Miércoles 07 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Se aprueba el matrimonio homosexual en Argentina

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

OPINIÓN / La reciente Ley aprobada hace que las personas no heterosexuales se asimilen a éstas en derechos y obligaciones

El 05 de Mayo de 2010 fue aprobado en Argentina el casamiento de dos personas del mismo sexo. Esto es lo que publicaba La Gaceta al respecto:

[blockquote]Buenos Aires.- La Cámara de Diputados aprobó esta madrugada y giró al Senado el proyecto de ley que habilita el casamiento entre personas del mismo sexo y la adopción, en medio de un intenso debate en el que las autoridades de los bloques dejaron en libertad de acción a sus miembros y con la presencia del ex presidente Néstor Kirchner en el recinto.

La iniciativa, que por primera vez llega a un parlamento de Latinoamérica y con más de 12 horas de sesión, fue votada en general por 126 votos afirmativos, 109 negativos y cinco abstenciones.

La sesión especial, que comenzó a las 14.30 con la exposición de la presidenta de la comisión de Legislación General, Vilma Ibarra (Nuevo Encuentro), se concretó en el contexto de una pulseada entre el kirchnerismo y la posición por dar ingreso a la media sanción del Senado sobre la reforma del Impuesto al Cheque, que desde la semana anterior venía siendo un escollo.

La presencia notable fue la de Kirchner -quien se apersonó al recinto, en el que no aparecía desde el 1 de marzo pasado- recién minutos después de las 1.30 y no hizo ningún discurso pese a estar en el Congreso desde las 21, procedente de la cumbre de UNASUR, donde resultó electo secretario general de ese organismo supranacional.

La sesión había sido motorizada por la diputada Victoria Donda (Libres del Sur) y legisladores de centroizquierda, y tuvo como novedad la decisión del bloque del Frente Para la Victoria de aportar el quórum con diputados que están a favor de la iniciativa. El proyecto no pudo ser tratado el miércoles pasado. (DyN-NA)[/blockquote]

Más allá de la relevancia en estos días de tamaña aplicación por parte de un senado de latinoamerica, la pólemica en realidad se plantea por una decisión que pone en tela de juicio no los valores éticos y morales de un país, sino la predisposición de los argentinos, en general, a esta situación.

La igualdad entre los heterosexuales y los demás ya es un hecho en la Argentina desde hace años, es muy raro ver en nuestro país una escena de homofobia o xenofobia

Las marchas por los derechos gays se remontan a décadas atrás, en los que los revolucionarios sólo querían notoriedad y lugar en el mundo. Hoy, seamos totalmente sinceros, la mayoría aceptamos como legítima la decisión de un individuo a tomar parte sexual de sus deseos, ya sean homosexuales o transvestidos o lesbianas, y en nuestra sociedad inclusive existen iconos hasta culturales de personas de estas tendencias sexuales, en la radio, en la TV, en los teatros de revistas, en el cine, etc.

La igualdad entre los heterosexuales y los demás ya es un hecho en la Argentina desde hace años, es muy raro ver en nuestro país una escena de homofobia o xenofobia, en general, exceptuando casos novelescos de los llamados mediáticos de la TV (gente no tan popular que acude a los medios justamente para serlo, concurrente e insistentemente hasta hartar al público).

En todo caso, me animaría a decir, inclusive, que al dejar de existir clandestinidad para esta situación, creo pierde notoriedad y relevancia, para los protagonistas, que al sentirse sin presión, simplemente se morirían del aburriemiento. O acaso no es cierto que lo prohibido llama siempre a la tentación, a la aventura, al vivir en los limites morales, se acentúa el placer sexual, siendo éste el personaje principal y lleno de protagonismo al morir de las sombras.

Dudo que ahora los gays se diviertan al adquirir compromisos formales, cuando evidentemente se divierten más siendo cazadores de diversión. Es cierto que en este contexto, muchos estarán de acuerdo o no, la ley es un hecho, que al igual que al legalizar los estupefacientes, logran disminuir la clandestinidad. Salud a los gays y homosexuales de mi país, he conocido a varios y son buena gente.

Deberían hacer más leyes para romper la clandestinidad, que es la principal arma del mal. Hacer el bien no es justificar bien las cosas, sino hacer lo que a la sociedad no le cause algún mal. No me refiero tan sólo al sistema, sino a las leyes en general que se hiceron para preservar al individuo social. Otorgando luz en los caminos, conducen a la esperanza a aquellos olvidados y sin nombre que persiguen un ideal.


Titular, subtítulo y destacado

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

1 comentario

  1. Kaivalerio 04/06/2010 en 15:37

    🙂

Participa con tu comentario