Sábado 03 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Rescate de Irlanda, ¿y España?

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

La burbuja inmobiliaria es un problema común a Irlanda y España, pero la población española multiplica por diez a la de Irlanda, lo que podría dificultar su posible rescate

Barcelona. Lo malo de los rescates es que políticos y banqueros se convenzan de que todo el monte es orégano, y que además de bajar sueldos y pensiones o aumentar impuestos pueden continuar en el machito con sus corrupciones, y en particular, aparte de las oficiales o virtuales quiebras de caixas e inmobiliarias, no salir perjudicados en sus fortunas e incluso cargos y supersueldos acumulados y multiplicados con la ‘Burbuja Inmobiliaria’.

Tenemos un Sistema político, académico, técnico, informativo, financiero o bancario, tan el “mejor del mundo”, que padeciendo una enfermedad terminal no la detectó

Tenemos un Sistema político, académico, técnico, informativo, financiero o bancario, tan el “mejor del mundo”, que padeciendo una enfermedad terminal no la detectó, y quienes se atrevieron a partir de 2000 a 2008 a insinuar primero, y por los 2004 en adelante a diagnosticar en blogs y webs, eran unos locos antisociales, antidemocráticos, antipatriotas, antisistema, marginales, mezquinos, envidiosos, resentidos, alarmistas y catastrofistas, que indiscutiblemente no encontrarían eco en la prensa y menos tele, ¡la voz en el desierto! La ‘Burbuja Inmobiliaria’, a la que ahora se carga la culpa de los males de España e Irlanda, sencilla y oficialmente no existía, a pesar de unas estadísticas que la evidenciaban sin duda alguna, o con un simple vistazo a la invasión de grúas en los lugares más inverosímiles. ¡Todos mintieron y mienten! En 2006-2007, ¡la cumbre! Se produjeron en España el doble de viviendas que en Francia y Alemania juntas.

Los mejores años de la historia de España, por primera vez, desde los Tercios de Flandes de triste recuerdo en Europa o la repoblación de La Carolina con nórdicos alemanes, nos invadían a por trabajo y futuro desde todos los lugares del mundo, a la inversa 40 años atrás. ¡Un nuevo El Dorado o California! Cada constructor llevaba al banco o caixa sus certificaciones de obra y cada inmobiliario sus hipotecas a 30 y ¡hasta 50 años!, ¡sin entradas, con dos o tres años sin amortizaciones e intereses! a insolventes o inmigrantes recién llegados ¡y dinero!, hasta que ni encontraron compradores de ese estilo y sobraban ¡un millón y medio de viviendas! que crecían en precio un mínimo del 10 al 20% anual… y la juventud no encontraba vivienda a menos que se hipotecara de por vida. ¡De locos!

Se construía a lo keinesiano (y cada año y día más caro) una autopista vallada y sin salidas que no conducía a ninguna parte. Se salía, por ejemplo desde Madrid, se atravesaba el Estrecho de Gibraltar y ya metidos en el Sáhara sin conectar con ciudad alguna… se acabó el dinero.

Algún banquero y prestamista europeo ya por 2006 advirtió que los locos mediterráneos e irlandeses hacían algo extraño, pero como aportaban millones de hipotecas garantizando sus préstamos y a Europa entera con el éxito del Euro le salía el dinero por las orejas, pues adelante que ¡esto es jauja!

Se construía a lo keinesiano una autopista vallada y sin salidas que no conducía a ninguna parte. Se salía, por ejemplo desde Madrid, se atravesaba el Estrecho de Gibraltar y ya metidos en el Sáhara sin conectar con ciudad alguna… se acabó el dinero

Cae Irlanda, y con España, multiplicando por más de 10 el disparate irlandés, oímos que a pesar de sufrir una ‘Burbuja-cáncer’ más grave, aquí con un Sistema Financiero sólido (ya no se oye en prensa y tele, el ¡mejor del mundo!) no sucederá lo mismo, no suspenderemos pagos, no habrá necesidad de rescate. Y la verdad es de Perogrullo, a España día a día su acreedora Europa la rescata inyectando todo el billetaje nuevo que necesite, del que gran parte pasa del Sistema Financiero a la Economía Sumergida, el 30% y creciendo.

Y lo peor que ese billetaje se utiliza para parchear la ‘autopista a ninguna parte’ y aguantar un Sistema que por sus cargas político-financieras no es competitivo ni lo será.

España, con una banca esparcida por el mundo, ¿cuánto necesitaría si los europeos cerraran el grifo y se propusieran un borrón y cuenta nueva para clarificar una catástrofe más grave que la de la Argentina hace diez años? Si multiplicamos por once la población irlandesa no significa que se necesitará un rescate de 900.000 millones de euros (un 40% a 50% del pasivo bancario nacional) o lo correspondiente a 4 o 5 millones de hipotecas de 200.000 euros, promedio de la producción de las viviendas entre los años del boom inmobiliario, o mejor del boom del dinero internacional barato garantizado con esas hipotecas (titulaciones) desde 2000, que se impone el euro, hasta 2008 que la situación se hace insostenible por cierre de los mercados internacionales de dinero. Al estafador piramidal se le ha descubierto el juego y no solo no le prestan sino que le exigen el dinero prestado.

Rescatar a Grecia, Irlanda o incluso Portugal no hundirá el euro, puede que hasta lo revalorice demostrando la capacidad del conjunto europeo. Alemania que absorbió la del Este, y sumada a Francia y hasta a Italia… ¿podrán con la díscola España?

La pregunta se podría hacer a la contra ¿aguantará España, el país con unas pensiones y beneficios sociales incomparablemente más bajos que los de sus acreedores-salvadores, doblando su paro, y en aumento una marginal miseria allí inexistente, un corsé a la europea, o las exigencias de un acreedor cabreado?… ¿o para nutrir las ventanillas y cajeros automáticos se deberá imprimir de nuevo pesetas?


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario