Viernes 30 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Referéndum 15 de Octubre: la ciudadanía se expresa

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

El próximo 15 de octubre, coincidiendo con la manifestación ‘Por un cambio global’, en las calles y en la red, se celebrará un referéndum sobre cuestiones fundamentales que nos afectan a todos

En el marco de las manifestaciones previstas para el día 15 de Octubre en todo el mundo, un grupo de personas ligadas al movimiento 15 M preparan para ese mismo día la celebración de un referéndum, jurídicamente no vinculante, sobre cuestiones fundamentales en torno a la regeneración democrática y el establecimiento de una economía más justa y equitativa.

Los convocantes del ‘referéndum 15 de Octubre’ denuncian que no existe legalmente la manera de solicitar la convocatoria de un referéndum en nuestro país. Es una facultad que depende del Gobierno. En 32 años, desde la aprobación de la Constitución, sólo se han convocado 2 referendos a nivel estatal: el de la permanencia en la OTAN y el de la Constitución Europea.

La idea nacio en junio en el marco del movimiento 15M, y denuncia que no existe la manera legal de solicitar la convocatoria de un referéndum por parte de la ciudadanía

Ante la negativa de los poderes políticos de tomar en cuenta los deseos y necesidades de la ciudadanía en unos momentos especialmente acuciantes, afirman que es imprescindible la participación pública directa como mecanismo para la toma de decisiones en aquellos asuntos que nos conciernen a todos.

Quieren abrir un micrófono a la sociedad para que ésta exprese si quiere cambiar la ley electoral, erradicar la corrupción política, una independencia judicial real, si cree que la gestión de la crisis está siendo la adecuada y si preferiría que su voto no fuera una carta blanca para los gobiernos de turno.

La idea nació en junio de este año, cuando en el seno del movimiento 15M varias personas de diferentes procedencias decidieron unirse al darse cuenta de que había una serie de reivindicaciones que les resultaban comunes, lo que muchos llamaron un “consenso de mínimos”. En torno a estos puntos en común decidieron trabajar para buscar la manera de hacerlos llegar al resto de la sociedad. De ese trabajo surgió la iniciativa del referéndum.

Los promotores de la iniciativa plasman la esencia de su propuesta en cinco puntos básicos, que son los siguientes:

1. Reforma del sistema electoral

– Mayor proporcionalidad.

– Desbloqueo de las listas electorales permitiendo que se puedan indicar las preferencias de candidatos dentro de la lista del partido elegida.

2. Transparencia, mecanismos de control y lucha contra la corrupción

– Ley de transparencia.

– Regulación de las condiciones de financiación bancaria y pública.

– Independencia real de los órganos reguladores.

– Endurecimiento del régimen de incompatibilidades para cargos públicos y medidas para evitar que ex-altos cargos de la Administración Pública sean contratados por parte de empresas de sectores fuertemente regulados: energéticas, financieras, etc.

– Regulación de la contratación de altos cargos y asesores en las administraciones públicas.

Los cinco puntos que se someten a referéndum: la reforma de la ley electoral, los mecanismos de control políticos y financieros, la separación efectiva de poderes, la democracia participativa y la economía responsable

3. Separación de poderes

– Elección por parte de todos los jueces y magistrados del Estado de los 12 vocales de procedencia judicial que integran el Consejo General del Poder Judicial.

– Reformas orientadas a la despolitización del Tribunal Constitucional y el Tribunal de Cuentas.

4. Democracia participativa

– Desarrollo y potenciación de la fórmula del referéndum.

– Regulación de las Iniciativas Legislativas Populares y de las peticiones a las cámaras para darles mayor efectividad y alcance.

– Impulso del uso de los presupuestos participativos y de las nuevas tecnologías para la participación democrática.

5. Economía responsable

– Control real y efectivo del fraude fiscal.

– Elevación y mayor eficacia de sanciones a la mala praxis bancaria.

– Regulación del sistema de retribuciones de los cargos directivos del sector financiero que incentiva las operaciones de alto riesgo.

– Demanda a las instituciones europeas e internacionales de medidas contra los paraísos fiscales y las prácticas abusivas como la ingeniería y la deslocalización fiscal.

– Mayor exigencia a nivel internacional con los compromisos existentes y nuevos esfuerzos para un desarrollo sostenible y respetuoso con el medio ambiente.

– Fiscalidad verdaderamente proporcionada al nivel de renta y estudio del establecimiento de la renta básica universal.

Las votaciones se podrán realizar de forma presencial el 15 de octubre y 11 y 13 de noviembre y a través de Internet, con el DNIe o certificado digital, a partir del 15 de octubre

Toda persona que lo desee podrá participar en el referendum de dos maneras: a través de voto electrónico (usando el DNI-e o certificado digital) y a través de voto tradicional (mediante papeleta).

La votación constará de dos fases:

1ª fase: voto a través de Internet con DNIe. A partir del 15 de octubre se podrá empezar a votar de forma electrónica en la plataforma habilitada para ello a través de una página de Internet.

2ª fase: voto presencial, físico, el día 15 de octubre y también del 11 al 13 de noviembre.

Para ello se habilitarán puestos de votación en plazas, asociaciones, etc., donde todo el que lo quiera podrá depositar su voto de cualquiera de las dos maneras. Si se dispone de un lector de DNI electrónico, se podrá votar por Internet desde casa.

También será posible identificarse con el DNI o el pasaporte, de tal manera que el voto sea igualmente seguro y secreto y se pueda contrastar, por ejemplo, que nadie vota dos veces.

Los voluntarios y un sistema de base de datos cruzado garantizarán la no duplicidad de voto para un mismo número de DNI.

Asimismo, la presencia de observadores externos de contrastada imparcialidad y experiencia en procesos internacionales asegurará la transparencia del proceso.

Tras la celebración del referéndum, los convocantes no descartan el uso de las ILPs como medida de presión para hacer efectivas las reivindicaciones plasmadas en los cinco puntos mencionados. No obstante, cada ILP debería estar redactada a modo de ley, con su correspondiente articulado y sería, por tanto, una vía más compleja.


Destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario