Martes 06 de diciembre de 2016,
Bottup.com

San Gúguel

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)
Aunque no lo parezca, Google también sirve para cultivar a sus
usuarios en artes no siempre relacionadas con darse un homenaje, pues
igualmente se puede utilizar para buscar información que deslumbre al
viejo catedrático de prehistoria, cuyos abuelos debieron de nacer en
esa misma época.

Opinión

Image
Un logo ya más que reconocido

Esta semana hemos sabido que el buscador Google ha sido galardonado
con el Príncipe de Asturias de la Comunicación. Larry Page y Sergey
Brin recogerán el próximo otoño en Oviedo un premio que ha suscitado
una gran polémica, pues muchos consideran que debería de haberse
elegido a cualquier persona relacionada con el periodismo, y no a una
máquina que ha encumbrado a Britney Spears como mito
erótico-festivo en nuestro mundo virtual. Lo que no tienen en cuenta
los detractores de Google, es que los resultados que éste nos proporciona
son sólo el fiel reflejo de la sociedad de salidorros domésticos en que
nos hemos convertido.

No debería de ser criticado el nuevo Príncipe de
Asturias de la Comunicación, sino las empresas periodísticas que sólo
persiguen los mayores beneficios con los menores costes. Eso sí es
pornográfico.
Quién
sabe si el uso tan extendido de Google como buscador de porno, podría
estar contribuyendo a que disminuya la prostitución

Antes, los hombres se iban de putas a la calle Montera, pero en la
actualidad muchos han optado por desfogarse en casa. Son las
consecuencias de haber convertido esa calle y otras muchas en un
libidinoso plató. Le han puesto tantas cámaras al cliente, que la madre
se acabaría enterando de que su niño frecuenta malas compañías.

Y es
que siempre hay vecinos pajilleros predispuestos a largar más de la
cuenta, sobre todo si no tienen dinero para comprar amor por horas, y
están obligados a freírse las córneas para ver mujeres como a ellos les
gustan. Como se extienda esta moda, muchas putas van a acabar en el
río, ahora que bajan tan crecidos como el euribor, y los clientes se limitarán a ver a
las meretrices en webcam, que es menos contagioso, higiénico y, sobre
todo, económico.

Uno de los usos más habituales de Google es, sin duda, como localizador
de vídeos en Internet. Si eres un nostálgico, podrás ver nuevamente a
Joselito cantando doce cascabeles; pero si eres de natural más
prosaico, te resultará sencillo encontrar a una gachí trabajándoselos a
su novio, durante una noche de pasión en una playa de Alicante.

Quién
sabe si el uso tan extendido de Google como buscador de porno, podría
estar contribuyendo a que disminuya la prostitución. En tal caso, la
Fundación Príncipe de Asturias, siempre tan sensible a los temas
sociales, tendría motivos más que suficientes para haberle concedido el
premio.

Pero aunque no lo parezca, Google también sirve para cultivar a sus
usuarios en artes no siempre relacionadas con darse un homenaje, pues
igualmente se puede utilizar para buscar información que deslumbre al
viejo catedrático de prehistoria, cuyos abuelos debieron de nacer en
esa misma época. Qué tiempos aquéllos en que uno tenía que trabajarse
la Espasa, y copiaba los mapas con papel carbón. Ahora, sin embargo, te
metes en San Gúguel y en dos minutos puedes convertirte indistintamente
en todo un experto en física cuántica o en reproducción asistida de los
caracoles de Alpedrete.

No es de extrañar que a Google le hayan concedido este premio,
pensado originalmente para grandes personalidades vinculadas al
periodismo, pues hoy las redacciones se han llenado de becarios y
submileuristas que, hartos de ser explotados, recurren a la wikipedia
en particular o al google en general para documentarse,
despreocupándose completamente tanto de erratas como de faltas de
ortografía.

Por ello, no debería de ser criticado el nuevo Príncipe de
Asturias de la Comunicación, sino las empresas periodísticas que sólo
persiguen los mayores beneficios con los menores costes. Eso sí es
pornográfico.

*Los artículos de Nodo Libre sólo representan el punto de vista de su autor, no el de Bottup. Bottup es una comunidad de centenares de periodistas ciudadanos con su propio criterio, que la Redacción nunca puede coartar

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

3 Comentarios

  1. Anónimo 14/06/2008 en 5:14

    Magnifico, sí señor. Me he reído mucho, y aunque reconozco que la crítica es muy demoledora, sin embargo no te falta razón Fernando. Internet hoy día es básicamente porno, pues las páginas más visitadas son las relacionadas con el sexo, y tú lo has sabido explicar con mucha gracia. S2.

  2. Anónimo 14/06/2008 en 1:09

    Estimada Sra., Dª. Maria: He de reconocer como Vd., que el premio otorgado este año a Gloogle por la Fundacion Principe de Asturias es la mejor candidatura que han podido eligir. Vd., Dª. Maria lo ha planteado para personas que utilizan el cerebro y saben interpletar los planteamientos inteligentes sin necesidad de molestar a nadie. En hora buena por su exposicion que creo que muchas personas estaran de acuerdo con el jurado que otorgo el premi Principe de Asturias a Gloogle

  3. Anónimo 14/06/2008 en 0:52

    Al igual que ayer estaba muy contento el de la huerta ya que habia sembrado lechugas y ha tenido la suerte esta vez de que lloviera. La ultima vez no hubo la misma suerte ya que no le llovio ni un solo dia en los tres meses siguientes al plantado de las lechugas. Los que si estaban contentos eran los Guiris que estaban de vacaciones con el sol que lucia durante todos los dias. Siempre hay y habra detractores de cualquier cosa o causa. Son personas que los arboles no les dejan ver el bosque
    y como investigador les invito como siempre lo hago a dar un paseo en mi helicoctero para que de una vez y para siempre vean la amplitud del bosque y su majestuosidad y con algunas explicaciones lo entienden a la perfeccion y sacan comclusiones positivas. Desde hace muchos años sabemos que el deporte rey en este pais es el fufbol pero la envidia sigue
    siendo el deporte nacional. Hay que ser positivo y ver las cosas con realismo y ser imparcial reconociendo si han acertado y exponerlo como realmente es no como le gustaria que fuera. Mi abuela decia y es verdad que la ignorancia era muy atrevida y lo es. Prefiero tratar con uno que va de listo que con un ignorante. “Que Dios me libre de los ignorantes que de los listo ya me ocupare yo” Un saludo de Maria

Participa con tu comentario