Miércoles 28 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Se dice en México: ‘’Son falsas las versiones de Wikileaks’’

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

OPINIÓN / “La libertad de expresión es: la libertad de decir las cosas que otros no quieren escuchar”

¿Dirán algo los 2.600 documentos de Wikileaks sobre México que el pueblo mexicano no sepa?

Mire usted, pensando en quién de verdad sigue una nota con interés, a quién le interesa observar que continuidad se le da a lo que se publica, es bueno mantenerlo cautivo, mostrándole lo que se ha hecho en relación a lo presentado, porque no es nada más el escribir y ya, o decir, trabajo concluido y a lo siguiente, no.

Sabemos que si puede haber un momento de pausa para continuar con lo informado y puede pasar un tiempo considerable para que nuevas aportaciones salgan a la luz pública, cosa que para un corresponsal, reportero, periodista, investigador editorial no es asunto desconocido y sí de paciencia, de mucha paciencia.

Hablando del asunto que tan en boga está a nivel mundial, por salir a luz pública los documentos confidenciales de charlas diplomáticas, mismos que poco a poco están siendo publicados en Internet y editados por los principales medios informativos del mundo, quedan por hacer no una ni dos preguntas, son bastantes más y entre ellas, aquella que dice: “¿Quién me responderá con la verdad y nada más que con la verdad?”.

Se dijo en los diarios que México estaba informado, se harían públicos esos documentos, y entonces iniciaron las réplicas, las molestias entre legisladores y todos aquellos que de un modo u otro han escrito algún documento de esos, porque ¿¡Cómo se irían a atrever a hacer semejante cosa!?

Nuestro querido, amado y siempre bien ponderado gobierno, nos deja saber que todo lo que en Wikileaks se dice, es falso

Se dice mucho a favor y en contra de Wikileaks y de su creador, Julian Assange, también se habla de que si está conspirando para una posible desestabilización mundial y párele de contar que tanto más no se dice, porque entonces creo, quien buscara todo lo que de ello se manifiesta, ese alguien quedaría, o loco, o sin un conocimiento solidó de que vive y está parado en el planeta tierra.

La cosa es que aquí en México, a pesar de que los principales diarios como The New York Times, BBC de Londres, entre otros, tienen un enfoque diferente de lo que en la actualidad acontece en la famosa ‘Guerra contra el narcotráfico’, nuestro querido, amado y siempre bien ponderado gobierno, nos deja saber que todo lo que en Wikileaks se dice, es falso. Leyó bien, es tan falso que solo sirve para confundir más, a los ya de por sí confundidos mexicanos.

Y conste… no lo digo yo, lo dijo Alejandro Poiré Romero, quien de ser subsecretario de Población, Migración y Asuntos Religiosos, hoy día funge como secretario técnico del Consejo de Seguridad Nacional. El mismo que dijo que un ciudadano debe saber que al encontrarse un retén convoy militar en movimiento y se les hagan señales de detenerse, se debe de detener sí o sí.

El mismo que culpa a esa gente inocente asesinada por elementos militares cuando éstos les acribillan con dispararos de sus armas de fuego por supuestamente ignorarse su señal de alto y sin encontrarse ellos en riesgo.

Lo que es igual a: el mismo que olvida que los retenes policíacos son ilegales y violatorios de acuerdo a la vigente Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y que también olvida que no se debe de hacer uso del arma de cargo a menos de encontrarse en situación de alto riesgo, hecho que en ese momento –uno de los ya varios que se han efectuado en el país- para los militares no sucede, al encontrarse una familia por ellos balaceada, en el interior de un vehiculo en movimiento, resultando muertos el padre de familia y su hijo de apenas 15 años de edad, pero Poiré nombra el evento simplemente como ‘daños colaterales’ en la guerra contra el narco y si dice lo anterior, entonces con razón dice que lo de Wikileaks es falso, mal informador, engañoso por tratarse de versiones descontextualizadas.

Regresando a Wikileaks, se dice que son más de 2.600 documentos los que se tienen de este país, ¿y? Su publicación, ¿va a servir de algo?

Regresando a Wikileaks, se dice que son más de 2.600 documentos los que se tienen de este país, ¿y? Su publicación, ¿va a servir de algo?

Los campesinos que laboran de sol a sol en Estados Unidos, ¿regresarán a hacer productivas las tierras mexicanas que hoy se encuentran abandonadas?

Los profesores de educación pública, ¿dejarán de andar de ‘grillos’ y dedicaran más tiempo a las aulas de enseñanza? ¿Harán a un lado a su lidereza vitalicia?

La seguridad social, ¿se mejorará y dejarán de fallecer tantos pacientes como fallecen diariamente? ¿Se harán a un lado los ‘presuntos’ arreglos de corrupción entre la industria farmacéutica y los directivos del Instituto Mexicano del Seguro Social?

¿Habrá algún político mexicano que salga a dar la cara y diga la realidad del por qué existen zonas marginadas como Cochoapa el Grande, Guerrero, por ejemplo?

O simplemente, ¿ahora sí se va a descubrir el hilo negro? ¡Ah! Pero de eso no hablan los diplomáticos, ¿cierto?

Estaba dicho, son más preguntas que respuestas las que saldrán a la luz pública ante la presentación de esa documentación, pero solo será de forma temporal, porque para estar bien uno en lo personal se tiene que tener las agallas y el coraje que tuvieron el hoy desgraciadamente extinto Señor Alejo Garza Tamez y la Señora Isabel Miranda de Wallace.

El primero, asesinado protegiendo su rancho, su patrimonio de toda la vida, un rancho que sicarios querían arrebatarle valiéndose de la prepotencia que da el andar armado.

Don Alejo, como era conocido, después de recibir la visita de estos sujetos sin escrúpulos y desconfiado de las autoridades, ordenó a sus empleados que no se presentaran al día siguiente a laborar, pasara lo que pasara, dijo: ”nadie se presenta”. El señor de 77 años de edad, experto en cacería se parapetó en su domicilio, protegió las zonas más vulnerables y en solitario espero la llegada de los sicarios. Serían las 4 de la madrugada cuando éstos, sin precisarse la cantidad exacta de cuantos eran, con disparos de subametralladora quisieron además de amedrentar que se les entregara la propiedad.

El día 7 de diciembre las autoridades londinenses detuvieron a Julián Assange, o lo que es lo mismo: esta historia tiene continuación

Entonces se armó la refriega, cuatro delincuentes cayeron abatidos por las balas del Sr. Garza y dos más quedaron heridos y posteriormente detenidos por autoridades militares.

Los sicarios acabaron con la vida del comerciante regio, arrojando granadas de fragmentación al interior del domicilio, y después huyeron como las ratas de las fauces del gato.

De la Sra. Isabel Miranda de Wallace es de reconocerse su tesón, coraje y valentía, porque sin ser detective policíaco, sin conocer técnicas de investigación, gracias a su amor de madre y a la investigación que ella misma efectuó tras el secuestro y posterior asesinato de su hijo Hugo Alberto Wallace Miranda el pasado 5 de julio del año 2005, hoy día todos sus plagiarios se encuentran detenidos.

Ella con recursos propios investigó, rentó espectaculares en los que pedía colaboración de la ciudadanía, ofrecía recompensas por informes de la ubicación de los secuestradores para su captura, y al fin su deseo se cumplió y hoy solo le resta encontrar el cadáver de su vástago. ¿Qué hicieron las autoridades judiciales? Solo tomar a los detenidos, y a los jueces les ha correspondido dictar la sentencia condenatoria. ¡Ah, pero eso sí!, el procurador de justicia se vanagloria diciendo a los criminales que con la aprehensión del último de éstos secuestradores, se manda un aviso a los criminales con cuentas pendientes que dice: “serán capturados”.

Lo malo es que no dice por quién y/o quién hará la investigación para que eso ocurra. Y repito, ciudadanos con ese tipo de agallas se requieren, porque el gobierno…

¿De México, que podrán decir esos documentos secretos que sus mismos habitantes no sepan ya?

El día 7 de diciembre las autoridades londinenses detuvieron a Julian Assange, o lo que es lo mismo: esta historia tiene continuación.


Subtítulo, destacados y enlaces

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario