Viernes 30 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Rusia: la autocracia tutelada por el KGB

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

El KGB fue la Agencia de Inteligencia y la Policía secreta de la URSS de 1954 a 1991


El KGB (Komitet Gosudárstvennoy Bezopásnosti) fue el nombre de la Agencia de Inteligencia (equivalente a la CIA norteamericana) así como de la Agencia principal de la Política secreta de la URSS (equivalente al FBI) desde 1954 a 1991, conocida popularmente como El Centro hasta Jruschov, encargada de obtener y analizar toda la información de inteligencia de la nación para el Kremlin (la espada y el escudo de la URSS).

Una de las características era la ‘extraordinaria dependencia de los oligarcas del PCU y la fuerza y protección que éste daba al KGB’, y a partir de Jruschov se convierte  en un Estado paralelo dentro del estado, refractario al control del Politburó y bajo dependencia directa del Camarada Presidente que bautizó los métodos expeditivos en el exterior con el eufemismo de ‘neutralizaciones’ y a la 9ª Sección de la KGB (el entonces el departamento de asesinatos) como el 13er Departamento, todavía más secreto y puesto bajo su propia supervisión. (Fuente: Wikipedia.org)

El general Ion Mihai Pacepa es el oficial de inteligencia de mayor nivel que haya desertado del antiguo bloque soviético y en su  libro Horizontes Rojos, avisaba  de de la posterior mutación del primitivo Centro hasta el verdadero poder en la sombra que tutela la pseudo-democracia rusa en la actualidad:

La KGB a partir de Jruschov se convierte en un Estado paralelo dentro del Estado

‘Tras el colapso de la Unión Soviética, los rusos tuvieron una oportunidad única de deshacerse de su vieja forma bizantina de estado policial que, durante siglos, los ha dejado mal preparados para tratar con las complejidades de la sociedad moderna. Infortunadamente, no han podido hacerlo. Desde el derrumbe del comunismo, han afrontado una forma de capitalismo encabezada por viejos burócratas comunistas, especuladores y mafiosos que sólo han conseguido ampliar las desigualdades sociales. Por consiguiente, tras un período de perturbaciones, los rusos han ido resbalando a su forma histórica de gobierno: la autocracia que se retrotrae a Iván el Terrible, en la que un señor feudal rige el país con la ayuda de su policía política personal. Buena o mala, a la mayoría de los rusos la vieja policía política les puede parecer su única defensa contra la rapacidad de los nuevos capitalistas’.

No va a ser fácil romper con una tradición 500 años. Eso no significa que Rusia no pueda cambiar. Pero, para que eso suceda, EEUU tiene que ayudar. Tenemos que dejar de pretender que el gobierno ruso es democrático. Hay que reconocer lo que verdaderamente es: una banda de 6.000 antiguos oficiales de la KGB –una de las organizaciones criminales más grandes de la historia– que han capturado la mayoría de los puestos importantes de los gobiernos federales y locales. Ellos están perpetuando la vieja práctica de asesinar a sus opositores. Pero asesinar siempre ha tenido un precio y el Kremlin tendrá que pagarlo antes de que renuncie a su práctica. (Fuente: National Review)

Los desencuentros Gorbachov-KGB

Bakatin definió al KGB como Estado vicioso dentro de otro Estado y fue encargado por Gorbachov de limpiar la KGB de oficiales reacios a la Glasnot y a la Perestroika (Перестройка), término  acuñado durante el mandato de Gorbachov para definir “un proceso de reforma basado en la reestructuración de la economía con el objetivo de reformar y preservar el caduco sistema socialiesta y dar a la sociedad soviética un cierto espíritu de empresa e innovación. ‘Este proceso, acompañado también de una vacilante democratización de la vida política, originó profundos cambios socioeconómicos que provocaron el fin de la era de Gorbachov , el posterior colapso y desintegración de la  URRS y la entronización de la globalización económica  con Yeltsin’. (Fuente: golpede.com)

El intento de golpe de Estado del 19 de agosto de 1991 contra el presidente soviético Mijail Gorbachov, sería atribuible a los elementos residuales dentro del PCU y e la KG Brefractarios a la Perestroika. Así, según el ex consejero de Gorbachov e ideólogo de la Perestroika, Alexandre Yakovlev en una entrevista a la AFP: “Fue una sublevación del partido y del KGB, encabezada por el jefe del KGB Vladimir Kriuchkov, que contó con el consejo político del presidente del Soviet Supremo Anatoli Lukianov y una de las razones por las que el golpe no tenía ninguna posibilidad de triunfar era que  el ejército nunca habría aceptado seguir el juego al KGB”. (Fuente: AFP)

Efectivamente, miles de moscovitas salieron a las calles y levantaron barricadas para defender el edificio del Parlamento ruso, donde Boris Yeltsin (entonces presidente de la República Soviética de Rusia), asumió la dirección de la resistencia contra los golpistas, con lo que logró la vitola de defensor del balbuciente proceso democratizador de la extinta URSS y finalmente el 24 de octubre de 1991, Gorbachov abolió el KGB y sus funciones fueron asumidas interinamente por el Servicio Federal de Inteligencia (FSK).

E

l FSB, sucesor del KGB, empleaba a 75.000 personas

El FSB, que empleaba a 75.000 personas, había sido constituido el 12 de abril de 1995 mediante un decreto-ley de Yeltsin para sustituir al Servicio Federal de Inteligencia (FSK), la agencia que interinamente había reemplazado al KGB en diciembre de 1993 y sumaba a las competencias del FSK las tareas de seguridad interior asumidas por el KGB: la lucha contra el crimen organizado y el terrorismo, así como la vigilancia de todo lo referente a la seguridad nuclear y a la producción de minerales estratégicos. En el 2000 fue nombrado como Director un desconocido Vladimir Putin en lugar de Nikolai Kovalyov. (Fuente: iar.noticias.com)

Golpe de Estado de la New KGB (FSB) con Putin

Hasta la impactante masacre de Beslán (conocido como 3-S), los servicios secretos rusos languidecían entre jirones de la extinta Guerra Fría, pero en los sótanos de la FSB, Putin con su entorno conocido como la ‘camarilla de la KGB’ , estaba fraguando un verdadero Golpe de Estado virtual que tendría su detonante en el asalto y posterior matanza de la escuela de Beslán (Osetia del Norte), acción atribuida a una mezcolanza de chechenos e ingushes, instaurando la lucha contra el terrorismo checheno como leit motiv del mandato del nu

evo hombre fuerte de Rusia, Vladimir Putin y quedando Shamil Basayev y Magomedali Vagabov como paradigmas de la nueva política de ‘neutralizaciones’ de la NewKGB, al haber sido ambos aniquilados por las fuerzas especiales del Comité Nacional Antiterrorista (NAK). (Fuente : cidob.org)

En el 2004, Putin aprobó la reforma de los servicios secretos, previo a la creación de un todopoderoso Ministerio de Seguridad Estatal en Rusia que englobaría el FSB con el SVR (encargado de las operaciones en el exterior), y logró la defenestración de la primitiva clase dominante proveniente de la época de Yeltsin (oligarcas), corrupta camarilla mafiosa equivalente a un miniestado dentro del Estado Ruso ya que el 36% de las grandes fortunas concentrarían en sus manos el equivalente al 25% del PIB, de la que serían paradigmas Berezovksy, exiliado en Londres y Mijaíl Jodorkovski, en prisión acusado de evasión y fraude contra el Estado y su sustitución por sujetos de probada lealtad a su persona, sin veleidades políticas y con el único afán del lucro rápido.

Posteriormente, silenciando las voces y medios de comunicación disidentes mediante el miedo escénico, la asfixia económica, la incoación de arbitrarios expedientes por delitos fiscales y las vías expeditivas, Putin habría conseguido la desaparición de la oposición propia de los países democráticas y la instauración del oficialismo: doctrina política que conjuga las ideas expansionistas del nacionalismo ruso, las bendiciones de la todopoderosa Iglesia Ortodoxa, los impagables servicios del FSB (sucesor del KGB), la exuberante liquidez monetaria conseguida por las empresas energéticas (GAZPROM) y parte del ideario jruschoviano simbolizado en un poder personalista autocrático al intentar reunir en su persona la Jefatura del Estado y la Presidencia del Partido. (Fuente: Putin: el atavismo de la Gran Rusia)

Posible Golpe de mano del FSB contra Putin

Sin embargo, las reformas para aligerar la Burocracia aunado con la reducción del poder de los Gobernadores Regionales, el partido en el poder, Rusia Unida, habría decidido no nominar para la reelección al actual gobernador de Kaliningrado, el agravamiento de la crisis económica debido al hundimiento del precio del crudo y a la excesiva dependencia de las exportaciones de gas y petróleo -el 70 % de los ingresos provienen de estas vías-, traen como consecuencia la devaluación del rublo un 30% desde que comenzara la crisis.

Putin, en su particular annus horribilis, deberá hacer frente a la sequía sin precedentes

Para colmo, los pavorosos incendios que habrían consumido 1 millón de Has de bosque, habrían mermado la popularidad de Putin, al que la sociedad rusa considera principal responsable al aprobar la Duma Estatal en 2006 el Código Forestal, ley que disolvía la gestión centralizada de la protección de los bosques, reduciendo las competencias de la Agencia Forestal y cediendo la responsabilidad de la protección de los bosques a las compañías arrendatarias y Gobiernos locales, que habrían aducido carencia de fondos para controlar  un territorio equivalente al doble de la UE (809 millones de Has).

Putin, en su particular annus horribilis, deberá hacer frente a la sequía sin precedentes que ha afectado a la parte occidental de Rusia desde principios de julio, y que habría provocado que el  20% de sus 10 millones de hectáreas de sus tierras cultivables hayan quedado arruinadas por la sequía, con unas  estimaciones de cosecha de trigo para este año de 70-75 millones de toneladas, en vez de la media anual de 90 millones, según la agencia RIA Novosti. Otra mediada es el posterior embargo de las exportaciones de trigo previstas para el 2010 (Rusia suministra el 8% de la producción mundial de trigo y en 2009 exportó 21,4 millones de toneladas de cereales). (Fuente: prensalatina-cu)

Dichas medidas podrían resultar insuficientes y precisar de masivas importaciones de cereales para evitar la hambruna en el invierno, con el consiguiente  incremento de los precios de productos básicos que producirá una desbocada inflación cercana al 13 % en el 2010, lo que aunado con la posible subida de los tipos de interés  conllevará la agudización de la fractura social al quedar amplias capas de la población obligadas a vivir en umbrales de pobreza y depender de los subsidios sociales (30% de la población), debiendo destinar amplias partidas de las reservas para subsanar el rampante déficit del Plan de Pensiones y acelerar la anunciada reducción de la burocracia, quedando así diluidos los efectos benéficos de sus objetivos de impulsar la Vivienda y Sanidad públicas, reducción de Impuestos y el cambio de tendencia demográfica que adolece de un crecimiento negativo desde 1991 de 12 millones de habitantes, sufriendo la sui generis democracia rusa un severo recorte de libertades y pudiendo reeditarse los disturbios y protestas sucedidas con Jruschov debido a la carestía de la vida.

En caso de ser (Putin) finiquitado políticamente, podríamos asistir a la entronización de la KGB y la reaparición de la Troika

Todo ello podría hacerlo impopular en el partido y en la Administración y debilitar el otrora poder omnímodo de Putin y permitir que se fraguara una conspiración alentada por oligarcas defenestrados por Putin y obligados a exiliarse en el extranjero (que tendría como brazo ejecutor al FSB), siendo acusado de los mismos cargos con los que decapitó a la camarilla oligarca: (abuso de poder, corrupción y delitos fiscales) y siendo sustituido probablemente por Mendeiev, reviviendo el golpe de mano contra Jruschov en 1964 y su sutitución por Leoniv Brézhnev tras ser acusado de culto a la personalidad y errores políticos.

En caso de ser finiquitado políticamente, podríamos asistir a la entronización de la KGB, a la reaparición de la Troika para evitar la acumulación de un poder autocrático y al regreso de la Doctrina Brézhnev, también llamada doctrina de la soberanía limitada, que instauró el derecho de Rusia a intervenir, incluso militarmente, en asuntos internos de los países de su área de influencia y que conjugando hábilmente la ayuda a minorías étnicas rusas oprimidas, el chantaje energético, la amenaza nuclear disuasoria, la intervención militar quirúrgica, la desestabilización de gobiernos vecinos non gratos y el ahogamiento de la oposición política interna, intentará situar bajo su órbita a la mayoría de los países desgajados de la extinta URSS y gestar la Nueva Gran Rusia en el horizonte del 2020, fruto del atavismo de la Gran Rusia de Pedro el Grande. (Fuente: Putin y la añoranza de la Gran Rusia).


Subtítulo, estilos y destacados

 

 

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario