Lunes 20 de noviembre de 2017,
Bottup.com

San Marcos Sierras, un bastión antitransgénico en Argentina

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)
Image
residentes y turistas conviven en una pequeña comunidad hippie

En un país en el que la producción de alimentos transgénicos es cada vez mayor bajo el estandarte de grupos como Monsanto, una pequeña comunidad se declara anti-transgénica y se mantiene gracias al turismo y la apicultura.

La comunidad se jacta de no tener supermercados ni cajeros
Está oficialmente en contra de los productos transgénicos desde que la municipalidad así lo decidiera en 2005

Ubicada en el corazón montañoso de la región de Córdoba, que llega a los 2.000 metros de altura, esta antigua colonia naturista vive de la apicultura, de la artesanía y de actividades culturales como cursos de teatro y de danza árabe. Como explica el periódico ‘Le Monde‘, residentes y turistas conviven en una pequeña comunidad desertada muchos años atrás por los primeros hippies que hoy en día viven cómodamente en la capital como empresarios.

Todavía persisten de esa época los jóvenes de pelo largo y mochila viajera, las guitarras bohemias al borde del río y el mate, que nunca falta gracias a los termos de agua caliente. La comunidad se jacta de no tener supermercados ni cajeros, pero ante todo, esta autoproclamada “capital de la miel”. Está oficialmente en contra de los productos transgénicos desde que la municipalidad así lo decidiera en 2005.

Tal decisión contrasta en un país en el que la exportación de estos productos representa una fuente de ingresos considerable bajo la premisa reinante de la cantidad sobre la calidad. Aceptada por el gobierno argentino bajo la presión de la Secretaria de Agricultura de Estados Unidos, según la ONG ProDiversitas la soja transgénica ha ido ganando suelo argentino gracias a las inversiones importantes de Monsanto, el grupo que más beneficios mueve en este sector y que más polémica ha generado en muchos rincones del planeta.

En San Marcos Sierras, pueblo vegetariano y amante de la miel por excelencia, aún prima la calidad sobre la cantidad, en todos los aspectos.

Fotografía (cc): “thöR

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

1 comentario

  1. Anónimo 22/03/2009 en 12:45

    un gran pueblo

Participa con tu comentario