Jueves 08 de mayo de 2014,
Bottup.com

Se va Bush pero resucitamos al Capitán América

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Image
El nuevo Capitán América

Bush deja el poder luego de su último discurso ante los congresistas de la Unión. Con seguridad, “el verdadero poder” no deja el gobierno ‘imperial’ norteamericano.

Vuelve el Capitan América

{youtube}aGp2gxNaChk{/youtube}

En una cultura ‘imperial’ lo importante no es crear ‘un sueño
americano’ (en EE UU es la esencia del sistema capitalista), sino que el
sueño continué siendo de ellos.

Los cómics -ese inocente mundo mágico
de personajes villanos y superhéroes- son la expresión viva de nuestro
mundo en sus relaciones económica y políticas. No se trata de poner
como ejemplo a nuestro “Eternauta” para mostrar de que hablamos: El
capitán América es la expresión misma de la fortaleza imperial de EE UU.

Vemos la muerte del héroe como la imagen del 11 de Septiembre o la recesión de la economía:

“…Steve Rogers, el guerrero enmascarado que en plena Segunda Guerra Mundial luchó contra los nazis, el crimen organizado y la corrupción, volvió con una historia de suspense y acción a las librerías de Estados Unidos menos de un año después de haber recibido disparos mortales en la última entrega de sus aventuras.


El Capitán América es un personaje creado en 1941 por los artistas Joe Simon y Jack Kirby, y considerado uno de los más grandes superhéroes e icono para los aficionados a estas historias desde hace generaciones por su rectitud, entrega y defensa de los derechos y libertades civiles.


En marzo pasado Rogers cayó acribillado por un francotirador frente a un tribunal de Nueva York, en una dramática escena en la que se ve fluir sangre de su uniforme estampado con los colores de la bandera de Estados Unidos, y que conmocionó a sus seguidores…” 


Entre la guerra antiterrorista de Bush y la llegada de los Demócratas al gobierno:


“..En marzo pasado Rogers cayó acribillado por un francotirador frente a un tribunal de Nueva York, en una escena dramática en la que se ve fluir sangre de su uniforme estampado con los colores de la bandera de Estados Unidos. El episodio conmocionó a sus seguidores.

En esa última aparición del Capitán América, la ley antiterrorista promulgada por el Gobierno -que establecía que los superhéroes tenían que entrenarse de igual manera que militares y policías- suscitó una crispación política entre estos, que derivó en la formación de dos facciones. En la oposición, estaba el Capitán América, y en la otra, la pro gubernamental, el Hombre de Hierro.

El Capitán América, que consideraba la legislación una erosión de las libertades civiles, decidió emprender una lucha judicial contra ella, pero lo que consiguió fue la muerte, presuntamente a manos de una agente de inteligencia enamorada de él. Ahora las nuevas aventuras vienen firmadas de la mano del equipo de escritores de Ed Brubaker y del artista Steve Epting, a quien se les ha unido otro grande del cómic, Alex Ross, considerado una leyenda de la industria…”


En plena recesión y caída del modelo capitalista imperial: El regreso a la fuente de la ciber-cultura:


“…Ross, renombrado por sus pinturas hiperrealistas, ha sido el diseñador de la nueva y polémica imagen del superhéroe, pues además de su legendario traje que combina los colores de la bandera de EE UU, con sus barras y estrellas, y su inseparable escudo, lleva una pistola, para adaptarse a los nuevos tiempos.

En sus 66 años de aventuras, el patriótico enmascarado apenas hizo uso de las armas de fuego, y su mejor defensa eran sus puños y su escudo, elaborado con una aleación casi irrompible de vibranium y adamantium, dos metales imaginarios.


Esta reaparición ha sido considerada ya por los expertos como “una obra maestra increíble”. “Es un número que capitaliza todo lo que Ed Brubaker ha hecho en los últimos años”, dijo en un comunicado de prensa Augie De Blieck, de ComicBookResources.Com.

La historia que cuenta es “intensa, está bien escrita y es muy artística. El personaje tiene momentos soberbios, y así la idea que el Capitán América representa, y su gran calidad, tiene continuidad”, agregó otro experto, Kevin Power, de ComicsBulletin.Com.

Con la resurrección del enmascarado que combatió la corrupción política en la era del presidente Richard Nixon y el Watergate, Marvel Comics ha sido fiel una vez más a su filosofía de no matar nunca a un superhéroe.

El personaje había ido perdiendo popularidad frente a otros colegas justicieros como Supermán, Spiderman, Batman o Los Cuatro Fantásticos, todos ellos con película y varias secuelas.

El Capitán América ha aparecido en unos 210 millones de revistas en 75 países, pero sus ventas en EE UU cayeron de 150.000 ejemplares en su época de apogeo a 80.000 en la actualidad y ahora se venden en cuadernillos de 2,99 dólares…”

Se va Bush derrotado en Medio Oriente con el miedo de las barbas de Musulmanes y Afganos. Llegan los demócratas con la idea de libertad y paz mundial. ¿Los dueños del poder real se quedarán quietos como cuando murió el Capitán América o ya se prepararon con sus pistolas para el vivo-muerto que necesitaba el viejo Imperio?

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Participa con tu comentario