Jueves 25 de mayo de 2017,
Bottup.com

Second Life: El metaverso donde no existe la frustración

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Se estima que la economía de este universo digital está generando
un promedio de 500.000 dólares a la semana

Image
El mundo de SL

La oferta de simuladores de vida que han nacido a partir de la obra maestra de Maxis con Los Sims es muy interesante. Interesante pero no revolucionaria, hasta la llegada de Second Life.
SL es el mundo de las fantasías para muchos y de la realidad añorada
para otros. La libertad de acciones, ilimitadas formas de relacionarse
o incluso de obtener beneficio a través de transacciones económicas
virtuales hacen de esta plataforma de ocio y contactos, una pieza
digina de estudio.

El alto índice de usuarios que se han sumado
a la iniciativa de Linden Lab que, según la revista Personal Computer,
supera el medio millón, responde a la sensación de libertad y “dejar
hacer” que el software pone a nuestro servicio. Peluquerías,
hospitales, bancos, discotecas, mansiones, iglesias, reproducciones de
edificios reales e incluso una sede de la agencia de noticias Reuters,
son algunas de las construcciones que podemos encontrarnos.


En su comienzo, SL tenía las dimensiones de una pequeña isla y en la actualidad podemos hablar de una extensión cercana a la de la ciudad de Boston.
Ésto obedece a la gran suma de usuarios que demandan terriorios y
parcelas donde vivir o simplemente utilizarlas como objeto de comercio
y así aumentar su cuenta de Dólares Linden (250 dólares Linden = 1$ ).

El aspecto económico es lo que más ha sorprendido a los creadores de
SL. Se estima que la economía de este universo digital está generando
un promedio de 500.000 dólares a la semana. A través de casinos, compra
y venta de terrenos o incluso ofertas de servicios sexuales, son las
vías más utilizadas por sus ciudadanos. El gran atractivo para muchos
es que los dólares Linden no se quedan en un simple número
sobreimpresionado en nuestra pantalla sino que a través de inversiones
en terrenos o comercios, podemos conseguir ofertas reales de otros
compañeros, tanto de compra de parcelas o de contrato publicitario para
colocar su marca en nuestro avatar.

El caso más sonado es el de Anshe Chung que saltó a la fama por conseguir 250 mil dólares
reales comprando y vendiendo terrenos en SL. Otro caso puede ser el de
la diseñadora de muebles Jennifer Grinnel, que actualmente obtiene
cuatro veces más de beneficios diseñando objetos y mobiliario para los
residentes de SL.

Toda una puerta hacia la libertad y la imaginación se nos abre en www.secondlife.com, que aún no tiene su versión en castellano pero sí en alemán, japonés, coreano y, por supuesto, inglés.

En la blogosfera:

Terrorismo en Second Life, Tinta fantasma
El Nobel de literatura Jose Saramago reflexiona sobre Second Life, Weplayonline

Image
Cambio dólares Linden a $ equivocado

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario