Domingo 04 de diciembre de 2016,
Bottup.com

La verdadera reunión de Zapatero con los constructores

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Las grandes constructoras en el organigrama español dependen de sus bancos, y por lo tanto forman parte del cártel por los bancos, las cajas y el Banco de España

Gerona 17-08-10.  Reunión de urgencia: “El presidente Zapatero, que ya está en Madrid tras poco más de una semana de vacaciones, ha citado a un reducido grupo de constructores, entre los que se encuentran Florentino Pérez (ACS), Baldomero Falcones (FCC), José Manuel Entrecanales (Acciona), Rafael del Pino (Ferrovial) y Luis del Rivero (Sacyr). Otros de los invitados, como Juan Miguel Villar Mir (OHL), dadas las fechas estivales, tienen complicada su asistencia por encontrarse lejos de España”.

Y segunda parte de la noticia, tan curiosa como la primera: después de anunciarse para el miércoles, se pospone, según unos comentarios por voluntad de los constructores, y según otros  “Zapatero deja plantados a los constructores”. Pero sea como fuere: “!Estamos de vacaciones, los disgustos para septiembre!”.

Convertidos en reyes de Taifa, llegada la recesión o reajuste de las cifras públicas, se demuestra que los prohombres de la construcción no son reyes de nada

Las siglas, un derivado de la sopa de letras de las fusiones bancarias. Opas pasando números rojos de una entidad bancaria a otra. Cuando digo que estamos en un Régimen fiel continuidad de ‘aquél’, me refiero a que las estructuras más o menos son las mismas, y que quizá una marcada diferencia es la relevancia de los prohombres de la construcción. Convertidos en reyes de Taifa, llegada la recesión o reajuste de las cifras públicas, se demuestra que no son reyes de nada. Hombre de paja del Régimen y su banca.

Antes, el círculo del Pardo no despachaba con Franco por cuestiones tan vulgares como es la “obra pública”. Aguirre Gonzalo, de Banesto-Agromán, o Vilallonga-Escámez del Banco Central-Dragados y Construcciones-Fecsa-Copisa…  y los otros cuatro o cinco grandes constructores presidentes de los siete grandes bancos, oficialmente sólo se reunían con el Dictador cuando se les investía con algún título nobiliario o se les colgaba alguna banda o medalla.

Los que vivimos el franquismo vivimos también crisis con paro de obras públicas, pero ésa era una cuestión de alta política o del escaso saldo de divisas en el Banco de España, solucionada con devaluación y más billetaje nuevo en circulación. Las grandes constructoras ni pinchaban ni cortaban, eran un apéndice: el cubo de basura para lucir más o menos beneficios según conviniera, igual que ahora pero sin protagonismo propio.

Si ya una reunión del Presidente con banqueros demostró lo especial no sólo de la situación de crisis sino de una democracia ‘sui generis’  aliada con una economía de mercado más ‘sui generis’, una reunión con seis señores que podrían detonar el polvorín español indica que las reglas de juego del Régimen andan ‘despendoladas’, sin rumbo, a base de parches sin sentido.

Durante el franquismo las grandes constructoras ni pinchaban ni cortaban, eran un apéndice: el cubo de basura para lucir más o menos beneficios según conviniera

Las grandes constructoras en el organigrama español dependen de sus bancos, y por lo tanto forman parte del cartel Bancos-cajas-Banco de España, o no tendrán más remedio que acabar con sus libros en el juzgado de lo mercantil. Que sería su lugar, como el de las instituciones financieras mal gestionadas, si realmente el Régimen debe cambiar, sanearse y jugar limpio con sus socios europeos y con su ciudadanía.

Ni el artículo que adjunto de Urbanoticias.com (‘El beneficio de las seis grandes constructoras españolas se dobla’) reflejaba la verdad en 2007 (juegos contables entre bancos y constructoras, la cumbre de la Gran Burbuja) ni ahora tiene ningún sentido la reunión del Presidente con los grandes constructores como no sea la “especial realidad de la economía española dentro de la Europa actual”.

Europa se consolida, domina la crisis, crece. España le dobla el porcentaje de paro… Debe liquidar el Franquismo sin Dictador, e iniciar un nuevo camino político, donde las reglas del juego se parezcan a la legalidad. Y por supuesto ni un euro más a empresas quebradas.

Si el cliente único rebaja volumen y dinero, se rompe la bola de nieve: “se acabó lo que se daba” o “que cada palo aguante su vela”,  “concurso de acreedores”,  libros a los colapsados juzgados, y suma y saldo deudor a cuenta nueva.

Más madera para un septiembre muy caliente.

 


Titular, destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario