Miércoles 07 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Riviera y Saratoga, los prostíbulos a juicio

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

La jueza cierra definitivamente los burdeles

Barcelona. Las ironías e hipocresía de nuestra sociedad pudieran proporcionar de nuevo ‘trabajo extra’ a los corruptos policías, funcionarios, y demás hampones procesados hace cinco años. Pero en lugar de pequeños aunque lujosos hotelitos, en macrohoteles con 3.000 suites de gran lujo, y ¡con casino de relleno!

El sumario se cierra con 20 procesados: dueños de prostíbulos, abogados, un inspector de licencias municipal, un comisario, dos inspectores de la CNP y el comisario jefe de la UCRIF

E insisto, no hago campaña contra la prostitución, pero si contra el corrupto doble discurso de nuestros políticos. La fórmula de prostitutas por libre, ¡decían!, alquilando habitaciones cual si de un hotel se tratara, funcionó varios quinquenios al amparo de corruptos policías y funcionarios, hasta que la jueza Elisabet Castelló se propuso hacer cumplir la Ley y cerrar los más florecientes burdeles de Cataluña, y puede que de Europa.

El sumario se cierra con 20 procesados: los amos de los prostíbulos, tres abogados (que además se encargaban de presionar a otros burdeles barceloneses repartiendo con los policías), un inspector de licencias municipal, un comisario, dos inspectores del Cuerpo Nacional de Policía (CNP), el comisario jefe de la Unidad contra Redes de Inmigración Ilegal y Falsedad (Ucrif) y otros mandos de esa misma unidad, y varias prostitutas que han desaparecido.

Los cargos: falsedad documental, omisión del deber de perseguir delitos, infidelidad en la custodia de documentos, revelación de secretos, uso de información privilegiada, cohecho, favorecimiento de la prostitución y la inmigración ilegal, contra los derechos de los trabajadores, coacciones y asociación ilícita.

Además, los lujosos antros se mostraron tan eficientes que proporcionaron varios casos más o menos similares. Pinchar teléfonos de puteros y corruptos, disfrutando de sus rentables cargos públicos, es una mina para quienes cumplen y han de hacer cumplir la Ley. Caso Macedonia, Caso Ciutat Vella, Bailén 22, y de paso tres puticlubs que desde Vilanova y la Geltrú dominaban una red por toda España…

Es evidente que americanos y chinos, invirtiendo en una ciudad de ocio tipo Las Vegas o Macao, encontrarán una infraestructura tan perfectamente viable que es probable que no necesiten leyes ad hoc… ya se las proporcionará la gran corrupción.

Los cargos van desde la falsedad documental o revelación de secretos hasta el favorecimiento de la prostitución y la inmigración ilegal o delitos contra los derechos de los trabajadores

Insisto de nuevo (aunque me temo que a nuestras autoridades la solución no les agrade) que otorgando licencias para minicasinos en hotelitos estilo a los Riviera, Saratoga, el Paradise de La Junquera, o en lujosos locales tipo Bailen 22 (unas mesas de ruleta, blackjack, y maquinitas), permitiendo la fórmula de prostitutas alquilando habitaciones (y no molestando demasiado a los camellos), y, como decía, concentrando en el Barrio Chino para dinamizar y remodelar viejos edificios, se conseguiría por la aparición de dinero negro a través de sociedades en paraísos fiscales (por supuesto, propiedad de catalanes, españoles y algún extranjero) la inversión y empleo que se espera con un Eurovegas. Y, ¡ya puestos!, para no discriminar al resto de Cataluña, autorizar la fórmula a tanto puticlub esparcido por las carreteras.

¡Los mojigatos europeos, donde casi todo lo que propongo está entre prohibido y minimizado, nos invadirían! Juego, prostitutas y drogas, a mansalva… Necesitaríamos ampliar la autopista, por supuesto, el aeropuerto, y puerto para grandes cruceros, sin el inconveniente de fluctuantes temporadas alta y baja.

La Barcelona de principios del siglo XX pero a la altura de los tiempos… consumada la ‘Rebelión de las masas’, en particular en los ricos países nórdicos… a explotar su desmadre.


Destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario