Domingo 04 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Recogiendo los votos de la Catalanofobia

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

El Estatut continua en el Tribunal Constitucional después de haber pasado todos los filtros legales y con una oposición que no han tenido otros estatutos

Ya llevan tres años y pico con l’estatut Catalán impugnado en el constitucional. Hay que tener presente que fue aprobado por el Parlament Catala, las Cortes Españolas y refrendado en urnas por el pueblo.

Tras el procedimiento completo, algunas voces gritan al viento la poca participación en urnas y la división del mapa político, en su momento aproximadamente 37%, pero mirando atrás, la Autonomía Gallega rondó este porcentaje y ni pío. La apreciación depende de hacia donde se mire.

El editorial de los periódicos catalanes, refrendado por la sociedad civil catalana, y con el cual simpatizo y al que me uno desde este artículo, abrió el cajón de los truenos. Los medios mediáticos conservadores, con

Los  medios conservadores, sacan del armario el ‘se rompe España’, ‘se balcaniza España’

las voces más rancias de la España más oscura, sacaron del armario el ‘se rompe España’, ‘se balcaniza España’. Para ellos es momento de romper el trabajo realizado por millones de españoles que han querido modernizar un país con un Estado de las autonomías moderno y de futuro a un estado semifederal, por la diversidad plurinacional del Estado español. La nostalgia del Estado único con pensamiento uniforme les corroe el alma.

Se tiene que tener en cuenta que la reacusación en el Tribunal Constitucional está puesta por el PP (Partido Popular), Gobierno de Baleares (PP), Gobierno de Aragón (PSOE) y Defensor del Pueblo, que ya manda huevos como diría Federico Trillo. También que la renovación del TC no se ha podido llevar a cabo en estas legislaturas presididas por el PSOE, por las trabas de los conservadores y como se dice en Cataluña: ‘Qui dies pasa anys enpeny’ (Quien días pasa, años aprieta).

Es verdad que no hay pronunciamiento por parte del TC, y es adelantarse a acontecimientos futuros,

La Catalanofobia gana votos y algunos lo utilizarán para intentar llegar a la Moncloa sin pensar en las consecuencias

pero tal y como se desatan las situaciones hace preveer un futuro oscuro. Los voceros y palmeros ya han empezado con su actuación, la máquina mediática está en marcha y no parará, la Catalanofobia gana votos y algunos lo utilizarán para intentar llegar a la Moncloa sin pensar ni ver que un pronunciamiento negativo a l’estatut puede devenir en un estallido social de indignación sin retorno que nos puede hacer llegar a dudar sobre la legitimidad y la validez del sistema político y legislativo del Estado y la Justicia.

Cataluña tiene el mismo derecho a poder legislar y hacer efectivo un estatuto que ha pasado por todos los filtros legales, como lo han hecho otras autonomías con artículos similares a los recusados el TC y refrendados por el partido conservador en la oposición.

La hipocresía de algunos por el poder, si no ponemos remedio a esta locura, nos puede llevar a tener que plantearnos si el sistema vigente es válido, y si realmente queremos formar parte de este sistema.


Titular, subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario