Martes 27 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Rescate, banca y Diada

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

Agosto mantiene el suspense. Lo único seguro es la subida del IVA el 1 de septiembre. Y lo presumible, que el rescate de España llegue también el próximo mes

Barcelona. Tras las vacaciones de Rajoy la banca toma protagonismo frente al déficit. Muy lógico porque el descalabro de las cajas de ahorros asciende a varias décadas de déficit… aunque en Barcelona la Diada, y quién presidirá la manifestación, continúan dominando.

¡Un detalle a beneficio del esquilmado pueblo!, que en lugar de abrirles sumario por administración desleal, ¡cómo mínimo!, se les mantenga en los 500.000

Parece que este viernes aún no se decidirá si el Gobierno baja de 600.000 euros a 500.000 el sueldo de los directivos de los bancos y cajas financiadas por el FROB, intervenidas por el Banco de España o apuntaladas y avaladas con dinero público.

¡Un detalle a beneficio del esquilmado pueblo!, que en lugar de abrirles sumario por administración desleal, ¡cómo mínimo!, o apropiación indebida, falsedad y estafa, se les mantenga en los 500.000. Una inteligente política para neutralizar a la baja el cabreo de perder una media de millón de euros al año. Si 600.000 no son moco de pavo y mantenían las bocas cerradas, por 500 es de suponer que tampoco conozcamos los enjuagues y repartos político-financieros que condujeron a la quiebra de las cajas de ahorros… y por tanto de España. Quizá para dentro de otros meses o años se pase a 300.000, y así paulatinamente hasta que la restructuración del sector, el tiempo transcurrido o la desaparición de pruebas, anulen las pataletas de quienes alcanzaron la riqueza por corrupción o firmar los créditos que sus ‘jefes’ políticos ordenaban.

Artur Mas no tiene esos problemas. En CatalunyaCaixa los únicos que se quejan son los estafados por las preferentes o los desahuciados y embargados por hipotecas. Sus ejecutivos siguen en total silencio, y los despedidos por Narcís Serra a golpe de millones continuarán callados por su propia responsabilidad ante la elocuente confesión de Serra en el Congreso de los Diputados en julio pasado: “Caixa Catalunya no gozaba del estado de salud que presuponía”. Muy aconsejable el perfecto cumplimiento de la ‘cláusula de confidencialidad, silencio u omertá’, puesto que lo del ‘estado de salud’ era un cáncer terminal.

En Barcelona prelación política de primer orden: la Diada. Mientras se discute, o se llenan los conciliábulos con semejante estupidez, no se incide sobre recortes, o la subida y reparto del IVA o el IRPF futuro. Que la crisis haya destruido desde 2007 500.000 empleos es solo un relleno de verano de La Vanguardia.

El Consejo de Ministros de hoy es de suponer que posponga para el próximo viernes el enredo del banco malo o la sociedad de gestión de activos inmobiliarios, al mismo tiempo que en Barcelona sufriremos con la cabecera de la manifestación.


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario