderas sindicales, banderas independentistas, pancartas anti-recortes, antibancarias… los que están hasta los co… más los antisistema que son ‘otra cosa’.

Pensiones y Diada, productos del día. Para acojonar. ¡Pues lo están consiguiendo!

Pensiones y Diada, productos del día. Para acojonar. ¡Pues lo están consiguiendo! Y en gente a la que jamás le interesaron otras batallitas que las del ‘corazón’. Si pretenden tenernos entre las cuerdas aceptando la paliza con la resignación del vencido, creo que ya lo han conseguido. Pueden bajar las pensiones, subir el pan y el tranvía ¡como en los 50!, ¡estamos preparados!

Mi duda… ¿cuando se rompe la cuerda? No he vivido suficiente para calibrar en que momento se desata una ‘semana trágica’, o se vuelca un tranvía y los grises la emprenden a palos. Parece que oigo a mi madre ante su sabelotodo hijo adolescente: “yo lo único que quiero es que no venga nadie a casa a llevarse a tu padre”.

No creo que lleguemos a tanto, ¡o no lo deseo!, pero nuestros políticos y sus medios de comunicación, quebrados, subvencionados, y en ‘peligro’, todos apuestan por el kaos. Diría que atrapados por la generalizada quiebra y la gran corrupción juegan al ‘cuanto peor, mejor’.

Mónica Terribas y sus independentistas del subvencionado Ara “lo tendrá cuello arriba” y debe verse presidenta de la República catalana, cargo que debería otorgarse al charlatán Jordi Pujol, su hijo Oriol, o el guapo Mas.

Y puestos a soñar, a otro fantasma, el tal Bañuelos de Barcelona World, convertido en el Andelson catalán ¡o de donde sea!, el discurso de los hipócritas de la Generalitat y La Caixa, anteponiendo “convenciones y parques temáticos” al “juego, prostitución y drogas”, como a buen aventurero, le debe provocar la risa. Risa atemperada por el absoluto mutismo con que se ha generado el plan. La ‘omertá’ catalana. Me temo que a este paso esos dos sueños no se realizarán, aunque si La Caixa se empeña es más fácil el del tal Bañuelos que el de la terrible Terribas.


Destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario