Viernes 09 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Re-humanos. Ecuador, el oasis de más de 53.000 refugiados colombianos

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

Huyen con su familia lejos del conflicto bélico a un país que les acoge, en busca de nuevas oportunidades

Entrevista a Luis Varesse, director de ACNUR en Ecuador

[span class=doc]Este artículo es el primero de una serie[/span]

El ser humano, a través de su historia, siempre buscó un lugar para calentarse del frío en invierno, para refrescarse en verano y, sobre todo, para protegerse de sus enemigos y formar una familia. Los refugios sirvieron para que los hombres y mujeres se guarnecieran cuando estos eran nómadas y poco a poco las guaridas se convertirían en las viviendas de cada individuo de diferente grupo o comunidad.

Los refugios son situaciones extremas o formas naturales a las que todo ser vivo se adapta. En términos técnicos y actuales el significado de refugio se convierte en una especie de vivienda, que puede ser temporal o permanente de acuerdo a las necesidades que el ser humano tenga.

En América Latina existen muchos casos de refugiados por conflictos políticos o bélicos. Uno de los enfrentamientos armados más fuertes del continente es el que acontece en Colombia, que lleva más de seis décadas de guerra interna. Este conflicto ha dejado muchos muertos, muchos heridos y, sobre todo, muchas personas refugiadas en los países que hacen frontera con el territorio colombiano.

Ecuador es uno de los países que más ha apoyado a los ciudadanos colombianos que huyen de una guerra sin fin y que parece que nunca va a acabar. Este país andino tiene el mayor número de refugiados colombianos en América Latina. Al final del año 2000 había 390 refugiados reconocidos en el Ecuador. Ya en 2002 existió una incipiente presencia de ACNUR (Agencia de la ONU para los Refugiados) y las autoridades de asilo locales. En 2004 el número de desplazados colombianos en territorio ecuatoriano llegó a los 15.740.

En Ecuador reside el mayor número de refugiados colombianos. 8 de 10 solicitantes de asilo procedentes de Colombia, lo encuenta en Ecuador

El número de refugiados colombianos conocidos en la actualidad en el Ecuador es de 53.342 y el flujo creciente de entrada de personas refugiadas se estima que está alrededor de 1.500, especialmente en la frontera norte con Colombia.

Según fuentes oficiales de ACNUR, se estima que 8 de cada 10 solicitantes de asilo colombianos se encuentran en el Ecuador. La mayoría de desplazados viven en zonas urbanas, aproximadamente un 60%, mientras que el resto lo hacen en zonas rurales.

En septiembre de 2008 la nueva Constitución ecuatoriana es dotada de una fuerte orientación hacia los Derechos Humanos y posee conceptos como: Ciudadanía Universal y Movilidad Humana. Por otro lado, también el refugiado tiene el derecho de solicitar asilo y poder trasladarse a lo largo del territorio.

Ecuador, un refugio eterno

Luis Varesse, peruano y representante adjunto de ACNUR en Ecuador es antropólogo y periodista, anteriormente ejerció el mismo cargo en Brasil, Chiapas (México), Timor Leste y Campeche (México) nos concede una enrevista y, además de todos los datos, nos habla de la situación actual de los refugiados colombianos en Colombia.

Luis Varesse explica: “Refugio es la opción que tiene una persona que no puede ser protegida por su Estado o no quiere ser protegida por su Estado. Entonces opta por salir a otro país. El refugio es la protección internacional que da otro Estado a las personas que no son protegidas en el propio.

En el caso de los colombianos, no son perseguidos por el Estado colombiano, son perseguidos por la propia guerra.”

Según el directivo de ACNUR, en el año 2007 se hizo una encuesta que determinó que había 137.000 personas de origen colombiano en necesidad de protección internacional. Por otro lado, a partir de marzo de 2009 hasta marzo de 2010 ACNUR, conjuntamente con el Ministerio de Relaciones Exteriores ecuatoriano, decidió realizar un mecanismo de registro de refugiados para brindarles la opción de protección a las personas que estaban en la frontera norte por el lapso de un año.

Durante ese período, la Dirección General de Refugiados se instaló en esa región para inscribir a las personas que necesitaban refugio y reconoció alrededor de 27.000 colombianos en esa situación. Este número de desplazados se sumó a otros 20.000 que ya estaban reconocidos. A este ejercicio de inscripción lo llamaron Registro Ampliado.

El trabajo de ACNUR se viene desarrollando desde el año 2000 en territorio ecuatoriano. Varesse explicó que su organismo trabaja a solicitud del Gobierno de Ecuador y que la principal función de la Dirección de Refugiados de ese país es la búsqueda de financiamiento para apoyar a esta dirección, además de la atención a los refugiados, principalmente a través de proyectos de integración y de apoyo a las comunidades de acogida.

Por otro lado, el refugiado no necesita ningún papel para pedir refugio, se abre un procedimiento en la Comisión de Refugiados y la persona o su familia es entrevistada y es la Comisión de elegibilidad quien decide dar o no el refugio.

En caso de los niños refugiados existe un decreto ejecutivo del Gobierno ecuatoriano, el número 337, donde el Estado se compromete a brindar una acogida a los niños para facilitar la regularización de la educación de los infantes.

Oficiales de elegibilidad

El refugio es la protección internacional que da otro Estado a las personas que no son protegidas en el propio. En el caso de los colombianos, no son perseguidos por el Estado colombiano, son perseguidos por la propia guerra

Los oficiales de elegibilidad son funcionarios del gobierno ecuatoriano que conforman la Comisión de Elegibilidad, que es la que determina quién es reconocido como refugiado o no. La función del gobierno está en el marco del decreto 3301, el decreto ejecutivo que crea una Comisión de Elegibilidad, que está compuesta por tres funcionarios: dos de la cancillería y uno del ministerio del Interior, que son funcionarios del gobierno.

Microcréditos para los refugiados

El microcrédito es una de las actividades de integración que la ONU realiza en el Ecuador. Este proyecto desea convertir a la persona o a la familia que se encuentran en la situación de refugio en sujetos de crédito para que puedan incorporarse al crédito nacional ecuatoriano.

Clínicas jurídicas

El director de ACNUR también explicó que la única universidad ecuatoriana que tiene un trabajo conjunto con ellos en el área legal es la Universidad Técnica del Norte, en Ibarra. Los alumnos de Derecho de esta institución educativa colaboran con la asesoría legal de los refugiados en la ciudad de Ibarra, al norte de Ecuador.

Soluciones duraderas

Luis Varesse explica que las soluciones duraderas son conceptos que tienen que ver con las acciones de los estados tanto en la frontera, como en las ciudades y los municipios. Por otro lado, las ciudades y fronteras solidarias son los lugares donde los refugiados pueden tener acceso a la política pública que beneficia a los nacionales. Las relaciones solidarias son las acciones que optan por incluir en sus políticas públicas a los migrantes y los refugiados.

Frontera Norte de Ecuador y Colombia

En la frontera norte de Ecuador y de Colombia los individuos que son reconocidos como refugiados reciben un bono para tres meses hasta que encuentren un medio de vida. Según Varesse, la enorme mayoría de refugiados son autosuficientes.

La nueva Constitución ecuatoriana tiene una fuerte orientación hacia los Derechos Humanos y recoge conceptos como Ciudadanía Universal y Movilidad Humana

La ciudad donde existe un mayor número de refugiados en el Ecuador es Quito, pero en la provincia de Esmeraldas y en la zona del manglar hay una gran cantidad de desplazados. Hay pueblos que son básicamente de refugiados, aclara el director del ACNUR.

Problemas intrafamiliares

“Dentro de toda esta problemática, el estrés que produce el refugio en la familia, debido a nuestra cultura machista, hace que el marido descargue violencia contra la esposa, lo que aumenta el problema”, explica el director del organismo mundial, Luis Varesse.

El conflicto colombiano no es una excepción, y las mujeres son las más maltratadas en toda la problemática del refugio.

El sentimiento de los refugiados

Un refugiado se ve obligado a salir violentamente de su lugar de origen, probablemente en la noche, tiene que dejar su casa por pobre o pequeña que sea, dejar su espacio, su patio, sus olores, su familia, su barrio y trasladarse a un país que no conoce.

La diferencia entre refugiado y migrante es la siguiente, explica Varesse: “Un migrante, aunque sea por razones de miseria, es una opción que toma. En cambio, el refugiado, se ve obligado a salir por el peligro que le afecta en su país. Hay una nostalgia de la patria, y la patria, sobre todo, es el entorno que lo rodea a uno, no es un concepto abstracto.”

El ACNUR desea para este 2011 en el Ecuador establecer solidamente la vigorosa campaña llamada: ‘Convivir en Solidaridad’. Se trata de una acción para evitar cualquier forma de discriminación y xenofobia.

Los refugiados colombianos han tenido un gran impacto en el Ecuador, pero no sólo ha sido un impacto negativo, sino que también es un impacto positivo, ya que llegan personas trabajadoras y honestas que solamente huyeron por el miedo que existe en Colombia.

Todos los datos del artículo han sido facilitados por ACNUR

Los seres humanos a través de su trayectoria de supervivencia en el planeta siempre buscaron refugiarse de los fenómenos naturales  y de los problemas externos  que podría tener la sociedad o comunidad  donde vivían. Por eso, que los refugios se convirtieron en una necesidad biológica y parte esencial de los seres humanos. Por esa razón, el nombre de refugiados debería ser cambiado por el de RE-HUMANOS

Fotografías: Andrés Lasso


Subtítulo y destacado

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario