Lunes 25 de septiembre de 2017,
Bottup.com

Redes Cristianas critica a los obispos sus ansias de poder a cualquier precio

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Representantes de 160 colectivos cristianos celebraron este fin de semana en Madrid su Asamblea Constituyente

En un largo comunicado, critican a ‘la Iglesia de los obispos’ que su “legalidad raya con la injusticia”

El manifiesto habla de la actitud represiva de la jerarquía cuando señala que “te has enseñoreado del pensamiento en tus filas, reprimiendo duramente toda crítica y disidencia con lo que llamas ‘doctrina de la Iglesia'”

“Junto a la gran mayoría que intenta seguir a Jesús desde el servicio humilde y samaritano, existe otra pequeña minoría empeñada en la nada edificante carrera por el poder y el control”. Esta es la primera conclusión a que han llegado los representantes de más de 160 comunidades católicas de base que integran Redes Cristianas y que este fin de semana han celebrado su Asamblea Constituyente en Madrid.

Redactado como las cartas del Apocalipsis a las siete iglesias de Asia, el extenso comunicado dice a la Iglesia “que está en los obispos”: “Admiro el celo que despliegas en mantener las tradiciones milenarias del pasado, entre las cuales está la memoria de Jesús. Pero tengo en contra de ti que has dejado de seguirle en su vida de servicio y has emprendido una carrera por conquistar el poder a cualquier precio”.

Sobre la participación de los obispos de determinadas manifestaciones, la
asamblea afirma que “viendo a tus jerarcas disfrazados de rojo y en
manifestaciones antipopulares, yo mismo enrojezco de vergüenza ajena”

El manifiesto habla de la actitud represiva de la jerarquía cuando señala que “te has enseñoreado del pensamiento en tus filas, reprimiendo duramente toda crítica y disidencia con lo que llamas ‘doctrina de la Iglesia'”, y critica que defienda unos “estatutos de privilegio en nombre de unos Acuerdos casi clandestinos al margen de la Constitución Española”.

Sobre la participación de los obispos de determinadas manifestaciones, la asamblea afirma que “viendo a tus jerarcas disfrazados de rojo y en manifestaciones antipopulares, yo mismo enrojezco de vergüenza ajena”.

A la Iglesia que “está en la legalidad y en las formas”, la Asamblea le espeta: “Conozco muy bien tus andanzas. Lo tuyo es la seguridad, el orden, la disciplina. Pero conozco muy bien tus limitaciones: no piensas más allá de ti misma, no eres universal”.

“Tu legalidad raya frecuentemente con la injusticia,
cuando discriminas las distintas formas de familia fuera de la
tradicional, cuando defiendes en público una ética de las prácticas de
la sexualidad y de control de la natalidad que en privado ya ni tú
misma practicas”

“Tu legalidad -sigue el manifiesto- raya frecuentemente con la injusticia, cuando discriminas las distintas formas de familia fuera de la tradicional, cuando defiendes en público una ética de las prácticas de la sexualidad y de control de la natalidad que en privado ya ni tú misma practicas, o cuando haces malabares para casar lo que mi Hijo Jesús dijo que era imposible casar: a Dios con el dinero”.

El manifiesto se dirige también “a la sociedad civil que está en el fácil acomodo al capitalismo liberal” y a sus poderes fácticos, “que manipulan siempre en la tramoya: Tengo contra ti que no sabes distribuir lo que produces. Estás siempre conspirando y crispando el ambiente, resquebrajando la tierra y globalizando la miseria, mientras acumulas lo que es de todos”.

A la sociedad civil se dice: “Siempre me has resultado divertida y simpática. Y no porque hayas sido muy creyente, que ¡vive Dios!, es decir, ¡vivo Yo!, que no lo eres. Pero me entristece ver cómo en estos momentos estás siendo timorata y acomodaticia“.

Los colectivos pertenecientes a Redes Cristianas han desarrollado quince talleres de trabajo y foros de debate a lo largo de varios meses en las distintas diócesis, para culminar en esta I Asamblea, a la que han asistido unos 600 delegados.

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario