Sábado 01 de octubre de 2016,
Bottup.com

Rescate e intervención desde Alemania

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

El presidente del Bundesbank aconseja a España pedir el rescate

Barcelona. La noticia en que el presidente del Bundesbank aconseja a España pedir el rescate despertó en mi memoria a Walter.

Así se llamaba el jefe de Intervención, la sección de control del banco alemán donde trabajé 10 años. Banco Comercial Transatlántico, Paseo de Gracia-Diagonal, ahora Deutsche Bank.

Ayer ante la recomendación del presidente del Bundesbank pensé no solo en el total desmadre, organizado desfalco, de la mayoría de cajas de ahorros españolas, sino que la única solución para España sea un rescate

Como otras veces he escrito vaya por delante mi admiración por el banco y por los alemanes, aunque me fuera un tanto asqueado de burocracia (común a cualquier banco) y total falta de perspectivas (también común), añadiendo que quizá me equivocara.

En 1960 consideré un ascenso moral, que no efectivo, inaugurar el nuevo edificio del banco. Planta baja, atendiendo al público, en la sección de Cartera Extranjera, rodeado de alemanes que me pasaban más que la cabeza, y sin ningún conocimiento de alemán.

Pues a lo que iba sobre Walter, el terror. Cada apunte u operación bancaria, cada impreso, tenía original y tres copias: una blanca para control y archivo en la sección, otra azul para la contabilidad general, y otra en rojo para la intervención de Walter. También se habían iniciado en ordenadores, más bien inmensos mamotretos.

Solo recuerdo una vez que por error de cálculo en unas comisiones pegó una bronca a mis jefes (alemanes) que tembló la sección. El fallo era mío, pero la bronca fue para quien repasaba los formularios que rellenábamos varios empleados, y los dos apoderados que firmaban. Nadie repercutió enfados, y aunque era normal ver a Walter paseándose de sección en sección, nunca fui parte de ninguna incidencia o bronca.

Cuando la vida me puso delante varias o muchas contabilidades siempre consideré y me inspiraba en el perfecto organigrama del banco, y la inmediata presencia de la secciones de Contabilidad o Intervención (dos separados circuitos de control y cuadre) ante el más mínimo desliz que podría ser un error o un cargo u abono considerado anormal o dudoso.

Ni que decir tiene que ayer ante la recomendación del presidente del Bundesbank pensé no solo en el total desmadre, organizado desfalco, de la mayoría de cajas de ahorros españolas, sino que, y ¡por desgracia!, la única solución para España sea un rescate seguido de los ‘hombres de negro’ a lo Walter.

Una pésima solución para la casta política que nos ha conducido a la quiebra

Una pésima solución para la casta política que nos ha conducido a la quiebra, pero pienso que para el vapuleado pueblo español… quizá en un par o tres años crecería el empleo, aunque precario… Los que rellenábamos los formularios ganábamos una miseria que nos obligaba a trabajar en horas o empleos extras, y por supuesto a estudiar al atardecer y noches soñando en un futuro mejor… pero aseguro con total rotundidad que, además de los expolios, desaparecería la lacra política y financiera de sueldos de atraco… o subvenciones… el pozo sin fondo español.


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario